Para formar parte de la información

Leandro Rodríguez Linárez's blog

La Venezuela postdiálogo

Leandro Rodríguez Linárez's picture

Mucho se exculpa a la MUD por haber aceptado un diálogo cuando el gobierno no tenía/tiene nada qué ofrecer, pues todo cuanto posee es a base de inconstitucionalidad. Se asegura fue la presión del Vaticano, su influencia internacional, el responsable. Sin embargo, era obligación de la diligencia opositora criolla hacer comprender al mundo el talante antidemocrático que el chavismo en el poder día a día acentúa, que el “diálogo” solo era una treta gubernamental para ganar tiempo en momento de peliaguda crisis de su sostenibilidad.

Las opciones presidenciales

Leandro Rodríguez Linárez's picture

Cuando finaliza noviembre lo primero que destaca es que la intención de voto de los posibles candidatos presidenciales en general ha decaído notablemente, a raíz de una coyuntura nacional que solo se agrava con el pasar de los días, el venezolano no siente, no palpa soluciones por parte del gobierno ni de la oposición, ello pasa factura.

Maduro ¡Toma tu Trump!

Leandro Rodríguez Linárez's picture

El deterioro de la política venezolana, especialmente el de las últimas dos décadas, ha permitido que el entretenimiento y los subterfugios banales tengan lugar preponderante en el colectivo, enfatizados por una dictadura mediática gubernamental, a través de estrategias basadas en la manipulación de la información, en la repetición de mentiras y medias verdades. No falta mucho para que el gobierno sume la elección de Donald Trump a su ominosa lista de excusas a sus fracasos… planteémoslo coloquialmente:

¡Partidos No… Pueblo Sí!

Leandro Rodríguez Linárez's picture

Una de las grandes taras en nuestra democracia, que contribuye a la mayor crisis estructural de muestra historia, es que los habitantes de este país han hecho de los gobernantes y políticos en general hegemones, comandantes, jefes, figuras incuestionables a quienes hay que seguir incondicionalmente e imitar aún en lo malo, lo cual es terriblemente grave.

Maduro: Diferencias entre un presidente democrático y un dictador

Leandro Rodríguez Linárez's picture

Lo primero a resaltar es que ser presidente en democracia debe ser la antítesis de un dictador, pues es obligante respetar la soberanía (decisión del pueblo), institucionalidad (leyes y competencias de los órganos del Estado) y la insustituible autonomía de las regiones (estados y municipios), es allí donde la democracia obtiene su éxito. Lo contrario, es decir, el irrespeto a la soberanía, a las instituciones y la violación de las autonomías regionales es un producto distintivo de las dictaduras.

¡Ahora el revocatorio es bandera del gobierno!

Leandro Rodríguez Linárez's picture

En un país cuya sociedad sucumbe a una cultura política plagada de anomalías y, como diría Sócrates, donde la virtud no figura entre las características de sus gobernantes, el escenario político es extremadamente ambiguo. Ahora lo que más le conviene al gobierno es sin lugar a dudas el referéndum revocatorio.

Ni diálogo, ni elecciones adelantadas sino ¡AMNISTÍA GENERAL!

Leandro Rodríguez Linárez's picture

En virtud que no hay voluntad por parte de los actores políticos para solucionar la peor crisis estructural de nuestra historia, que el pueblo venezolano tampoco tiene la voluntad de exigir el cumplimiento de la constitución, de sus derechos… traemos una propuesta al país.

Antes explicamos el porqué de la misma:

Diálogo y 8/4

Leandro Rodríguez Linárez's picture

El diálogo es vital en democracia, creemos que sin diálogo la democracia desaparece, el asunto es que en Venezuela desde hace tiempo no hay democracia, la gran pregunta ¿Cómo dialogar con un régimen cuya principal característica es la inconstitucionalidad? Para que se vea más claro: Sí no respeta la constitución de la república ¡Qué va estar respetando un acuerdo con sus detractores!

¿Qué va a ocurrir en Venezuela?

Leandro Rodríguez Linárez's picture

El gobierno se esconde cobardemente en dos premisas cínicas: La primera, asoma la imposibilidad de realizar elecciones por falta de recursos y, la segunda, que el pueblo “no está interesado” en realizarlas porque prefiere se inyecten esos recursos en la solución de los problemas del país ¡Argumentos caza bobos! sí me lo permiten explícome:

Revoquemos si… ¡Pero al pueblo!

Leandro Rodríguez Linárez's picture

El pueblo de Venezuela, contrario a lo que muchos pudieran asegurar hoy, ha sido caracterizado históricamente por ser amante de la paz, el trabajo, por su elevada carga de creatividad, en nada se relaciona o emparenta con lo que se ha convertido la nación, infestada de violencia, de populismo repartidor de presuntas políticas sociales “masificadas” que esclavizan a la pobreza, so pena de servilismo electoral.

¡El chavismo murió!

Leandro Rodríguez Linárez's picture

Las grandes transformaciones que requiere Venezuela serán mucho más fáciles de comenzar aplicar cuando se acepte que el chavismo murió definitivamente, así como en su momento la nación tuvo que aceptar que el boom petrolero de Carlos Andrés Pérez también pereció, a finales de la década de los 70’. Coincidentemente, en ambas oportunidades la bonanza petrolera se esfumó dejando un país en peores condiciones a como estaba antes de comenzar.

