Para formar parte de la información

David Bonyuet's blog

El enemigo es rojo rojito

David Bonyuet's picture

Si es verdad lo del 'Potro' como director del improvisado hospital Poliedro, la guachafita del supermercado iraní, el mercadeo por terminales de cédula y el esquema 7-7, Infiernozuela confirmó que es un país bizarro. Pero si quedaban dudas, pues la pelea entre diferentes líderes de la resistencia indica que hemos perdido el norte. Aquí el único enemigo es rojo rojito y todas nuestras energías deben ser para sacarlo a como dé lugar.

El colmo de la miseria

David Bonyuet's picture

El libertador Simón Bolívar dijo una frase profética “llamarse jefe para no serlo es el colmo de la miseria”... muy aplicable a estos tiempos, ¿sabrá Guaidó su significado? Ramón Aveledo nos hizo entender porque el chavismo ha durado tanto: “ojalá la iniciativa noruega sea recibida con madurez y responsabilidad por todos los actores venezolanos. Las diferencias entre nosotros existen y no discuto su legitimidad” … (muy interesante que no discuta la “legitimidad del usurpador colombiano”).

La digna inconsistencia

David Bonyuet's picture

Mientras Stalin González aseguró que “queremos que Maduro tenga una salida digna” a los guerreros migrantes que intentan volver a Infiernozuela los acusan de bioterrorismo por entrar por los caminos verdes. Parece que el ensañamiento es porque los “entrantes” evaden el chantaje que exigen en todas las alcabalas de la frontera; el régimen narco terrorista solo ha sabido explotar el crimen en todas sus dimensiones dignatarias.

La legítima sinvergüenzura

David Bonyuet's picture

Mientras el personal médico está siendo diezmado en Infiernozuela por el coronavirus, sin recursos ni apoyos de nadie, parece que el legítimo ha olvidado donde puso los $20 millones destinados a comprar material de salud y también se olvidó de los $100/mes para el personal médico. La legítima contraloría no está funcionando y solo avanza la indetenible legítima corrupción.

El suicidio de los políticos

David Bonyuet's picture

En cualquier lugar del mundo, los testigos de un crimen violento que prefieren permanecer en silencio, sin actuar o llamar a la justicia serían condenados como cómplices necesarios. Nada diferente en la tragedia en Infiernozuela: un régimen criminal y un silencio de acciones ensordecedor.

Los suicidios en Infiernozuela aumentaron un 81 % sin duda porque no hay esperanzas ni de que el conglomerado criminal se canse de robar, ni de que el gobierno legítimo haga un llamado de auxilio. ¡Se están perdiendo todas las esperanzas!

La guerra de campañas mediáticas

David Bonyuet's picture

Las acusaciones contra funcionarios en la Embajada de Venezuela en Panamá de demuestran la putrefacción va por dentro. El gobierno legítimo invierte inmensas cantidades de tiempo y recursos defendiendo su inservible incapacidad. Tal es el punto que sus prominentes comentaristas de imagen (no se les puede llamar periodista a quien solo defiende hechos imaginarios) buscan reforzar la posición que Trump adora al pasante en turno y solo quiere elecciones con el conglomerado criminal. Algo así como que el imperio estaría feliz si Sadam Hussein hubiese sido sacado con votos.

Tareas pendientes

David Bonyuet's picture

La beatificación de José Gregorio Hernández nos demuestra que los milagros sí ocurren y tanto es así que solo llegan buenas noticias de Cabo Verde. Pero seamos sinceros, ni que caigan todos los testaferros, ni que impongan todas las sanciones será suficiente para que este régimen caiga. Hay mucha tarea pendiente ... y lo peor es que no se está haciendo.

¡Qué chévere esta usurpación!

David Bonyuet's picture

Pareciera una contradicción infinita, pero en el chavismo hay una normalidad absoluta: siguen robando, chantajeando, destruyendo, secuestrando, expropiando, torturando... sin que nada ni nadie los detenga. No hay que ser injustos, el supuesto interino apareció en una cola para dar puñitos con los desesperados clientes que esperaban gasolina por horas sin moverse... y les quedó una sensación bien chimba: ¡qué chévere esta usurpación!

