Para formar parte de la información

Mitzy C. de Ledezma's blog

Los brujos del poder

Mitzy C. de Ledezma's picture

La estafa no se limitó a vender pócimas revolucionarias, como ese menjurje del Socialismo del Siglo XXI. Chávez y su carnal Maduro, fueron más allá de esa "feria de latiguillos" que resumían las más contradictorias ideologías habidas y por haber. También pisaron el terreno de la brujería, con todas sus supersticiones. De las andanzas de Chávez con la Santería hay evidencias, así como de sus delirios espiritistas que le permitían "empotrar en sus carnes", al mismísimo espíritu de Simón Bolívar.

Sanciones, ¿buenas o malas?

Mitzy C. de Ledezma's picture

Ruidos desde todos los costados han surgido desde que la administración de Donald Trump anunció la profundización de sus sanciones al régimen forajido de Maduro. No faltan los que se alarman asegurando que “esas sanciones afectarán nuestra economía”. ¿De qué economía están hablando? El desplome provocado por las locuras de Chávez-Maduro ha sido descomunal, vamos para una perdida de 60 puntos del PIB. ¿les parece poco?

El jefe de las torturas

Mitzy C. de Ledezma's picture

El juicio a Maduro y sus secuaces es imparable. Ese proceso va, “contra viento y marea”. La Fiscal de La Corte Penal Internacional, Fatou Bensouda, ya dio señales de que nada podrá detener esa a tromba que arrastra montones de pruebas que justifican un desenlace que servirá para hacerle justicia a las víctimas de crímenes de lesa humanidad en Venezuela.

Cierra escuelas y serás tirano

Mitzy C. de Ledezma's picture

"La educación es su derecho, saber leer y escribir le hará crecer en todos los sentidos, usted puede que no posea bienes de fortuna, pero tiene una inteligencia innata que debe desarrollar"... Así eran los diálogos de Adelaida Ayala de Capriles con una humilde trabajadora que ayudaba en la rutina doméstica de nuestra casa. Buscaba conversación con la empleada y si se percataba que no sabía leer y escribir, desde ese mismo instante se proponía, de una manera persistente, que aprendiera.

¡Tampoco hay maíz!

Mitzy C. de Ledezma's picture

En la sobre mesa familiar, más de una vez escuche decir a mi padre, Cesar Capriles Ayala, que “podía faltar todo en Venezuela, menos la arepa”. Mi padre era muy nacionalista, apegado a las costumbres que más identifican o distinguen al venezolano, por eso se esmeraba en destacar las cosas buenas que teníamos como personas, como ciudadanos, más allá del reconocimiento abrumador de ser un país petrolero.

!Auxilio, auxilio, auxilio!

Mitzy C. de Ledezma's picture

Rufo Antonio Chacón, “ya no quiere vivir”, así lo reveló su progenitora Adriana Parada. Rufo es un muchacho de 16 años, al que la narcotiranía dejó ciego. Los matones de Maduro, siguiendo al pie de la letra las órdenes implícitas en las arengas de Chávez cuándo gritaba muy ufano “échenle gas del bueno a los estudiantes” y ahora las de Maduro, exaltando a sus huestes armadas para que salgan a defender la ¨”revolución” con lo que sea.

Los derechos humanos en Venezuela

Mitzy C. de Ledezma's picture

Eleanor Roosevelt, pionera del comité que dio origen a la declaración de Los derechos Humanos, siempre destacaba que “la declaración otorga derechos para toda la Humanidad”. Las secuelas de la Segunda Guerra Mundial y la matanza de los nazis, fueron razones de peso más que suficientes para que las naciones que salieron triunfantes se entendieran para establecer instancias que se abocaran a prevenir acontecimientos tan deplorables como esos. Por tales motivos surge la idea de crear Las Naciones Unidas y La Paz.

