Para formar parte de la información

Yoani Sánchez's blog

El enemigo no está a 90 millas de Cuba sino en las colas

Yoani Sánchez's picture

"Serán sancionados con 180 días de prisión los especuladores y acaparadores de productos", se lee en el texto de una legislación que podría haber quedado aprobada esta semana, si no fuera porque su fecha de entrada en vigor es el lejano 1962. Desde entonces, y por casi seis décadas, los revendedores han sido presentados por el discurso oficial cubano como los causantes de un desabastecimiento del que, en realidad, son un efecto no deseado pero necesario.

De generales a gerentes, los que podrán crear 'Pymes' en Cuba

Yoani Sánchez's picture

Desde hace más de dos décadas, cuando se autorizó el ejercicio del trabajo privado en Cuba, una de las demandas más repetidas por los emprendedores ha sido crear medianas y pequeñas empresas. La economía tuvo que tocar fondo para que las autoridades impulsen las llamadas pymes, aunque sin aclarar aún los requisitos que se exigirán para fundarlas.

Había comida pero no nos tocaba

Yoani Sánchez's picture

Cuando salió el sol este lunes 20 de julio, cerca de 250 personas ya aguardaban a las afueras de la tienda de Boyeros y Camagüey, en La Habana, para comprar alimentos y productos de aseo en divisas. Desde la pasada semana, cuando el oficialismo cubano confirmó lo que ya los medios independientes habían adelantado, el inicio de la venta de comida en monedas extranjeras a través de tarjetas magnéticas ha monopolizado las conversaciones y la indignación.

Vulnerar la correspondencia privada, una rutina en Correos de Cuba

Yoani Sánchez's picture

El sobre estaba colocado sobre el buzón de entrada de nuestro apartamento. El cartero nunca tocó el timbre, nadie avisó de que había alguna carta por recoger, pero allí estaba. Mi primera sensación fue de sorpresa, luego de alivio de que finalmente y después de meses sin recibir ni un telegrama, alguna correspondencia pudiera llegar a la "maldita" dirección donde vivo.

La protesta abortada

Yoani Sánchez's picture

Iba a ser un martes como cualquier otro en medio de las restricciones impuestas en La Habana por la pandemia. Un día de largas colas para intentar comprar comida, de caminar enormes distancias a falta de transporte público y de llamar a los amigos para saber si están bien de salud y si el coronavirus no había tocado a sus puertas. Pero, la represión oficial para evitar una protesta pacífica hizo que la última jornada de junio rompiera el molde de cualquier rutina.

Revisión histórica y "los intocables" cubanos

Yoani Sánchez's picture

Son tiempos de estatuas sacadas de las plazas, de nombres históricos cuestionados y de intensos debates sobre la manera en que miramos el pasado, pero –como con tantas otras tendencias– estas polémicas que se extienden por el mundo apenas llegan a Cuba. En un país con demasiadas figuras públicas "intocables", pensar siquiera en un proceso de revisión de los sucesos y sujetos nacionales del último medio siglo suena a lejana utopía.

Las mascarillas no son mordazas

Yoani Sánchez's picture

Mientras el coronavirus hace estragos en América Latina, otro enemigo -no tan pequeño- también gana terreno. El autoritarismo aprovecha la emergencia sanitaria y el temor de los ciudadanos para recortar libertades, aplastar derechos e imponer el férreo control sobre la vida cotidiana. En pocas semanas hemos retrocedido años y los pasos atrás pueden acelerarse en los próximos días.

Los médicos cubanos arriesgan sus vidas para escapar de las carencias

Yoani Sánchez's picture

Los aplausos se sintieron por todas partes. Este domingo a las nueve de la noche, una ovación recorrió Cuba, en homenaje al personal sanitario que está en la primera línea de enfrentamiento al covid-19. Como en otros países afectados por la pandemia, la gente ha querido reconocer el sacrificio de los médicos, que en Cuba no solo deben lidiar con el riesgo de contagiarse, sino también con el deterioro material de los hospitales y los bajos salarios.

