Para formar parte de la información

José Luís Méndez's blog

Huyendo hacia delante

José Luís Méndez's picture

Si algo es cierto en la Venezuela actual, es que Nicolás Maduro ha venido quemando sus naves de manera acelerada en estos últimos tres años y que, por lo tanto, el único posible camino por recorrer, la sola salida que le queda, es la de hacerle pecho a la revolución, acentuando su cariz socialista y, por qué no, comunista, término éste, que ya Hugo Chávez había deslizado en alguna de sus peroratas ante los medios o bien en alguno de esos interminables domingos protagonizados por "Aló Presidente".

¿Para qué se hizo “el firmazo”?

José Luís Méndez's picture

El presidente de la Asamblea Nacional acaba de decir que no acataran sentencias del Tribunal Supremo que violen la Constitución de la República. Se refiere a decisiones inconstitucionales que interfieran con las atribuciones propias del Poder Legislativo o que afecten su funcionamiento. Como declaración nos parece al menos valiente, pues es primera vez que se produce.

El círculo se cierra

José Luís Méndez's picture

Los rastros que va dejando la corrupción después de varios años de gobierno, son similares a los de las cañerías de detritos que van a parar a un inmenso desagüe en el que se esconden todas las porquerías y del que nadie se hace responsable. Los residuos y la suciedad se van a cumulando indefectiblemente allí, hasta que un día cualquiera, revienta, y el desagüe se hace público.

Cuentos de camino

José Luís Méndez's picture

Las diferentes agrupaciones políticas y movimientos obreros de izquierda y centro izquierda del Ecuador están sosteniendo reuniones con el propósito de establecer un frente común, de carácter electoral, de cara a las próximas elecciones legislativas y presidenciales de comienzos del próximo año 2017.

El Islam y la hipocresía occidental

José Luís Méndez's picture

Una vez más el terrorismo islámico golpea el corazón de Europa y una vez más se vuelven a dar y a repetir las mismas explicaciones sobre las causas de lo ocurrido. Que fueron kamikazes extremistas, que pertenecen a una célula “yihadista”, que son de nacionalidad belga o francesa, que ya están identificados, que viven en tal barrio, que están buscando a los que se escaparon, etc. etc.

¿Por qué no, aquí en Venezuela?

José Luís Méndez's picture

En mayo del año pasado, en Guatemala, la indignación popular llegó al extremo de obligar a la vicepresidenta en funciones Roxana Baldetti a tener que renunciar. Meses más tarde, lo haría el presidente Otto Pérez Molina, arrastrado, también, por las acusaciones de corrupción en su contra y la ola de protestas callejeras pidiendo justicia.

Adiós al populismo salvaje

José Luís Méndez's picture

La primera década de este siglo en Latinoamérica, estuvo llena de coincidencias y circunstancias políticas concomitantes, que en su conjunto ayudaron a conformar un nuevo ciclo de populismo. El “kirchnerismo” en Argentina, “el chavismo” en Venezuela y el “lulismo” en el gigantesco Brasil, son la muestra más significativa de este fenómeno político-social netamente sudamericano, que en términos generales se puede diferenciar del populismo clásico del siglo pasado. Nosotros lo denominamos populismo salvaje.

El fin de la franquicia chavista

José Luís Méndez's picture

El referéndum en Bolivia del domingo pasado, cuyos escrutinios duraron más de lo previsto, y mantuvieron en ascuas a todo un país así como a la opinión pública internacional, nos retrotrajeron a escenas análogas de la política venezolana, aun frescas en nuestros recuerdos, como por ejemplo, que se trata de la primera derrota electoral de Evo Morales, similar a la que sufrió Chávez en la consulta del 2007, que fue también su primer fracaso electoral, y con propósitos idénticos, el de ir a un tercer periodo presidencial reformando la Constitución

Un AS bajo la manga

José Luís Méndez's picture

En días pasados caminando por la avenida Urdaneta me tropecé literalmente hablando, con un viejo amigo que hacía mucho tiempo no veía. Después de los típicos saludos que son propios de estos encuentros, y ya sentados dentro de una panadería de esas típicas del centro de nuestra ciudad capital, derivamos nuestra conversación, sin mayor esfuerzo, a la actual crisis que atraviesa el país. Una crisis permanente, si se quiere, que forma parte de nuestra cotidianidad y con la que convivimos a diario.