Educación destruida

Mitzy C. de Ledezma's picture

Cuando se habla de la magnitud de la diáspora venezolana resaltan las cifras que dan cuenta de los millones de seres humanos que peregrinan por todos los confines del mundo. Se hacen referencias a los bien valorados profesionales, como expertos petroleros, médicos con especializaciones, catedráticos de las mejores universidades del país o simplemente mano de obra calificada. Resalta la hoja de vida de gente con algún nivel de educación formal que lo hace competitivo en cualquier mercado de trabajo, por más exigencias curriculares que se hagan.

Educación destruida

Mitzy C. de Ledezma's picture

Cuando se habla de la magnitud de la diáspora venezolana resaltan las cifras que dan cuenta de los millones de seres humanos que peregrinan por todos los confines del mundo. Se hacen referencias a los bien valorados profesionales, como expertos petroleros, médicos con especializaciones, catedráticos de las mejores universidades del país o simplemente mano de obra calificada. Resalta la hoja de vida de gente con algún nivel de educación formal que lo hace competitivo en cualquier mercado de trabajo, por más exigencias curriculares que se hagan.

Gasolina de contrabando, si hay...

Mitzy C. de Ledezma's picture

Los últimos hechos ocurrido en Venezuela, no tenían lugar en la imaginación más febril de cualquiera que se atreviera a suponer, ¿qué pasaría en nuestro país en el futuro? Ver como se habla de náufragos, de personas que mueren en el intento de salir de nuestras costas para llegar a islas vecinas, era impensable años atrás. Lo que acaba de acontecer con el peñero que zozobró en las aguas cercanas a Trinidad y Tobago, es simplemente doloroso.

Gobierno no, hampa organizada

Mitzy C. de Ledezma's picture

Solicitamos a los presidentes de Colombia, Iván Duque, Jair Bolsonaro de Brasil, Donald Trump de EEUU y desde luego, a todos los Jefes de Estado que forman parte del Grupo de Lima, se decidan a respaldar la aplicación en Venezuela del Concepto de Responsabilidad de proteger(R2P), tomando como cierto que Venezuela es un país secuestrado por las mafias del narcotráfico, contrabandistas, terroristas y perpetradores de crímenes de lesa humanidad.

Dictadura sin inteligencia

Mitzy C. de Ledezma's picture

Que en Venezuela impera una narcotiranía, no hay dudas. Tampoco que Maduro encabeza un régimen fallido que ha hundido al país en un agujero muy oscuro. Que la inseguridad tiene a los venezolanos en la mira para convertirlos en pasto fácil de un asesinato, de un secuestro, de una extorsión o de un arrebatón de su cartera, celular o despojo de los zapatos que le quitan a un adolescente junto con su vida, tampoco de eso hay dudas.

De país petrolero, a cocalero

Mitzy C. de Ledezma's picture

¿Elecciones con Maduro usurpando el poder? Olvídense de esa quimera. A menos que se hagan como les gusta a los tiranos: a su manera. Con rectoras del CNE controladas, con un REP puyado, con colectivos violentos asediando a los electores en las colas, con un Plan Republica que más bien es un Clan de Maduro, con tolditos rojos para pasar por el cedazo a los ciudadanos sometidos con el perverso Carnet de la Patria, sin observación calificada, salvo aquellos mamarrachos que traen con todos los gastos pagados para que sean “mirones de palos” y alabarderos de la “revolución”.

Guaidó cruzó el rubicón

Mitzy C. de Ledezma's picture

A Maduro se le vencieron los tiempos. Hace rato ya. Eso es más que evidente. Las cifras que miden la desnutrición, las estadísticas que resumen el número de víctimas de la inseguridad o de las bajas humanas por la carencia de medicinas, tienen rostros humanos. Son las caras de los miles de niños sentenciados a padecer un futuro aciago.

Maduro Acorralado

Mitzy C. de Ledezma's picture

El pasado fin de semana participé, junto a Antonio, en una concentración celebrada en Puerta de Sol, Madrid, organizada por la diáspora venezolana con la finalidad de reiterar nuestro apoyo a Juan Guaidó, como presidente legítimo de nuestro país y al mismo tiempo para insistir en que la ruta trazada es inequívoca: lo urgente es el fin de la usurpación. Antonio en su mensaje reiteró que hay que seguir luchando en las calles de Venezuela y el mundo, argumentando que el objetivo esencial es liberar a Venezuela de la narcotiranía.

