Para formar parte de la información

Eduardo Fernández's blog

Trump vs Maduro

Eduardo Fernández's picture

A lo largo de estos veinte años transcurridos bajo el dominio del llamado Socialismo del siglo XXI ha resultado difícil construir una alternativa democrática capaz de sustituir al régimen imperante. Alternativa democrática que supone la existencia de una dirección política coherente, un programa atractivo, una organización eficiente en toda la geografía nacional y una estrategia inteligente para canalizar el gigantesco rechazo a las políticas del gobierno y el deseo, obviamente mayoritario, de lograr un cambio en la dirección política del país.

Diez puntos

Eduardo Fernández's picture

Primero, cambiar al gobierno. El país necesita un nuevo gobierno. Maduro no puede resolver la crisis venezolana. Al contrario, mientras más tiempo permanezca en Miraflores más grave será el sufrimiento de los venezolanos.

Segundo, el cambio de gobierno debe ser lo más pronto posible y lo menos traumático posible. Hay compatriotas que piensan que la violencia es inevitable. Hay otros que piensan que la violencia es conveniente y aconsejable. Yo sigo abogando por un cambio de gobierno lo más pronto posible y lo más pacífico posible.

Juventud venezolana

Eduardo Fernández's picture

El martes de esta semana se conmemoró el día de la juventud venezolana. Se recordó la gesta heroica de la batalla de la victoria, en la que la juventud de Caracas, estudiantes y seminaristas, bajo el liderazgo de José Félix Ribas, salió a combatir a las tropas del imperio español, dirigidas por el temible asturiano José Tomás Boves. Lo enfrentaron y lo derrotaron y, de esa manera lograron impedir que Boves, al frente de sus bárbaros, entrara en Caracas a perpetrar toda suerte de atrocidades.

La esperanza

Eduardo Fernández's picture
Tags: 

La esperanza es lo último que se pierde. Es un hecho evidente que muchos venezolanos hemos sentido renacer nuestras esperanzas en los primeros días de este nuevo año. El año pasado se desaprovechó una gran oportunidad para lograr un cambio electoral, democrático y pacífico. Este año se habla de nuevo de retomar la ruta electoral, esa ruta que produjo la notable victoria de la Alternativa Democrática en las elecciones parlamentarias de diciembre del año 2015.

El árbitro

Eduardo Fernández's picture

El acto de esos militares y la reacción de sectores y personalidades muy influyentes en la vida del país, contribuyeron a permitir que llegaran al poder y que a través de una Asamblea Nacional Constituyente, llegaran a lograr el poder absoluto.

Dentro de dos días se cumple un nuevo aniversario de aquella fecha, 27 años. Han sido años de retroceso, de división, de abusos, de arbitrariedades, de empobrecimiento, de miseria, de migraciones masivas de venezolanos hacia otros países en búsqueda de mejores horizontes.

Carta al Niño Jesús

Eduardo Fernández's picture

Cada pueblo tiene su manera de celebrar ese acontecimiento. En Venezuela tenemos el pesebre y la tradición de escribirle cartas al Niño para que nos traiga todo aquello que hace la vida amable. Mi carta al Niño Jesús es para pedirle diez cosas:

Primero : más y mejor democracia. Quiero una Venezuela sin presos políticos, sin exiliados, sin perseguidos. Una Venezuela en donde se respete el estado de derecho y la primacía de la Constitución Nacional.

Ética

Eduardo Fernández's picture

El próximo gobierno tendrá que promover y liderizar una gran revolución moral en Venezuela.

Siempre hemos tenido corrupción en nuestro país. Sin embargo, en los últimos veinte años la corrupción ha alcanzado niveles escandalosos. Nunca había habido tanta corrupción en Venezuela como la que se ha hecho presente desde que irrumpió el llamado socialismo del siglo XXI.

La pobreza

Eduardo Fernández's picture

No hay manera de explicar que un país que ha contado con tantos recursos no haya sido capaz de resolver satisfactoriamente la cuestión de la injusta distribución de la riqueza y, sobre todo, de las oportunidades.

Democracia

Eduardo Fernández's picture

Tenemos que lograr para Venezuela “más y mejor democracia”. Eso quiere decir, para ponerlo en términos muy simples, hacer prevalecer el estado de derecho, la primacía de la Constitución Nacional, el respeto y acatamiento de la ley por parte de todos los ciudadanos, desde el Presidente de la República hasta el más modesto habitante de nuestro país.

Venezuela mañana

Eduardo Fernández's picture

Cuando asumí la defensa de la Constitución Nacional y de la democracia frente al intento de golpe de estado del 4 de febrero de 1992 recuerdo que hubo varias personas que criticaron mi conducta con el argumento de que nada podía ser peor que el gobierno de Carlos Andrés Pérez. Todos los problemas que tenía el país se resolverían si salíamos de Pérez.

Salimos de Pérez no como consecuencia de la conspiración militar, afortunadamente, sino como consecuencia de la conspiración civil y todos los problemas que existían, se agravaron.

Ninguno se resolvió. Todos se agravaron.

¿Nueva Constitución?

Eduardo Fernández's picture

Me opuse a la Constituyente de 1999. Sabía que esa convocatoria no era con el propósito de redactar un nuevo texto constitucional sino que era el instrumento para asegurar el poder absoluto en las manos del nuevo caudillo que, inexplicablemente, acababa de ser elegido Presidente de la República.

