Netanyahu promete "sorprender a los escépticos" que dudan del diálogo con palestinos