Para formar parte de la información

Leandro Rodríguez Linárez's blog

Guerra Civil no, Gobierno contra pueblo

Leandro Rodríguez Linárez's picture

El gobierno afronta su situación más crítica desde del derrocamiento de Chávez en el 2002, a diferencia de aquella época no tiene boom petrolero, no tiene expectativas internas ni externas, es la violencia institucional su única herramienta. El hijo del presidente de Brasil, Bolsonaro, muy activo en las redes sociales, ha sentenciado que Venezuela no tiene fuerza interna para enfrentarse al peor de todos los gobiernos.

San Guaidó

Leandro Rodríguez Linárez's picture

Es la etapa póstuma de un chavismo en injusto e ilegal extraining. La Asamblea Nacional está llamada ser quien guie los pasos políticos que requiere la república con carácter de impostergable urgencia. El destino quiso fuera 2019 el año en que los más de 14 millones de venezolanos que eligieron en 2015 el nuevo parlamento vean los frutos de semejante clamor de cambio.

Venezolanos estamos en 2019 ¿Seguiremos en esto?

Leandro Rodríguez Linárez's picture

Venezuela no aguanta más, de la conducción chavista no podemos esperar más que el empeoramiento de lo que ya hoy es indigno, patético. El gobierno solo se aferra a promesas cazabobos tan desgastadas como inútiles, aún sigue prometiendo castillos aéreos como sí tuviese un mes en el poder… ya tienen 20 años manejado todo a placer y el país agoniza cada vez más aprisa, día a día se exacerban las diferencias entre el pueblo llano y los denominados “enchufados” a quienes sus vínculos con personeros del régimen los dotan como jeques en medio del hambre e infinidad de carencias masificadas.

¿Agoniza el gobierno?

Leandro Rodríguez Linárez's picture

Estas navidades lejos de ser festividades han sido unas fechas llenas de melancolías y tristezas, la imposibilidad de comprar regalos, estrenos, los platos navideños o la lejanía de familiares/amigos que emigraron huyendo de este país cubanizado marcaron la pauta, cada año empeora la situación a pesar de las promesas del régimen de mejoría, de ser potencia, tras cada fracaso populista al que denominan “medida económica”.

Querido niñ… ¡no! Querida oposición

Leandro Rodríguez Linárez's picture

Luchar contra el chavismo no ha sido fácil, no tratamos de exculpar los errores (voluntarios e involuntarios) que ha cometido la oposición en estos 20 años de oscurantismo, pero enfrentarse a un régimen castrista, sin escrúpulos, retencionista de poder, con secuestro/violencia institucional, con manejo arbitrario y paralegal de las riquezas más grandes del planeta, confiere a la oposición un mínimo de descargo.

10E: Elecciones parlamentarias y demás desesperos

Leandro Rodríguez Linárez's picture

El nivel de desespero del régimen ha llegado a niveles esquizofrénicos, toda vez que a partir del 10 de enero de 2019, desde Maduro hasta el nivel más bajo de su gobierno, perderán el reconocimiento y protección que dan los cargos gubernamentales y, en consecuencia, serán tratados como ciudadanos comunes, objetos de derecho dentro y fuera de nuestras fronteras.

El 10-E el chavismo se queda sin protección

Leandro Rodríguez Linárez's picture

Lo primero a tomar en consideración es que 20 años de una dictadura que comenzó con cierta sofisticación, pero culminó siendo una de las más retrogradas, como la cubana, no pueden terminarse súbitamente, sin embargo, el chavismo desde la evasión del revocatorio y, más aún, con la imposición de una “constituyente” ensangrentada aceleró el punto final a su infame reinado, aunado al desastre económico que autopropició por toxicidad ideológica, ineficiencia y corrupción, quiebra que le prohibió continuar comprando la conciencia de gobiernos foráneos indolentes y, en cierta parte, corresponsable

Venezuela, a la espera de un cisma

Leandro Rodríguez Linárez's picture

Los venezolanos, sobre todo los generadores de opinión, han caído en una discusión estéril, hacen creer que la crisis del país es producto de lo electoral y no es así, por tal motivo, quiénes participan achacan la culpa a los abstencionistas y viceversa. Sí bien es cierto, muchos regímenes autoritarios han caído a través de procesos electorales otros no, en Cuba por ejemplo se continúa votando amén de una élite cívico-militar indolente 60 años enclaustrada en poder … todo depende del contexto histórico y de los intríngulis de cada nación.

Votar o no da igual

Leandro Rodríguez Linárez's picture

Seguro estamos que a muchos le contrariará lo que señalaremos en estas líneas, pero la política por encima de todo debe ser realista, lo que los alemanes llaman realpolitik y, como sabemos, la política teutona raya en lo casi perfecto. En Venezuela la política se ha devaluado, pasó ser un costosísimo entretenimiento donde sus protagonistas lejos de servirle al pueblo lo entretienen, pueblo que dejó perder su rol en democracia, ahora es un simple espectador, con piernas y manos atadas.

Sistema político venezolano vencido y dañino

Leandro Rodríguez Linárez's picture

¿Qué es un sistema político? Básicamente, es la organización del poder, la relación entre gobernantes y gobernados, de allí depende la funcionabilidad del país. Así, Venezuela posee una organización y relación realmente lamentables, nuestras dos últimas constituciones (61’ y 99’) son un calco, una oda al atraso político, a la proliferación de caudillos que dejan onda huella de pesares en nuestra historia, hasta que no modernicemos al país estaremos expuestos a más y más chavismos.

Congreso “Venezuela Libre” ¿Paja?