Autoritarismo y coronavirus, dos males que se juntan

Yoani Sánchez's picture

Invisible y potencialmente mortal. Así es el enemigo que mantiene en jaque al mundo. Cuba confirmó oficialmente este miércoles 11 que tres turistas italianos dieron positivo por coronavirus y es de esperar que en los próximos días aumente el número de contagios y que las autoridades tomen medidas de gran impacto social. Un sistema autoritario funciona como un permanente cuartel o como un hospital de campaña, por lo que tiene algunas "ventajas" ante una epidemia si se compara con las democracias.

La jaula se deteriora

Yoani Sánchez's picture

Nací y pasé parte de mi infancia en una cuartería de Centro Habana. Recuerdo aquellas noches de irme a la cama y sacudir de las sábanas el polvo que caía de los techos deteriorados. También me acuerdo del cuidado al subir las escaleras porque un trozo de pared amenazaba con desprenderse, de los palos que apuntalaban algunas zonas y del olor permanente a humedad y aguas albañales que salía de las tuberías en mal estado.

La arrogancia de la policía política cubana

Yoani Sánchez's picture

En la última década varias han sido las grabaciones de interrogatorios policiales que los activistas cubanos han logrado hacer y sacar a la luz. En muchas de ellas se escucha a oficiales de la Seguridad del Estado intimidar, amenazar y comportarse como dueños y señores de todo el país, por encima de las leyes, de la vida humana y de los derechos ciudadanos. Pero el audio logrado por el fotógrafo Javier Caso durante una “entrevista” con la policía política tiene un valor incalculable como testimonio y como radiografía de toda una época.

La isla de los pronósticos imposibles

Yoani Sánchez's picture

Los cubanos hemos aprendido a vivir rodeados por la incertidumbre, sin la seguridad de conocer hacia dónde va el país ni lo que nos depara el futuro inmediato. La imposibilidad de hacer pronósticos se hace más evidente en fechas como esta, cuando diciembre se termina y las preguntas sobre el próximo año llenan los encuentros familiares y las conversaciones en la calle. ¿Cómo será el 2020? ¿La crisis económica arreciará o llegará la tan esperada estabilidad? ¿Habrá algún atisbo de apertura política?

El año de las mujeres en América Latina

Yoani Sánchez's picture

Los analistas darán otros nombres a este 2019 que está a punto de terminar. Quizás lo etiqueten como un tiempo de grandes estallidos sociales en América Latina o como los 12 meses de un estancamiento económico que ha afectado a buena parte de las naciones que componen el continente. Pero, en realidad, este ha sido el año de las mujeres en esta región, un momento de reivindicaciones para poner fin a la violencia machista que tanto nos afecta y limita como sociedades.

Las muchas máscaras de La Habana

Yoani Sánchez's picture

La Habana fue una ciudad de carnavales y de máscaras. Aunque los tiempos del jolgorio pasaron hace mucho, a esta urbe la cubren -cada vez que hace falta- convenientes capas de maquillaje. Hace años, cuando un papa visitó la isla, las autoridades pintaron las fachadas y limpiaron las calles por las que transitaría la caravana de Su Santidad desde el aeropuerto hasta el casco histórico, una parcial restauración que no escapó del humor popular, que rebautizó la ruta como la vía Sacra.

Un muerto que pesa demasiado

Yoani Sánchez's picture

El día en que Fidel Castro murió, llamé a mi madre para darle la noticia. Esperé largos minutos mientras el teléfono me devolvía un timbre monótono y molesto. Esa noche del 25 de noviembre de 2016 solo atiné a decir una breve frase cuando una voz me respondió al otro lado: “Se murió”. No hacía falta nada más, nadie había copado tanto nuestras vidas como para poder ser aludido sin necesidad de mencionar su nombre. La respuesta de mi madre no pudo ser más significativa: “¿Otra vez?”

Un barómetro para medir la corrupción en América Latina

Yoani Sánchez's picture

Sonríen, beben unas copas y unos billetes se deslizan de mano en mano y con ellos también intercambian favores, alianzas, ofrecen privilegios en licitaciones y mueven las aguas políticas locales. La escena podría estar ubicada en cualquier parte de América Latina, un continente que sigue atenazado por las prácticas corruptas, los malos manejos de fondos públicos y la compra de votos.

