Beneficios del té negro

El té negro no sólo es una bebida maravillosa por su sabor sino porque posee muchos beneficios para la salud, como que es antioxidante, diurético, estimulante y astringente, entre otras propiedades.

Esta bebida es perfecta para fortalecer las defensas del cuerpo, así que en épocas en donde sueles caer enfermo es aconsejable tomar este tipo de té para mejorar tu sistema inmunológico.

El té negro ayuda a la relajación de los vasos sanguíneos, ya que contiene flavonoides, los cuales ayudan a la prevenir la oxidación del colesterol bueno (HDL), dificultando la formación de placas de ateroma. Además, ayuda a mejorar la capacidad de dilatación y contracción de los vasos sanguíneos y reduce el riesgo de ataques cardiacos.

Este té pasa por un proceso de elaboración que consta de cuatro etapas, entre las cuales está la fermentación, algo que hace que su sabor y su aspecto sean distintos del té verde.

A pesar de contener un índice más elevado de teína que el resto de tés, el té negro es rico en minerales como el cinc, calcio, cromo, magnesio, manganeso, hierro, potasio, fósforo, flúor y aluminio. Su contenido en teína alivia la fatiga y es capaz de aliviar un dolor de cabeza o cefalea cuando es por cansancio.

A corto plazo, el consumo de té puede notarse en el organismo, y es que es muy bajo en calorías y aporta una gran sensación de saciedad, por lo que es ideal para sustituir por otras bebidas que aportan mayores cantidades de calorías. Si decides dejar a un lado las bebidas gaseosas y sustituirlas por té negro verás una reducción inesperada en tu peso.

Como medicina, el té negro es un aliado a la hora de eliminar líquidos del organismo, así como para combatir la diarrea y la gastritis por su alta concentración de taninos. También reduce la absorción de azúcar en sangre y es una bebida perfecta para prevenir la diabetes y las caries.

En lo que se refiere a su uso cutáneo, muchas personas utilizan el té negro para la disminución de bolsas en los ojos. Para ello solo tendrás que calentar la bolsita de té en agua y dejar que se enfríe. Una vez fría puedes aplicarla en los ojos. También se utiliza en casos de conjuntivitis o vista cansada, aplicando el té en forma de colirio.

Como ves, el té negro no sólo es beneficioso por sus variadas propiedades que mejoran nuestro organismo sino también por sus beneficios físicos. Beber una taza de té negra diaria hará que te sientas y te veas mejor con el paso del tiempo.

Fuente: Que.es

ARB

Categoria: