Para formar parte de la información

Egildo Luján Nava's blog

Venezuela sumergida en aguas profundas

Egildo Luján Nava's picture

El caso y la situación actual venezolana se han constituido en un hecho inédito en la historia mundial contemporánea. Por ser el único país que ha logrado captar la atención de los continentes; también por haberse convertido en un motivo individual que ha generado la atención de un universo de países que han asumido posiciones activas y participativas en cuanto a la terrible tragedia que agobia al pueblo venezolano.

El inexplicable amor por el pueblo

Egildo Luján Nava's picture

Cuando la socialdemocracia encontró asiento en Venezuela y terminó convirtiéndose en una organización partidista de renombre y arranque en su vigor para captar seguidores, lo que jamás imaginó el resto de los mortales criollos que no se sentían comprometidos con el culto individual a dicho pensamiento, es que tal grupo terminaría fracturándose. Pero, además, que dicha expresión social cargada de una innegable ideología novedosa e impactante, no funcionaría ante las exigencias particulares de su dirigencia.

Venezuela: Confusión y problema para el mundo

Egildo Luján Nava's picture

La comunicación cibernética, con su velocidad y eficiencia, ha logrado cambiar prácticamente a todo en el mundo actual. Ha sido una verdadera revolución inter social mundial, que eliminó tiempo, fronteras y distancias.

Hoy en día, los ciudadanos están en conocimiento de lo que pasa en el mundo minuto a minuto, sin límite de temas o de acontecimientos. Y pueden acceder a cualquier fuente de información, para comprar, vender y manipular cuentas sin moverse de sus hogares.

La Multiplicación de las Propuestas

Egildo Luján Nava's picture

Definitivamente, no es compatible con las pretensiones de su población ni las aspiraciones de su dirigencia, el hecho de que se produzca una situación tan peculiar como es el caso venezolano. Y es que después de haber ocupado parte de su esfuerzo histórico en estructurar el contenido de 27 constituciones, esté comenzando su año 2019 sin saber qué quiso hacer con la última, y cuál es el verdadero fin de la misma.

Transición

Egildo Luján Nava's picture

Hay dos palabras que se disputan actualmente en Venezuela un espacio de peso influyente, como de una exigente influencia ante las demandas comprometedoras del futuro.

Por una parte, la Diáspora. Que le agrada a muchos, aunque no puedan interpretar cuál es su alcance. Y, por la otra, la Transición.

Los Abuelos y la Reserva Moral Venezolana

Egildo Luján Nava's picture

Usualmente, y sin contar con accidentes anormales de conducción política impuestos o inapropiados, tales como procesos dictatoriales, guerras, falsas revoluciones o cualquier tipo de gobierno impuesto a la fuerza, el desarrollo social e histórico de todo país obedece a una sucesión de avances culturales como tecnológicos, y el paso del tiempo obliga a un relevo generacional.

La política es un fastidio

Egildo Luján Nava's picture

Antes de que el 2018 se despida de los mortales que son sacudidos cada segundo por quienes convirtieron la política en un oficio, su sistema de vida y hasta en una cómoda manera de enriquecerse al amparo de la fragilidad moral de los administradores de las normas, por esta parte del mundo habrá dos hechos que no pueden perderse de vista en Venezuela. Se trata de la asunción de sus cargos como presidentes de Brasil y de México.

El 2018 fue malo y el 2019 pudiera ser peor

Egildo Luján Nava's picture

La mayoría de los venezolanos aviva la esperanza de poder reversar, corregir, recuperar la paz, seguridad, justicia y el bienestar social de todos los ciudadanos. Se trata de los que, además, propician el retorno de esos que llaman "la diáspora venezolana". De los que conforman grupos familiares y seres queridos, que han tenido que emigrar en búsqueda de una esperanza y poder ayudar desde afuera.

La solución es económica y política la perdición

Egildo Luján Nava's picture

Actualmente en Venezuela, con excepción de los que denominan "enchufados", un alto porcentaje de los venezolanos está de acuerdo en que las principales y más graves calamidades que los aquejan, son: el hambre, la salud, la miseria y la inseguridad. Se trata de problemas que sólo se resuelven con dinero. Y el dinero únicamente se consigue con trabajo, educación, iniciativa y perseverancia. Nada de esto se resuelve imponiendo ideologías ni religiones y, mucho menos, dictaduras. Tampoco degradando al hombre como tal, con una tabla rasante igualitaria o un Comunismo solapado.

¿Quién es Peor: El Doctor Jekyll o el Señor Hyde?

Egildo Luján Nava's picture

La novela del escocés Robert Louis Stevenson, publicada en 1886, viene como anillo al dedo cuando se le relaciona con Venezuela. Versa sobre dos maléficos personajes. El doctor Jekyll, un médico malvado que elabora un brebaje que, al consumirlo, se convierte en el señor Hyde, temible y siniestro personaje de armas tomar.

Zapatero a tus zapatos

Egildo Luján Nava's picture

Cada día, menos asombro. Es la Venezuela de hoy. La del pan que aparece y desaparece, gracias a los cargamentos de harina que llegan de Turquía. La de los circos con enanos gigantes, y animales que se resisten a extinguirse.

No sorprende, entonces, que haya niños con los mismos nombres que se les “presentaron” en las jefaturas civiles. Muchos, inclusive, casi han nacido en las calles del país, por lo que es normal que se les vean en las calles venezolanas.

Hambre, magnicidio y homicidio

Egildo Luján Nava's picture

Cualquier psicoanalista estaría asombrado de la capacidad de aguante de la ciudadanía venezolana.

Porque, entre tantas cosas extrañas que se escuchan en cualquier sitio del país, repentinamente, emergen comentarios sorprendentes, como absurdos. Y siempre apoyándose en la cómoda apreciación de que, “de buena fuente”, inclusive, hay quienes afirman que le estarían añadiendo "Estrógeno"(hormona del género femenino) al agua, y que esa es la razón por la que los hombres no reaccionan ante tantas adversidades.

El dragón asiático y el oso ruso arrugaron

Egildo Luján Nava's picture

La historia económica mundial está llena de experiencias hiperinflacionarias. Han sido, obviamente, el motivo de ruinas; de destrucción social en una multiplicidad de países de todos los continentes. Sin embargo, las causas no han sido las mismas. En algunos casos, como consecuencia de guerras internas o externas. En otros, por una conmoción natural o algún cataclismo. Y, más recientemente, por la desenfrenada ambición humana de unos pocos falsos salvadores, empeñados en construir supuestos bienestares a partir de ilusos igualitarismos.

Quién entienda esto que lance la primera piedra

Egildo Luján Nava's picture

Rumbo a lo Desconocido; El Insólito Universo; Ni lo Uno Ni lo Otro, Sino Todo lo Contrario. Y así muchos títulos y expresiones que podrían ser aplicables a la actual situación venezolana.

Sálvese quien pueda, que el país pareciera haber entrado en una anarquía en la que todos hacen lo que les viene en gana. Y los ejemplos abundan, para aquellos que deseen ejercitarse tratando de llegar al fondo de los casos:

El “Patriómetro” en Tiempo de Lluvias

Egildo Luján Nava's picture

Existe una acepción convertida en expresión colectiva, según la cual la vida no es una fácil posibilidad. ¿Quién te dijo que vivir es fácil?. Se escucha preguntar entre conversaciones rutinarias o familiares. Y, por supuesto, cualquier respuesta es válida, como absurda, dependiendo de ese legítimo derecho al que puede apelar “todo vivo”, cuando trata de evaluar en qué consiste la dificultad existencial al que lo condujo el señalamiento inicial del presunto problema.

Pages