Para formar parte de la información

Leandro Rodríguez Linárez's blog

Las dramáticas consecuencias de unas presidenciales fraudulentas

Leandro Rodríguez Linárez's picture

El chavismo se ha convertido en una tiranía que al no darle formalmente “el palazo a la lampara” utiliza las instituciones públicas secuestradas para simular legalidad, una legalidad incomible, emanada de interpretaciones divorciadas del derecho, solo emparentada con el recurso literario del realismo mágico. En igual condición se encuentra su legitimidad, forzada, obligada, basada en la inhumana manipulación.

¿Cuál es el escenario político actual en Venezuela?

Leandro Rodríguez Linárez's picture

En primer lugar, poseemos un gobierno atravesando su peor momento, a pesar de haber obtenido triunfos en procesos electorales, esto fueron consumados al margen de la constitución, desafiando todo precepto democrático, a través del secuestro institucional y malversación de todo tipo de recursos del Estado. En conclusión, el gobierno sabe que, tras sus presuntos triunfos electorales, su popularidad está en el suelo, la realidad país se lo come vivo.

2018: Comunismo o Democracia

Leandro Rodríguez Linárez's picture

A estas alturas, tras casi 20 años en el poder, el chavismo en su evolución al madurismo no tiene nada qué ocultar, ha sido el mismo populismo bucólico que en su primera etapa de boom petrolero con Chávez radicalizó los tradicionales males del país, pero pudo financiar sus costosos fracasos. En su segunda etapa madurista, post boom petrolero, las heridas dejadas por Chávez comenzaron a sangrar, siendo la violencia lato sensu el único mecanismo de control que tiene el bien denominado Socialismo del Siglo XXI, antología del fracaso de los socialismos comunistoides del pasado.

Elección presidencial para tontos

Leandro Rodríguez Linárez's picture

La política es coherencia, sin ella se ara en el mar, los resultados siempre serán adversos. Lo que ocurre en Venezuela es producto de falta de coherencia en ambos sectores políticos, sin embargo, el gobierno parece tener un poco más claro su intención de consolidar su tiranía comunistoide, tiene a su favor la institucionalización de la violencia, del lado opositor la brújula está totalmente desorientada.

A, B, C del 2018

Leandro Rodríguez Linárez's picture

El 2018 es un año crucial para Venezuela, el máximo anhelo del pueblo es superar la inflación y la escasez a fin de evitar la hambruna que día a día se comienza vislumbrar en el país. Para el gobierno se hace perentorio lograr el reconocimiento de su presunta Asamblea Nacional Constituyente, así poder echarle el guante a créditos y financiamientos internacionales para reflotar su desgastado proyecto. Para la oposición es lo contrario, es imprescindible lograr desmontar la “constituyente”, piedra de tranca a todos los cambios que amerita la patria.

No es revolución, es ridiculización…

Leandro Rodríguez Linárez's picture

Los venezolanos nos hemos convertido en el alimento de programas humorísticos, de chistes a lo largo y ancho del planeta, hemos denigrado nuestro gentilicio por conductas propias de una viveza criolla autodestructiva, de la que el gobierno dependía exclusivamente, ahora suma la violencia patentada por instituciones públicas en situación de secuestro.

Los 6 puntos suicidas del “Diálogo”

Leandro Rodríguez Linárez's picture

Mucho se habla de los 6 puntos (o más) que motiva otro enajenado intento de “diálogo” entre gobierno y oposición partidista, veamos:

Según el Ministro para la Información Jorge Rodríguez, el primer punto es “soberanía y el rechazo a cualquier tipo de injerencia” imaginamos intenta abordar las sanciones internacionales contra el gobierno producto de su divorcio constitucional y democrático, asimismo, la oposición, podríamos suponer, incluye en este ítem la notable, pública y descarada injerencia de Cuba en todos los asuntos internos de Venezuela ¿Dará resultado?

¡Lorenzomanía!

Leandro Rodríguez Linárez's picture

“Ahí viene el coco” solían decir nuestros abuelos al momento de asustar a nuestros padres ante alguna desobediencia, finalmente podría llegar, no a nuestros progenitores sino al gobierno y a la misma oposición… la fantasmal tercera vía, el mito del outsider, el temido/anhelado candidato anti estatus quo podría concretarse de cara a las venideras elecciones presidenciales.