Enmienda constitucional o la carreta delante de los bueyes

José Luís Méndez's picture

Ante la casi dantesca situación de agobio que viven a diario los venezolanos, donde las colas permanentes para buscar alimentos, medicinas y artículos de primera necesidad en general, pintan la realidad de un paisaje propio, más bien, de un país tercer mundista, cada vez más alejado de lo que era la Venezuela de hace apenas dos décadas atrás, la única solución posible parece un cambio de rumbo y, por ende, de gobierno.

Pedro y Pablo

José Luís Méndez's picture

La situación en que se encuentra actualmente la política española, pudiera apreciarse a simple vista como de normal o típica dentro de los avatares propios de la formación de un gobierno, en el sistema parlamentario; más aún, cuando ninguno de los dos principales partidos del espectro ideológico español alcanzó, en las elecciones del 20 de diciembre pasado, una mayoría autosuficiente de escaños para lograrlo. Sin embargo, una segunda mirada, en profundidad, a ese panorama político, nos permite ver los peligros que lo amenazan.

Crisis humanitaria y de valores

José Luís Méndez's picture

La confusión de valores en la sociedad de hoy en día se puede afirmar que es un axioma en estos comienzos del siglo XXI. Los patrones de autoridad y liderazgo tradicionales se encuentran trastocados, en buena parte, por una pérdida progresiva de credibilidad y de confianza de las nuevas generaciones, que los sustituyeron por otros nuevos formados sobre el pavimento duro y áspero de las calles, a falta de modelos familiares y escolares que seguir. La publicidad mediática diseñada para resaltar únicamente lo que puede ser vendible, hace el resto.

Hacia un callejón sin salida

José Luís Méndez's picture

Transcurrido mes y medio desde que la oposición ganara las elecciones de la Asamblea Nacional para los próximos cinco años, el gobierno ha vendido tomando una serie de acciones y medidas que lejos de fortalecerlo, aunque esto pudiera lucir así a los ojos de algunos en una primera perspectiva, lo pueden llevar hacia un callejón sin salida, cuando aún faltan tres largos años de mandato presidencial.

En el círculo vicioso de la ilegalidad

José Luís Méndez's picture

En dos de nuestros artículos anteriores “Los Superpoderes de la nueva Asamblea Nacional”, así como “En preguntas para antes y después del 5 de Enero”, nos paseamos tanto por lo que podía hacer el Poder Legislativo en manos de la oposición, dentro del marco constitucional, como por algunas situaciones de conflicto que podían surgir de cara al más que previsible enfrentamiento con los otros poderes públicos bajo control del gobierno..

Más allá de los símbolos

José Luís Méndez's picture

Una de las manifestaciones del efecto que se está produciendo en el acontecer socio-cultural y político del país como consecuencia del simple hecho de haber ganado la oposición la Asamblea Nacional, lo podemos ver en las reacciones del chavismo frente a eventos tan normales como el anuncio de nuevas leyes, por parte de los miembros del nuevo parlamento nacional, o hacer cambios en la administración de los recursos físicos y humanos que componen una institución de la importancia y tamaño del Poder Legislativo.

Preguntas para antes y después del 5 de enero

José Luís Méndez's picture

La mayoría de la gente que votó el pasado 6 de diciembre piensa que la remoción de los miembros del Tribunal Supremo de Justicia, del Consejo Nacional Electoral y del Poder Ciudadano, debe ser una de las primeras acciones a tomar por la Nueva Asamblea Nacional, junto a la designación o nombramiento de otros nuevos titulares como paso inmediato. Sin embargo, el asunto no es tan sencillo como parece.

Pages