Para formar parte de la información

María Corina Machado's blog

Imagina ese día

María Corina Machado's picture

Hoy te despiertas, y lo primero que te enteras es que anoche Maduro y sus mafias salieron de Miraflores. Lo logramos; los sacamos.
¿Qué es lo primero que sientes? ¿Qué es lo primero qué haces? ¿A quién llamas? ¿Qué te pones, a dónde vas, qué es lo que gritas en la calle, a tu vecino? Llamas a tu hijo que está lejos, y le dices que prepare su maleta, que regresa a su país. Se acabaron los momentos especiales a través de una cámara de teléfono; ahora los abrazos y los sueños serán en persona, junto a su familia y sus amigos.

Nuestra fuerza

María Corina Machado's picture

Ya nadie duda que lo único que sostiene a Maduro es la violencia. Violencia física, emocional y comunicacional. El régimen se sostiene a punta de sembrar el terror, de chantajear con el hambre, de la amenaza, del espionaje y de la extorsión. Y de hacernos creer con propaganda y mentiras que tienen más fuerza que nosotros.

La verdad

María Corina Machado's picture

El horror como espectáculo. A eso ha llegado la tiranía. Se ufana de la tortura, de la degradación de la dignidad humana, del dolor ajeno. Llegaron al último nivel: torturan a sus secuestrados y lo muestran impúdicamente; como hacen los terroristas.

Es terrorismo de Estado. Y hay que decirlo así, porque la gente está harta de mentiras, de eufemismos, de excusas. Hay que hablar con la verdad y asumirla, aunque sea dura. Y lo es.

¡Fuera Maduro!

María Corina Machado's picture

Del colapso a la transición hay un paso: la salida de Maduro. Éste es el gran consenso nacional. El país está unido y clama una sola cosa: fuera Maduro ya. La gente está clarísima que el origen de esta tragedia y su solución, son consecuencia de la permanencia del régimen criminal en el poder.

No hay palabras, imágenes ni testimonios que puedan transmitir el grado de la devastación que el régimen narco-comunista le ha provocado intencionalmente a nuestra Nación, en sus tres componentes: población, instituciones y territorio.

El quiebre avanza

María Corina Machado's picture

Venezuela no tiene Presidente ni Comandante en Jefe. Y el régimen se quiebra. Es un proceso doloroso y peligroso, porque la dictadura sabe que está aislada, acorralada y fracturada.

A partir del 2014, cuando salimos a la calle a presionar por el fin de la tiranía, Maduro perdió la calle y se desenmascaró en toda su crueldad. La despiadada y televisada represión y tortura lo calificó de ahí en adelante y para siempre: dictador. Allí se quebró lo que había heredado de respaldo popular.

La dimisión

María Corina Machado's picture

Está clarísimo para la gente, tanto como para la comunidad internacional, que Maduro no saldrá con votos. El 30 de julio de 2017, cuando impusieron a sangre y fuego la constituyente cubana, y cometieron el mega fraude denunciado por sus -hasta entonces- aliados de Smartmatic, el régimen cerró esa vía.

El cambio necesario en Venezuela

María Corina Machado's picture

La inocultable gravedad de la situación venezolana acelera la urgencia de una transición política, que posibilite resolver la crisis humanitaria, restaurar el Estado de Derecho y reconstruir la economía, el tejido social y las normas fundamentales de convivencia democrática. La pregunta es entonces: ¿qué transición es posible en las condiciones imperantes y en función de los objetivos planteados?

Elecciones en dictadura

María Corina Machado's picture

Venezuela enfrenta la más difícil encrucijada histórica desde que es República. Los próximos días serán decisivos para avanzar en la transición hacia la democracia en paz, y con un inmenso esfuerzo comencemos a reconstruir el país, superando la profundización del colapso institucional y económico que actualmente conlleva una crisis humanitaria de terribles consecuencias para todos los venezolanos, e incluso para los países vecinos.

Las firmas de Maduro para Obama

María Corina Machado's picture

Dos trabajadores de la Corporación de Desarrollo de la Región Zuliana, fueron supuestamente despedidos esta semana, según denunció el secretario general de Fetrazulia. El dirigente sindical expresó que ello no se debió a faltas en sus responsabilidades o manejo irregular de los recursos de la empresa; su delito fue negarse a firmar la lista que Maduro ha ordenado recoger en contra de la orden ejecutiva del Presidente Obama, que estableció sanciones a violadores de derechos humanos en Venezuela.