Nadie se sorprenda el lunes 11

Leandro Rodríguez Linárez's picture

Nadie debe sorprenderse el lunes 11 cuando se enteren de los resultados de las elecciones municipales de este domingo 10 de diciembre. La abstención seguirá marcando la pauta, ha sido una bendición para el régimen, una desgracia para el pueblo que no termina de comprender que el voto es la única arma efectiva contra el chavismo ¡Sí lo es!

¡Criptodesesperación!

Leandro Rodríguez Linárez's picture

Como en toda propaganda chavista que promociona histórico desarrollo e inédito crecimiento la realidad se impone, el mejor ejemplo es el “Bolívar Fuerte” que, por transformar la economía venezolana en una de tipo comunistoide, hoy es una de las monedas más débiles del planeta, a pesar de ser uno de los países con más recursos y riquezas naturales.

Condiciones sensatas para una negociación:

Leandro Rodríguez Linárez's picture

1) Todo comienza por el desmontaje de la presunta “constituyente”, mientras esté en funciones no puede haber acercamiento posible, su inconstitucionalidad e ilegalidad imposibilita tomar en serio cualquier acción gubernamental, el desmontaje de ella es el único indicio digno y serio de voluntad de cambio ¡ningún otro!

Chavismo: Gobierno del gobierno para el gobierno

Leandro Rodríguez Linárez's picture

Existe una máxima que reza: "la democracia debe ser el gobierno del pueblo para el pueblo", haciendo énfasis en la insustituible sumisión que debe existir por parte de quienes ejercen funciones públicas, desde el presidente hasta los concejales, ante las exigencias del pueblo. Lamentablemente, en Venezuela ocurre exactamente lo contrario, existe un gobierno del gobierno exclusivamente para el gobierno.

Dialogar es de humanos, negociar de sabios

Leandro Rodríguez Linárez's picture

Retomar un presunto diálogo embaucador desde 2002, solo reducible a complacencias de élites políticas como también ocurrió en 2014, 2016 y 2017, es IDIOTA. No hablo desde las endebles tarimas partidistas, sino desde las socavadas bases de una sociedad castigada por lo que es probablemente la “política” más divorciada y enajenada del pueblo en los últimos 20 años, en todo el continente.

¿Por qué el chavismo fracasó?

Leandro Rodríguez Linárez's picture

El chavismo, al igual que todo gobierno con aroma comunistoide, está condenado al fracaso, plantea la igualdad solo material, no en libertades, derechos, ni ante las instituciones del Estado ¡Eso sí! esa “igualdad material” solo aplicada al pueblo, los jerarcas del gobierno y sus allegados disfrutan de lujos sin restricciones ni controles.

Del chiripero, al chavismo, a…

Leandro Rodríguez Linárez's picture

El primer intento de modificación del status quo en nuestra era democrática fue el chiripero con Rafael Caldera en 1992, más allá del mundo político, ese anhelo se evidenció en las elecciones presidenciales. Luego en 1998, ante el fracaso de Caldera, ocurrió lo propio con Hugo Chávez, de quien hablar de su fracaso de proyecto país es redundancia.

ANC ¡El último error!

Leandro Rodríguez Linárez's picture

Desde que su convocatoria lo venimos advirtiendo, la pretendida Asamblea Nacional Constituyente no se iba a consumar, lo que el régimen constituyó fue una asamblea de gobierno, más bien, una asamblea dictatorial al pretender estar por encima de la constitución, dándole valor de ley a las ocurrencias de 547 asambleístas embriagados de poder autoconcedido.

Oposición amaestrada

Leandro Rodríguez Linárez's picture

Es importante aclarar que cuando decimos “oposición” no hacemos referencia exclusiva a la Mud, hablamos lato sensu, incluimos, especialmente, a la ciudadanía, al venezolano de a pie. Comencemos: Venezuela y Cuba son hoy día paraísos ¡lo son! pero para gobernantes… difícilmente encontremos en el mundo occidental otros territorios donde el gobernar sea un ejercicio desde y para élites, al menos, tan descarada y claramente.

Exactamente ¿Dónde estamos?

Leandro Rodríguez Linárez's picture

Exactamente ¿Dónde nos encontramos?
En primer lugar, es una triste realidad que hoy en Venezuela las celebraciones de procesos electorales son vitales, no para oxigenar la democracia como es lo debido, sino para continuar acumulando pruebas del totalitarismo cubano que poco a poco intenta consolidarse en nuestro país, un régimen que asfixia de todas las maneras posibles a los venezolanos, desde sus derechos básicos hasta los fundamentales.

Pages