¿Qué tipo de Presidente necesita Venezuela?

Leandro Rodríguez Linárez's picture

En los actuales momentos, por descuido de nuestra educación e intereses gubernamentales arraigados en taras de nuestra cultura política, proponer “despresidencializar” nuestra democracia pudiera parecer fuera de orden. Somos firmes creyentes que nuestra democracia en la forma contemplada hoy día es una dictadura innovadora, donde (artículo 226 CRBV) el “jefe de Estado” es el presidente, cuando debería ser solo jefe del gobierno, el jefe del Estado debe ser el pueblo, depositario de la soberanía popular, a través de instituciones públicas plurales y equilibradas.

No al acuerdo en Colombia, No al diálogo en Venezuela

Leandro Rodríguez Linárez's picture

Es de nuestro entender que en Colombia el proceso de paz que acaba de fracasar en la sagrada opinión soberana del pueblo, imponiéndose en el plebiscito el “NO” en rechazo al acuerdo de paz Gobierno-Farc, tuvo muchos errores. El gobierno de Santos creyéndose todo poderoso y omnipotente impuso las formas y maneras, a su vez, muchas de ellas impuestas por las Farc. Poco o nada fueron consideradas las advertencias y señalamientos de los sectores detractores a su gobierno y al acuerdo, de las víctimas de la guerrilla, de la comunidad internacional, etc.

¿Hasta dónde nos hará llegar el chavismo?

Leandro Rodríguez Linárez's picture

Se imaginan sí Chávez en lugar de asesorarse con sistemas retencionistas de poder como el cubano o chino, que solo cazan nuestros petrodólares, se hubiese dejado asesorar por democracias como la Suiza, por sistemas educativos como el de Finlandia, por alianzas con transferencia de tecnología con Japón o Alemania o por asesorías en sistemas judiciales como el de Dinamarca ¿Cómo estuviéramos hoy?

¡Estado Federal… como Narnia!

Leandro Rodríguez Linárez's picture

Insistimos, para el gobierno es lugar común, la antirrepublicana costumbre de burlarse de sus detractores, para ello no hay límites ponderables… sin embargo, hoy nos preocupa que esa conducta oficial borró fronteras, abarcando a sus propios seguidores, nos preocupa el abuso que el gobierno hacer de éstos, la manipulación de las bases chavistas que hoy oscilan en 10% puede hacer que se harten y se sumen al hervidero país ¡Cuidado!

¿Qué debe hacer la MUD ante el 20% de CNE?

Leandro Rodríguez Linárez's picture

Las penitencias, más que condiciones, que han impuesto las 4 rectoras del CNE, no a la MUD sino al pueblo deseoso de cambio, se enmarcan ampliamente dentro de una flagrante violación de los derechos políticos de los venezolanos. La rectora principal Tibisay Lucena, quien hace poco más de un mes regaló a los medios de comunicación una clase magistral sobre la defensa de los derechos políticos de Maduro, hoy su silencio ofrece la misma cátedra pero a la inversa, es decir, acerca de cómo violar esos los derechos políticos al pueblo de Venezuela.

Dialogo es igual a un suicidio colectivo

Leandro Rodríguez Linárez's picture

El dialogo es el ABC de las democracias, con él la sociedad civil y gobernantes concilian, diseñan políticas y marcos jurídicos acordes al interés patrio, se hilvana la igualdad, la justicia, aquello de fraternidad… pero desde hace tiempo en Venezuela la democracia está embargada por una visión gubernamental absolutista, cuyos protagonistas han enviado al país a un despeñadero donde el fondo aún no se vislumbra.

La desideologización de Venezuela…

Leandro Rodríguez Linárez's picture

Sí algo está trayendo toda esta coyuntura histórica de distorsiones económicas, de aberrantes patologías sociales y de época de cavernaria política, es que el venezolano aparentemente está despertando de su letargo de modernidad, se está quitando las pesadas y cegadoras lagañas de principio y mediados del Siglo XX y está incorporándose tardíamente al Siglo XXI.

Maduro ¡Cuidado!

Leandro Rodríguez Linárez's picture
Tags: 

Desde épocas de Chávez, ahora con Maduro, el chavismo ha dejado recalcitrantemente muy claro que el término ciudadanía es un accesorio prescindible, para ellos un opositor o simplemente alguien que no aparezca en la nómina/militancia del Psuv sencillamente no existe, no tiene ningún tipo de derecho, sus deberes solo son considerados cuando de alguna u otra manera beneficia al estatus quo político, obligándolos a replegarse a leyes o sentencias donde lo jurídico es fácilmente confundible con el recurso literario del realismo mágico.

Abandonamos a Venezuela sin emigrar…

Leandro Rodríguez Linárez's picture

El gran problema del país es que el venezolano cree que la problemática política y económica que nos está estrangulando es causada por los gobernantes/políticos, más aún, cree que la solución debe provenir de estos ¡Allí está el error! el gobierno no hará nada para cambiar, es el pueblo el que está obligado hacer indignantes colas por medicinas y alimentos, a retar diariamente la inseguridad, ellos (los gobernantes) ¡están gozando! disfrutando la abundancia propia del manejo discrecional de los recursos del país y de la institucionalidad.

Pages