Sabotaje interno

David Bonyuet's picture

Las víctimas de la operación Gedeón no son las únicas que han sido estafadas en su legítima y sincera lucha por la libertad de Infiernozuela. Todos los sobrevivientes de Venezuela hemos sido engañados miserablemente por unos politiqueros. Si usted cree que AD, PJ, UNT y VP están buscando acabar con el chavismo, usted sufre del sabotaje interno que nos ha hecho creer a todos que hay una fuerza opositora. Amigo lector, lo reto a revisar las promesas de las elecciones parlamentarias del 2015: ¿que han cumplido hasta ahora?

No vale, yo no creo

David Bonyuet's picture

Tan culpable es el verdugo que tortura, como el "testigo legítimo" que viendo la violencia en sus narices, sabiendo el dolor del afectado, conociendo la incapacidad de la víctima para defenderse, oyendo el tormento del damnificado, entendiendo la cantidad de caídos por culpa del despiadado conglomerado criminal, comprendiendo que no hay forma que los sobrevivientes de Venezuela puedan solos cambiar su destino, entonces prefiere ¡NO HACER NADA! ...aunque tiene el apoyo de 60 países. Pero ahí siguen algunos ilusos diciendo "no vale, yo no creo".

Hemos perdido el tiempo

David Bonyuet's picture

Si pudiéramos retroceder cinco años atrás, ¿cuál era la estrategia de la oposición? ¿Que se iba a hacer hace 10 años atrás? ¿Y hace 15 años? ¿Que decía la oposición legítima hace 20 años? ¡Hemos perdido el tiempo!: palabras más, palabras menos, ellos defendían ante el mundo diciendo que la salida era democrática. ¡Todo el tiempo! ¿Algo ha cambiado? No. ¿Ha funcionado? No.

El único país del mundo

David Bonyuet's picture

Aunque usted ya lo sabia, ¡Maduro es el dictador más feliz del mundo!: tiene a todo el país sometido en la más absoluta miseria, con las peores desgracias, muriendo a diario miles y miles de venezolanos, masacres y alzamientos de pranes por doquier pero ¡NADA PASA!... y Guaidó todavía asegura que no necesita a nadie de afuera, solo falta que diga que él solito puede y lo resuelve con una sola mano. Mientras tanto el enano siniestro amenazó a la Academia de Ciencias Venezolana por informar sobre el CoronaVirus con la “Operación Tun Tun”.

La operación confusión

David Bonyuet's picture

Infiernozuela vive una espiral de confusión y terror. He visto con tristeza burlas e incluso insultos a los valientes guerreros que participaron en la Operación Gedeón. Por el otro lado, Wilexis lanza mensajes de defender su causa y recibe el apoyo de algunos despistados. Hay que aclarar las cosas: este régimen no cae por las buenas, pero no podemos apoyarnos con los malos ... y aquí hay que aclarar quien es muy malo, pues en este infierno todos somos sospechosos.

Fin de mundo

David Bonyuet's picture

Si alguien hace 5 años nos hubiese dicho que la gasolina en Infiernozuela iba a costar más que en el imperio mesmo, todos habrían dicho ¡fin de mundo! Hoy en día, el bachaqueo gasolinero es como la sanguijuela chavista, le chupa la sangre a sus víctimas sin piedad. Pero es que con todas las refinerías paralizadas, la producción en cuarentena y el precio de la cesta básica en dólares esto se lo llevó el diablo.

Expropiado el sentido común

David Bonyuet's picture

Los sobrevivientes de Infiernozuela no tienen esperanzas. El legítimo entiende que “convirtieron al país más rico de la región en un infierno. Saldrán de ahí, ya el sacrificio ha sido suficiente” ... curiosamente no informa de ninguna acción concreta. ¿Acaso van a salir solos? El régimen sigue expropiando a paso de campeones, bajo las narices de Guaidó pero él ya se acostumbró; como me dijo un amigo el salario los tiene locos. Esta pasantía de Guaidó como presidente interino no ha servido de nada y solo ha enfatizado que promete mucho y no cumple.

La guachafita rumbeante

David Bonyuet's picture

Tenemos al usurpador contento con Netflix y al interino con serenata. ¡Esta guachafita no funciona! He tenido muchos intercambios de opinión con otros paisanos que me aseguran que ya han hecho todo lo que han podido por Venezuela: “mi responsabilidad es votar, firmar y marchar”, otros aseguran que “yo no marcho, hasta que ellos actúen”, otros más radicales me dicen “si los políticos no piden intervención, ¿por qué lo voy a hacer yo?”. Entonces la iniciativa de unificar a la Sociedad Civil se ve cuesta arriba, cuando nosotros mismos ya hemos tirado la toalla.