Un país en turbulencia

Mitzy C. de Ledezma's picture

Los que se oponen, radicalmente, a una Intervención Humanitaria, argumentan que de aplicarse este principio en territorio nacional, “produciría una estela de muertes”. Lo contradictorio surge, cuando al mismo tiempo que se lamentan, van exclamando que “si no nos ayudan desde afuera, no quedará nadie vivo en Venezuela”. Como no quedaron vivas las 9 mil toneladas de carne y leche, dañadas por los efectos mortíferos del apagón. Hecho dramático en un país donde la gente se desespera por conseguir un pedazo de pan.

El seguro nada seguro

Mitzy C. de Ledezma's picture

Dice la sentencia popular que “no hay que dejarse llevar por las apariencias”. Tampoco por los nombres con que se identifican a las instituciones públicas. Por ejemplo, “El Seguro Social”. Si nos atenemos a las revelaciones del Gral. Rotondaro, a quien se le encomendó la tarea de administrar ese ente gubernamental por muchos años, lo menos “seguro” eran los medicamentos, insumos y los equipos para habilitar los centros hospitalarios.

¿Y el desarrollo, cómo será?

Mitzy C. de Ledezma's picture

El día después será propicio para autoexaminarnos. Enumerar los errores cometidos y comenzar un tránsito que deje atrás la estela de muerte y dolor que han representado estos lustros de populismo y demagogia. En una suerte de unidad pasiva, los venezolanos nos declaramos víctimas de esa hiriente experiencia padecida. Identificamos un enemigo común, Maduro, como el sucesor elegido por Chávez, después de haber aceptado la orden de arriba, o sea de la nomenclatura cubana.

Chávez Cumplió

Mitzy C. de Ledezma's picture

Para bien o para mal, la verdad es que el golpista que con la intrepidez de un huracán sacudió la política venezolana, con sus dos tanquetazos y metrallazos, en los meses de febrero y noviembre del año 1992, cumplió lo que desde entonces prometió. Lo primero que hizo fue enarbolar la bandera de La Constituyente. Con ese pendón entre sus manos, se abrió camino por todos los pueblos del país.

Apáguenle la luz

Mitzy C. de Ledezma's picture

El caos en Venezuela es absoluto. Nada funciona bien, todo es desastroso. No hay agua potable, los acueductos están abandonados, no terminaron de construir los proyectos que quedaron pendientes. Esta el caso del sistema del Tuy, que surte a toda Caracas. Pues bien, ya se sabe que más del 64% de la población no recibe agua potable, las bombas que se instalaron para que impulsen el chorro hacia la capital, están en su mayoría fuera de servicio. Las tuberías rotas, son regueros por todas partes.

Solo con Errores

Mitzy C. de Ledezma's picture

Por donde se lo vea, Maduro está en caída libre. Eso no es una sorpresa, lleva tiempo así, pero ha tenido a mano unos paracaídas. Los falsos diálogos, por ejemplo, le han permitido “caer con sus patas sobre el pueblo”. Lo único ganancioso de esos simulacros de diálogo, es que se lo puso al descubierto. Ya nadie le cree, porque alguien que fue capaz de engañar hasta al Papa, puede ser autor de cualquier cosa. Y ha sido así.

Motolito

Mitzy C. de Ledezma's picture

A los que suelen “tirar la piedra y esconder las manos”, se les llama así, motolitos. Son esos personajes que actúan sinuosamente, cometen sus fechorías y luego buscan culpables en cabezas ajenas. Así fue, por ejemplo, con el secuestro del Pte Juan Guaidó. Lo secuestraron y salieron los parlanchines de Maduro a vociferar en contra de “la ultraderecha”. “Fueron ellos”, gritaba desaforado Jorge Rodríguez, tratando de quitarle la soga del cuello a Nicolás Maduro. Así son estos personajes impostores. Capaces de todo, de lo peor.

Pages