Un país pendiente de un barco

Yoani Sánchez's picture

Siempre nos han prometido un Santo Grial. A finales de la década de los 60, el corazón de toda Cuba latía al ritmo de la llamada Zafra de los Diez Millones, mientras que en los años de la crisis económica conocida como Período Especial, la esperanza se centró en el Plan Alimentario que llenaría los platos y contentaría los estómagos. Ahora, todas las ilusiones de 11 millones de personas se aferran a que los barcos de combustible venezolano lleguen, atraquen y descarguen su preciosa carga en esta Isla.

De conveniencias y geografías

Yoani Sánchez's picture

La torpe estrategia de comunicación de los funcionarios oficiales en las redes sociales ha tenido esta semana otro tropiezo. Esta vez la metedura de pata ha corrido a cargo de la ministra de Educación, Ena Elsa Velázquez, quien ha dirigido sus palabras contra los emigrados. "Los que no viven en Cuba no tienen derecho a criticarnos", escribió este sábado en su cuenta de Twitter.

La red inalámbrica que pone en jaque al oficialismo cubano

Yoani Sánchez's picture

Sus usuarios no pueden hablar de política ni de religión, pero aún así la Street Network (SNet), que conecta a decenas de miles de cubanos a través de la señal wifi, se ha convertido en un espacio de libertad y de confluencia ciudadana. Esta telaraña virtual, donde se juega, chatea e intercambia contenido, está ahora mismo en el ojo de los censores oficiales tras la entrada en vigor el pasado 29 de julio de una nueva legislación que regula el uso del espacio radioeléctrico en la Isla.

La red inalámbrica que pone en jaque al oficialismo cubano

Yoani Sánchez's picture

Sus usuarios no pueden hablar de política ni de religión, pero aún así la Street Network (SNet), que conecta a decenas de miles de cubanos a través de la señal wifi, se ha convertido en un espacio de libertad y de confluencia ciudadana. Esta telaraña virtual, donde se juega, chatea e intercambia contenido, está ahora mismo en el ojo de los censores oficiales tras la entrada en vigor el pasado 29 de julio de una nueva legislación que regula el uso del espacio radioeléctrico en la Isla.

Ricky se fue a ritmo de reguetón

Yoani Sánchez's picture

"Se tenía que ir y se fue". Con estas palabras me da la bienvenida el taxista. No hace falta nombre, ni detalles, porque en las calles de Puerto Rico todos saben de quién habla. Mientras conduce por San Juan, el chofer me cuenta cómo "la gente botó" al gobernador Ricardo Rosselló después de días de protestas, en los que la indignación y el reguetón se dieron la mano.

La "maldita circunstancia" del plástico por todas partes

Yoani Sánchez's picture

El turista termina de comer frente al mar y el viento se lleva el plato desechable que hasta hace un segundo estuvo sobre la mesa. A pocos metros, una familia local consume refresco desde una botella de polietileno tereftalato (PET) que poco después terminará en las aguas del Caribe. Toda América Latina tiene por delante una de sus más duras batallas medioambientales, aquella que debemos librar contra los residuos de plástico de un solo uso que terminan en la naturaleza, pero hay naciones donde apenas se ha librado la primera escaramuza.

Chernobyl y la reconstrucción de la memoria

Yoani Sánchez's picture

Tenía 10 años y mi mundo era del tamaño de las Matrioskas que adornaban la sala de mi casa. Corría 1986 y en Cuba vivíamos otra vuelta de tuerca de la estatización con el proceso de rectificación de errores y tendencias negativas, mientras la prensa oficial alcanzaba sus cotas más altas de secretismo. En abril de ese año ocurrió el accidente de Chernóbil, en Ucrania (entonces en la Unión Soviética), un desastre nuclear del que fuimos -junto a los soviéticos- los últimos en enterarnos.

"Chernobyl" y la reconstrucción de la memoria

Yoani Sánchez's picture

Tenía 10 años y mi mundo era del tamaño de las Matrioskas que adornaban la sala de mi casa. Corría 1986 y en Cuba vivíamos otra vuelta de tuerca de la estatización con el proceso de rectificación de errores y tendencias negativas, mientras la prensa oficial alcanzaba sus cotas más altas de secretismo. En abril de ese año ocurrió el accidente de Chernóbil, en Ucrania (entonces en la Unión Soviética), un desastre nuclear del que fuimos -junto a los soviéticos- los últimos en enterarnos.

Pages