Sin Guerra ni paz

David Bonyuet's picture

Juan Guaidó calificó de “retroceso” una posible intervención militar en Venezuela... o sea, es un retroceso a sus aspiraciones personales. Una confesión que demuestra que sus llantos en Madrid eran de mentira; que sus mensajes de “solos no podemos” eran una burla; que la idea de “todas las opciones están siendo consideradas” un miserable embuste y que la posibilidad de que él pidiese “intervención militar” era un chiste: ¡jamás lo hizo y jamás lo hará! El gobierno legítimo solo quiere proteger al conglomerado criminal.

Tun tun versus tic tac

David Bonyuet's picture

En el enfrentamiento a cámara lenta entre el conglomerado criminal y sus tun tunes, contra el conglomerado de conchupantes con sus tic tacs, los venezolanos están desanimados, desesperanzados y decepcionados. La propuesta del Norte no ayuda al enfermo, pues sacando a los dos payasos solo deja un circo de enanos. ¡Vamos muy mal y vamos a peor!

La pandemia chavista

David Bonyuet's picture

Hace unos pocos días unos líderes 'y que' opositores suplicaban un diálogo con el régimen para 'y que' conseguir apoyos financieros, obviamente para los bolsillos de chavistas. Venezuela no ha superado su crisis, pues ¡los culpables están en la oposición! Resulta muy esperanzador que en estos tiempos de crisis mundiales, con una recesión económica sin precedentes, USA da un espaldarazo a Venezuela poniendo precio a la peste chavista.

Llamando al Bravo Pueblo

David Bonyuet's picture

¿Existen demócratas a prueba de virus? Hasta ahora Maduro le lleva la delantera al interino en término de acciones y demuestra que lleva control del país entero. A Guaidó solo le queda pedir, "por favor, sigan las recomendaciones del usurpador". Chiste aparte, Infiernozuela ahora será peor que un purgatorio. No hay forma de describir la muerte lenta en medio de la calamidad chavista: sin agua, fallas eléctricas o comunicacionales, ausencia de alimentos, un sistemas de salud en colapso... todo por culpa de no haberse ejecutado el "cese de usurpación".

La burbuja opositora

David Bonyuet's picture

En Caracas se sienten dos realidades, o más bien un espejismo y una desgracia: los bodegones muy bien surtidos con sus precios en dólares no permiten saber si esa tienda es del imperio mesmo o la revolución fue invadida por los gringos capitalistas. La triste realidad es que los venezolanos de a pie solo ven una inflación que marcha a paso de campeones y lo peor de todo aunque parezca insólito: ¡la inflación es en dólares! El resto de Infiernozuela vive un eterno purgatorio, totalmente olvidados por la dirigencia que muy cómoda llaman a protestar.

Los errores de concepto

David Bonyuet's picture

Hay graves errores de concepto en la oposición legítima, quienes gritan elecciones democráticas, justas e imparciales. Al legítimo le quitaron la cédula en sus narices, pero si va a defender “elecciones libres”; meten preso injustamente a su tío, pero las elecciones democráticas serán “justas” y después lo amedrentan en público por todo el aeropuerto, pero asegura que las votaciones del país serán “imparciales”. Se ve y se siente: ¡esto no sale por las buenas!

Atención con esto

David Bonyuet's picture

Después que el Comando Sur afirmó: “necesitamos fuerzas militares enfocadas y persistentes” contra Maduro, el mejor amigo de Venezuela le dijo al mundo “al régimen de Maduro hay que destruirlo y aplastarlo”. Nada de conchupancias, diálogos ni elecciones en dictadura. Dios quiera que la promesa de Guaidó sea realidad: “nuestra lucha es hasta lograrlo”.

El entorno de Juan Guaidó y su mezquindad

David Bonyuet's picture

Entre lágrimas y moco suelto, el superhéroe de Guaidó se arrodillo para confesar su culpa y arrepentimiento sobre los niños que fallecieron en el JM de los Ríos, la muerte de la diputada Addy Valero y de todos aquellos que han perdido la vida durante su primer año en el interinato: “sé que ya es tarde para ellos. Les pido perdón”. Un acto teatral idéntico al de Chávez quien llorando pidió indulgencia. Lamento tener que decir que fueron lágrimas de cocodrilo.

Pages