Para formar parte de la información

Mitzy C. de Ledezma's blog

Peor que ayer

Mitzy C. de Ledezma's picture

Quienes no somos expertas en esos menesteres de las ciencias económicas logramos comprender la disensión de la crisis venezolana cuando escuchamos análisis enjundiosos de profesionales experimentados y bien formados como Miguel Rodríguez. Con él tuvimos la oportunidad de conversar ampliamente, junto a Antonio, sobre las estrategias que se pusieron en marcha para lograr el exitoso proceso de renegociación de la deuda pública venezolana a comienzos de la segunda administración del expresidente Carlos Andrés Pérez. Relata Miguel Rodríguez, que “el descuento logrado fue superior al 70 %”.

El espejo de Venezuela

Mitzy C. de Ledezma's picture

Los males del populismo están esparcidos por todos los continentes. Ya no se puede localizar su epicentro en países latinoamericanos, donde décadas atrás, las espadas militaristas se imponían, dando paso en algunos casos, a los caudillos que propugnaban esa perversa manera de entronizarse en el poder.

Repudio planetario

Mitzy C. de Ledezma's picture

Desde que se comenzaron aplicar las sanciones personalizadas que tocan a los miembros de las mafias lideradas por Maduro, surgieron dudas respecto a la eficacia de las mismas. Se llegó a decir incluso, que tales medidas no eran más que “un saludo a la bandera”, que no pasaría de ser un simple e inofensivo ataque mediático.

Tranquilo y con impunidad

Mitzy C. de Ledezma's picture

En la medida en que se desvanece la amenaza creíble de sacar a Maduro y a su camarilla por la fuerza, todo el elenco de la narcotiranía “duerme a pierna suelta”. Cilia, comenta entre sus más cercanos servidores que “Nicolás duerme como un bebe”. No lo dudo. Porque a Nicolás no le da frío ni calor saber que murió la señora Salazar en Colombia, por su enfermedad de cáncer de mama que no pudo ser atendida a tiempo en Venezuela. A Maduro no se le estremece ni un músculo ni se le mueve un pelo. Él es así, imperturbable ante el dolor ajeno.

El arte como tragedia

Mitzy C. de Ledezma's picture

Cuando Hugo Chávez ingreso a aquel quirófano cubano, un escalofrío le estremeció todo su debilitado esqueleto. Sintió que aquel cubículo apertrechado de equipos quirúrgicos y cables conectados a maquinas que no dejaban de chillar, era un ataúd en el que terminaría sus días; lejano de su Sabaneta y traicionado por los que simulaban ser sus mas fieles veladores.

¿Cuál sorpresa?

Mitzy C. de Ledezma's picture

Nadie debería sorprenderse de las arbitrariedades cometidas, en vida, por Hugo Chávez y ahora por su carnal Maduro. Ambos fueron responsables de las asonadas militaristas perpetradas durante los días 4 de febrero y 27 de noviembre del año 1992. Ese fue el epicentro de este terremoto político que ha estremecido a nuestro país, al extremo de dejar en ruinas sus instituciones fundamentales, fracturar sentimentalmente a los venezolanos y ocasionar un daño moral de grandes disensiones, ojalá no irreparable.

Nadie se rinde

Mitzy C. de Ledezma's picture

Comenzamos un nuevo año, una nueva oportunidad para mantener firme la lucha, pensando que esta vez sí saldremos de esa narcotiranía que oprime a nuestro país.

Otra conducta sería la de “tirar la toalla”, como se dice en el argot boxístico, para dar por terminada la pelea, o sea rendirse ante el adversario.

Analicemos algunas realidades que experimentamos en el año que hemos clausurado:

Las primaveras

Mitzy C. de Ledezma's picture

Cuando el 23 de mayo de 1968, en familia, celebrábamos mis 18 cumpleaños, el tema predominante de conversación, entre mis padres y tíos, era La Primavera de Praga. Jamás olvidaré aquella escena encendida de debates entre el menor de mis tíos, Luis Felipe Capriles, fajado en un duelo de argumentos con su hermano mayor, Miguel Ángel Capriles. Fue una etapa de emancipación política y de revueltas multitudinarias en Checoslovaquia, signado como estado socialista, una vez finiquitada la Segunda Guerra Mundial.

Robos por todas partes

Mitzy C. de Ledezma's picture

¡Hasta con el trámite de pasaportes roban!. Ésa es la exclamación que retumba en todas partes del mundo, donde se habla de la tragedia venezolana. Y no hay razones para desvirtuar esa sentencia a flor de labios, que salen de las palabras con que enjuician al malandraje que asalta, roba, trafica y negocia el destino de más de 30 millones de personas y arriesga la estabilidad y seguridad de todo un continente.

Paralelismo y anarquía

Mitzy C. de Ledezma's picture

Cuando un país se aleja de la legalidad va, inexorablemente, camino a la anarquía. Eso es lo que se ve en Venezuela. Un país manejado con base a caprichos, donde la Constitución termina siendo un estropajo que sólo es citada, cuando se quiere hacer referencia a la “gesta constituyentista” que antojadizamente organizó Chávez en 1999, saltándose a la torera todas las normas legales que eran de obligatoria observancia.

Muertos, Ciegos y Torturados

Mitzy C. de Ledezma's picture

La realidad nos hace tropezar día a día, con un régimen capaz de hacer las peores cosas del mundo. Lo vimos el pasado fin de semana, cuando un aberrado “oficial” de la fuerza armada nacional -en minúsculas a propósito- torturó a un niño con la impiedad propia de los verdugos que le sirven ramplónamente a esa narcotiranía que atormenta a nuestra amada Venezuela.