El Acuerdo para la Transición

María Corina Machado's picture

Los venezolanos sabemos hoy muchas cosas. Sabemos cuánto hemos perdido en estos 16 años, sabemos lo que ha robado la cúpula corrupta en el poder; sabemos de dolor, de humillación y de indefensión. También sabemos que este régimen colapsó y que el cambio es inminente. Sabemos que depende de nosotros, los ciudadanos, avanzar en la transición en paz hacia la Democracia, y que esta lucha nos pondrá a prueba. A cada uno, al frente de su conciencia; y, en conjunto, ante la historia.

La Ruta a la Democracia: Tres etapas

María Corina Machado's picture

Paz, prosperidad y libertad. Tres aspiraciones profundas de la sociedad venezolana cuya realización nos ha sido arrebatada; y que sólo disfrutaremos al reconquistar la Democracia. El colapso ineludible del régimen, desenmascarado como dictadura militarista y mafiosa, es evidente para los venezolanos y, ¡por fin!, para la comunidad internacional.
La Ruta hacia la Democracia contempla tres etapas: el cambio de régimen, la transición hacia la Democracia y la reconstrucción nacional.

Es ahora

María Corina Machado's picture

Llegó la hora de la transición constitucional hacia la democracia. La aceleración de la debacle económica, social e institucional, ha logrado que la salida de Maduro, como primer e indispensable paso para solucionar la crisis política, sea un clamor nacional. Para avanzar, todos tenemos tareas que seguir cumpliendo.

De la debacle a la reconstrucción

María Corina Machado's picture

En 12 meses Venezuela es otra. En enero de 2014 el régimen alardeaba de los resultados electorales municipales y de su respaldo popular; lucía cohesionado, “guapo y apoyao”. La sociedad venezolana se veía desconcertada, triste, paralizada. Dentro y fuera del país pocos creían en un cambio político en el corto plazo.

Venezuela ya transita a la Democracia

María Corina Machado's picture

La fiscal enumera mis “culpas y violaciones” a la Constitución y a las leyes. Intento concentrarme en sus palabras, pero me atrapa su semblante. Pienso en su familia, ¿tendrá hijos? ¿Sabrán lo qué está haciendo su mamá? Dentro de poco tiempo, ¿cómo podrá justificar estas acciones? Las voces de la calle penetran en el despacho. Es la dignidad frente a la infamia; la dignidad que sube 8 pisos, la de los empleados públicos que se escabullen de sus oficinas y se une a la de los vecinos de La Candelaria, a la de los estudiantes, a la de mis colegas diputados.

Urgencia

María Corina Machado's picture

“La gente llora en las farmacias de Cumaná”, dice un joven visitador médico, a punto de llorar él también; minutos más tarde frente a la farmacia en la Plaza Miranda una mujer no puede contenerse. Me abraza desesperada porque lleva toda la mañana peregrinando por una medicina para su hija.
Es urgente, no aguantamos más. No hay excusa; ni para este desastre, ni para tolerarlo más. Han importado medicinas vencidas, triangulándolas vía Cuba. Las queman. No dejan huella del jugoso negocio. Lo han hecho con alimentos, semillas. Es indignante.

El clamor es colectivo

María Corina Machado's picture

El país fuera de control. El descalabro económico, físico e institucional se acelera y no hay propaganda o censura que lo oculte. No hay función pública que el régimen pueda atender; tampoco hay confianza en rectificaciones. Maduro es incapaz de enfrentar la creciente crisis que padecemos. Su permanencia sólo genera caos.

Carta a los Mandatarios reunidos en la CELAC

María Corina Machado's picture

Excelentísimos Presidentes y Jefes de Gobierno: Respetuosamente me dirijo a ustedes, para darles la más cordial bienvenida a nuestro país con motivo de la Cumbre de la CELAC. Sea propicia la ocasión para manifestarles nuestro más irrestricto apoyo a las iniciativas de integración regional, subregional y hemisférica. Estoy convencida que el apoyo decidido de los gobiernos democráticos es pieza fundamental para superar la pobreza, fomentar la inclusión y avanzar en la consolidación de un espacio de paz integrado frente a los desafíos que supone el siglo XXI.