Leandro Rodríguez Linárez's picture

Probablemente, el principal problema del país es que carece de interlocutores empáticos, ni el gobierno ni la oposición cuentan con personajes capaces de transmitir al pueblo sus respectivos mensajes, la política ha perdido toda credibilidad, el voto no premia, castiga, ni cambia, las instituciones públicas, donde el Psuv ha hecho metástasis, son un antro de corrupción y desidia indolente. Allí está el detalle, la población venezolana se encuentra abandonada a su suerte, el concepto nación se encuentra extraviado, el liderazgo real ha desaparecido.

El chavismo nunca tuvo enemigos

Leandro Rodríguez Linárez's picture

Con un apoyo popular que bordeó el 70%, con cuatro, cinco, diez veces o muchos más recursos de los que hubiese necesitado, con el dominio absoluto de las instituciones públicas, con casi todas las gobernaciones, alcaldías, con leyes hechas a la medida, con una comunidad internacional sumisa a la petrochequera, el chavismo nunca ha tenido enemigos… más que él mismo.

Chavismo, arruinó Venezuela y a sí mismo

Leandro Rodríguez Linárez's picture

Tres son las principales características del chavismo en su proceloso paso por nuestra historia; Corrupción, ha dilapidado no solo en boom petrolero más alto y sostenido de la historia, sino que sin temblor en el pulso también ha echado mano a nuestras riquezas minerales sin controles, auditorias, al margen de todas las regulaciones. Asimismo, los gobernantes rojos, sus allegados nacionales y foráneos, están vinculados con faraónicos hechos de corrupción global, como los casos de Panamá Paper y Odebrecht, así como por lavado de dinero por infinidad de transacciones nacidas sombríamente.

Política con rigor mortis

Leandro Rodríguez Linárez's picture

La política en Venezuela es un tema que apasiona, lamentablemente, excita las entrañas, no los sesos. La política como ciencia, como herramienta debería ser hoy la principal búsqueda en una sociedad arrastrada a la ruina, a la sobrevivencia indigna por parte de su gobierno, dónde la oposición se encuentra sin sintonía popular, con bajo impacto dentro del país.

Voto-locura

Leandro Rodríguez Linárez's picture

Los cargos de elección popular en Venezuela están secuestrados por el régimen, con procesos electorales viciados desde la A hasta la Z, de qué vale que los adversarios del gobierno ganen alguna plaza sí éste les quita competencias, recursos y hasta destituye/encarcela a quienes obtienen el triunfo, por ejemplo, en el Municipio Iribarren, ciudad de Barquisimeto, el chavismo destituyó, apresó e inhabilitó a Alfredo Ramos antes de las municipales a fin que no fuera reelecto en dicha alcaldía, era el candidato favorito… por mucho.

Sobrevivirá el gobierno

Leandro Rodríguez Linárez's picture

El gran problema del chavismo ha sido su torpeza, la carencia de hombres de Estado, estrategas de estirpe que hayan podido imponer criterios cientistas ante la creación de otro Estado comunistoide que llevaba el fracaso en su ADN. Otro fracaso sumergido en el desconocimiento pragmático de la economía, de su inmezclabilidad con la ideología, otro fracaso llevado de la mano por las pasiones de hombres invirtuosos.

Venezuela, triste país desaprovechado

Leandro Rodríguez Linárez's picture

Somos un país increíble, con una fachada marina bañado con unos de los mares más espectaculares del planeta, que de explotar su potencial turístico diera más rendimiento que la actividad petrolera, ello sin mencionar el grandilocuente Estado Bolívar y sus maravillas naturales, el imponente río Orinoco y nuestros no menos llamativos llanos y gentiles andes, solamente el turismo nos hiciera una nación rica en la realidad, no en el desgastado “potencial” que pareciera ser un consuelo de bobos.

Postchavismo

Leandro Rodríguez Linárez's picture

La mentalidad denominada chavismo hace rato llegó a su fin, solo resiste en el poder a través de la violencia institucionalizada por quienes no poseen ninguna conexión con el pueblo. Internacionalmente el chavismo se encuentra en jaque mate, funcionarios rojos rojitos se encuentran sancionados, además el 10 de enero 2019 Maduro perderá toda legalidad, las naciones determinantes del mundo no reconocen la última elección presidencial, las razones sobran.

Chavismo guipuzcoano

Leandro Rodríguez Linárez's picture

Muchos, dentro y fuera de Venezuela, se preguntan cómo el peor de los peores gobiernos de nuestra historia, que redime al “más malo” de la cuarta república, aún continúa en el poder so pena de tanto dolor y sufrimiento, la respuesta es una sola: a través de la violencia institucionalizada en una nación amante de la paz y del maneo discrecional de los recursos del Estado a beneplácito de una élite suprema.

Diálogo marca Acme

Leandro Rodríguez Linárez's picture

Es cierto que los diálogos han sido útiles a lo largo de los conflictos de la humanidad, existen numerosos ejemplos de ellos, incluso, durante la segunda guerra mundial eran consuetudinarios entre las naciones del eje y los aliados, al mismo tiempo, hay vastos ejemplos donde el diálogo ha sido totalmente inútil, como en Venezuela.

De politólogo a veterinario político

Leandro Rodríguez Linárez's picture

Es difícil circunscribir al chavismo a una tipología específica pues le cuelgan muchas etiquetas. Para los especialistas, esta mentalidad (no es una ideología) posee herencia de las peores dictaduras, de los peores gobiernos neoliberales, incluso, de regímenes absolutistas, donde una élite (cívico-militar) se adueña del país, y valga decir “se adueña”.

Pages