Fernando Albán

Eduardo Fernández's picture

La Iglesia Universitaria estaba llena de gente y de sentimientos para honrar la memoria del concejal Fernando Albán. La liturgia religiosa la celebró el cardenal Jorge Urosa Savino, fueron co-celebrantes el nuncio apostólico de Su Santidad Monseñor Aldo Giordano, decano del cuerpo diplomático y monseñor Raúl Biord obispo de la Guaira y Vicepresidente de la Conferencia Episcopal.

Fascismo

Eduardo Fernández's picture

La semana pasada escribí un breve comentario sobre el libro de Bob Woodward llamado Miedo. Hoy quiero hacer una crónica sobre otro libro de mucho impacto en la opinión pública norteamericana y mundial. Se trata del libro de Madeleine Albright titulado Fascismo, una advertencia.

Miedo

Eduardo Fernández's picture

Uno de los más prestigiosos periodistas norteamericanos, Bob Woodward, acaba de publicar un libro llamado “Fear” (Miedo) que está causando un gran revuelo en la opinión pública de aquel país.

Confianza

Eduardo Fernández's picture

La convivencia social supone un clima de confianza. Para que el mundo funcione tiene que haber confianza entre los grandes líderes que dirigen las naciones. Para que un país funcione tiene que prevalecer un clima de confianza. Confianza entre los dirigentes y los dirigidos. Confianza en las instituciones que rigen la vida en común. Confianza en la honestidad y en la rectitud de los gobernantes. Confianza en la administración de justicia, en los tribunales, en los jueces.

Pausa

Eduardo Fernández's picture

He venido publicando cada semana un artículo en el que he procurado, en pocas líneas, expresar mis ideas sobre acontecimientos nacionales y, a veces, internacionales. Hoy les anuncio a mis amables lectores que haré una pausa, me tomaré unos días de reflexión.

He considerado conveniente dejarles unos pensamientos que me han parecido apropiados, útiles y pertinentes para los tiempos que vivimos. Los he tomado de la Sagrada Escritura.

La Agenda II

Eduardo Fernández's picture

Hoy inicio una reflexión sobre el cambio económico. La economía venezolana está en una situación de catástrofe total, víctima de las dos enfermedades más graves que puede tener una economía: inflación (hiperinflación) y recesión.

La semana pasada comencé mi artículo diciendo: “Algún día, más temprano que tarde, saldremos de esta pesadilla. Ya vamos acercándonos a los 20 años de gobierno del socialismo del siglo XXI y los resultados no pueden ser más catastróficos”.

Felicidad

Eduardo Fernández's picture

“El hombre es un ser para la muerte”. Es la frase del famoso filósofo alemán Martin Heidegger en su obra Ser y Tiempo. Encuentro esa frase muy pesimista. Prefiero pensar que el hombre fue creado para la vida, todos hemos sido creados para ser felices. Nuestra auténtica vocación, es la felicidad. El libro de la sabiduría dice que: “Dios creó al hombre para que nunca muriera, porque lo hizo a imagen y semejanza de sí mismo”.

Conferencia Episcopal Venezolana

Eduardo Fernández's picture

Si de algo tenemos que dar gracias a Dios los venezolanos de este tiempo, es de contar con una Conferencia Episcopal como la que tenemos y de unos pastores como los que están al frente de las diócesis y arquidiócesis de la República.

Venezuela es un país de tradición católica. La mayoría de los venezolanos nos declaramos católicos. No siempre esa declaración viene acompañada con una participación efectiva en todo lo que supone ser miembro de la Iglesia Católica.

Escenarios

Eduardo Fernández's picture

Habida cuenta de todo lo ocurrido desde el triunfo electoral de la oposición en diciembre del 2015, toca ahora rectificar errores y examinar escenarios... Primer escenario: lo llamaría, el escenario ingenuo. Maduro tiene un arrebato de inteligencia y de patriotismo. Entiende la magnitud de la crisis y la imposibilidad de su gobierno para resolverla y decide separarse del poder. Se organiza un gobierno de transición que prepara unas elecciones transparentes. Se elige un nuevo gobierno y seguimos adelante.

Fútbol

Eduardo Fernández's picture

Comenzó el mundial de Fútbol. El mundo entero se paraliza por un mes para disfrutar de la competencia de los grandes equipos de todos los continentes. El Fútbol es una maravilla.

En Europa, cada cierto tiempo, los países más civilizados de la tierra se dedicaban al deporte salvaje de la guerra, a matarse entre sí.

Amor

Eduardo Fernández's picture

Hoy se me ocurre hablar del amor. Creo que una de las manifestaciones de la crisis venezolana tiene que ver con la crisis de afecto, con la falta de amor.El cristianismo trajo al mundo un mandamiento nuevo. El mandamiento del amor. “Que os améis los unos a los otros como yo los he amado. En eso reconocerán que son mis discípulos”.

Contra corriente

Eduardo Fernández's picture

A través de toda mi vida, me ha tocado nadar contra corriente. Cuando me inicié en la política, la corriente predominante decía que la política era una actividad sucia, reservada para bribones y estafadores. En esos días leí una frase del papa Pio XII según la cual “la política es la forma más excelsa de la caridad después de la religión”. Entonces decidí, nadando contra la corriente, perseverar en la política.

Pages