20 años resistiendo

Mitzy C. de Ledezma's picture

Los venezolanos sumamos más de 20 años marchando. Por diferentes motivos que se juntan en las calles para que millones de ciudadanos adentro y afuera, protestemos contra un régimen que perpetra una variedad de crímenes que hacen del caso Venezuela, un acontecimiento que no tiene parangón en ninguna parte del mundo.

Sin pueblo, pero con balas

Mitzy C. de Ledezma's picture

Las encuestas que se realizan en Venezuela, arrojan resultados parecidos. Salvo aquellas empresas de maletín que hacen investigaciones por encargo y por lo tanto sus resultados son sesgados y nada creíbles, el resto de los sondeos nos revelan lo que es más que percibido en las calles del país. La inmensa mayoría de los ciudadanos repudia a Maduro y a su corte. No tienen anclaje en ningún sector del país, en todos los estratos sociales se ausculta un malestar cada dia más creciente.

Felipe González y sus consejos

Mitzy C. de Ledezma's picture

Después de aquélla tarde del 19 de febrero de 2015, día en que la satrapía de Maduro orquestó el secuestro de Antonio Ledezma, nos decidimos a emprender una campaña de defensa de todos los presos y perseguidos políticos venezolanos. La primera vez que pude ver a mi esposo en la cárcel militar de Ramo Verde, me entregó dos documentos que posteriormente logré sacar del recinto penitenciario. Uno, era la carta pública de Antonio, dirigida a los venezolanos en la que centraba su mensaje al llamado a la resistencia.

Maquinarias fraudulentas

Mitzy C. de Ledezma's picture

Lo que se está consumando en Bolivia, es la misma mecánica fraudulenta que ponen en marcha los integrantes de ese clan, cuyos componentes “están cortados con la misma tijera”. No dejo de recordar los comentarios que hacía en nuestra casa Miguel Ángel Capriles, una vez que regresó de su viaje a Cuba. Allá pudo conversar de cerca con Fidel Castro, más que hablar, diría yo, a estas alturas de la vida, que tío Miguel lo evaluó como si hubiera tenido un tomógrafo en su mirada y un escáner en su olfato.

Pasarán más de mil años…

Mitzy C. de Ledezma's picture

¡Pero apenas son 20!, diría, sarcásticamente, un parlanchín del madurismo. Si, eso es cierto, pero la crudeza de la tragedia hace sentir que pesan como 20 siglos. Por eso no dejan de tener razón quienes aseguran, que la dimensión de esta tragedia madurista no se mide en días, en semanas ni en años, se mide en muertos. Son más de 350 mil venezolanos dados de baja en estas últimas dos décadas. Más de 4 millones 600 mil venezolanos desterrados. Más de 400 mil personas con enfermedades crónicas expuestas a morir, porque no pueden ser tratadas debidamente.

Niños desterrados

Mitzy C. de Ledezma's picture

Desde que he tenido que visitar varios países del mundo, abogando por la libertad de todos los presos políticos de Venezuela, incluido mi esposo Antonio Ledezma, nos encontramos con miles de ciudadanos que forman parte de ese éxodo masivo, consecuencia de la inocultable crisis que impacta a nuestro país desde hace ya casi dos décadas.

¿Somos o no hermanos?

Mitzy C. de Ledezma's picture

Juan José Capriles Ayala, fue sin duda alguna, uno de mis tíos más cariñosos. Con él crecí, de él asimilé muchos consejos y con él solía tararear una de sus canciones predilectas: El Himno de las Américas.

Recordaré por siempre a mí tío llegar a casa después de cumplir su trabajo en la Cancillería de Venezuela. Casi siempre lo hacía entonando esa estrofa que reza:

Un canto de amistad
de buena vecindad, unidos
nos tendrá eternamente.
por nuestra libertad, por nuestra lealtad
debemos vivir gloriosamente
.

No son números, son personas

Mitzy C. de Ledezma's picture

Cuando se enumeran los millones de venezolanos que se han visto forzados a emigrar y se cuantifican en un porcentaje, no debemos dejar de mirar más allá de esos guarismos. Tenemos que sensibilizar nuestros diagnósticos, partiendo del hecho cierto y conmovedor de que esas cifras encierran a millones de seres humanos, entre los que se contabilizan niños, mujeres, jóvenes y ancianos.

¡A comer misiles!

Mitzy C. de Ledezma's picture

Jugar a la guerra es parte de un diseño que ha servido de brújula a los cabecillas de esta narcotiranía que nos oprime en Venezuela. Recordemos que en varias oportunidades el finado Hugo Chávez, usaba sus cadenas de radio y televisión para anunciar el desplazamiento de tanques de guerra con sus respectivos comandos militares hacia la frontera con la hermana república de Colombia.

Ceguera por desnutrición

Mitzy C. de Ledezma's picture

Recientemente sostuvimos una reunión con el prestigioso oftalmólogo venezolano Rafael Cortez. El propósito del encuentro era analizar la situación del joven Rufo Chacón, víctima de una agresión en Táriba, estado Táchira, mientras protestaba junto a su madre, por la carencia de gas doméstico en su comunidad. Una ráfaga de perdigones hicieron blanco en su cara, dejándolo sin visión. La idea de la reunión promovida por la Asociación Venezuela Libre, que coordina el Dr.

Secuelas de la tiranía

Mitzy C. de Ledezma's picture

Francisco Canestri, nuestro profesor de Formación Social, Moral y Cívica en el colegio San José de Tarbes, machaconamente nos decía que “Venezuela tenía asegurado su futuro en las riquezas naturales con las que la naturaleza lo había dotado, pero que la garantía de que esos tesoros se reprodujeran en progreso, era la buena educación que recibiera la juventud”.

Pages