Para formar parte de la información

Leandro Rodríguez Linárez's blog

La caotización del caos

Leandro Rodríguez Linárez's picture

El “madurismo” es la etapa más elevada del chavismo y no podía ser de otra manera, como él mismo lo afirma, Maduro ha continuado fidedignamente con el “Plan de la Patria”, guion que exacerba la importación, la extrema dependencia al petróleo, al capital chino a costilla de nuestras riquezas naturales y activos de la nación.

Se acaba el extraining

Leandro Rodríguez Linárez's picture

Venezuela desde hace años se ha convertido en una fabrica de problemas, los que existen se agravan y surgen nuevos diariamente. El (des)gobierno no soluciona absolutamente nada, tanto se empeora la calidad de vida de que muchos creen es la intención de quienes manejan lo público, caotizar a fin que la más simple diligencia o trámite deba realizarse a través de los “caminos verdes”, en ese escenario el gobierno asume con mayor fortaleza el control sobre la vida de los venezolanos, además de mantener ocupado al pueblo para evitar piense, despierte, reaccione.

¡Boooom!

Leandro Rodríguez Linárez's picture

Y estalló… no nos referimos a drones, bombonas de gas, ni a nada parecido, hacemos incisiva mención a la calle, al pueblo llano en su mejor expresión, sin partidos. No haremos referencia a lo ocurrido en el desfile conmemorativo del aniversario de la GN por dos razones; la primera es que no somos expertos en explosivos, armamentos, ni nada a fin. En segundo lugar, porque en Venezuela el flujo informativo está sesgado, autocensurado, carece de credibilidad.

Única solución: Revertir el chavismo

Leandro Rodríguez Linárez's picture

Censos, comisiones, Estados mayores, misiones, encuentros, enroques, congresos, diálogos, negociaciones, diagnósticos, rebautizos, mecanismos puestos al derecho y al revés, planes, sub planes, pruebas, ensayos, improvisaciones, en fin… fracasos tras fracasos que giran en torno a un mismo proyecto centralista de élites kakistocráticas, de controles y racionamientos mientras el país sigue cayendo cada vez más aprisa, más profundo. Ello solo tiene una explicación: el proyecto y el recurso humano que lo encabeza debe ser cambiado, revertido 180° en lo político, económico y social.

Sí Chávez estuviera vivo

Leandro Rodríguez Linárez's picture

Muchos aún tienen la ingenuidad o simple curiosidad de preguntarse cómo estaría Venezuela sí Chávez estuviera vivo, nos atrevemos responder una pregunta extremadamente fácil de contestar, pues no olvidemos que al morir dejó su legado intacto en lo que denominó “El Plan de la Patria” manual que Nicolás Maduro, como él mismo afirma, ha venido aplicando de manera magistral.

¿Puede Maduro continuar?

Leandro Rodríguez Linárez's picture

Con otro paquete de “medidas económicas” que, según especialistas en la materia, lo único que traerá como premio de consolación es no hacer transacciones económicas y financieras con ceros que estorban, pero que en nada resuelven los problemas reales y al cabo de pocos meses esos ceros aparecerán de nuevo, Maduro busca tiempo debajo de las piedras, tiempo que desde que evitó el revocatorio lo disfruta en injusto extraining.

Bernal mató la Guerra Económica y la ANC

Leandro Rodríguez Linárez's picture

“Me da hasta vergüenza, hemos perdido incluso hasta gobernabilidad. Hay que decirlo. Y somos responsables de ello. No es responsable la cuarta república, no. No es responsable Carlos Andrés Pérez, no. Somos responsables nosotros porque tenemos 19 años en revolución y ya somos responsables de lo bueno y de lo malo en este país” Esta fue la declaración de Freddy Bernal el pasado 22 de julio… no de ningún “escuálido”, “imperialista”, “majunche” ni “mudista” increpando al kakistocrático régimen, fue el propio Bernal, artífice, ícono, líder fundador y mentor de la revolución chavista.

¿Y los presentistas?

Leandro Rodríguez Linárez's picture

Para que Venezuela supere el oscurantismo al que está sometida desde hace casi 20 años es imprescindible comprender lo que ocurre hoy… no ayer, ni mañana… pues lo que nos está destrozando la vida no tiene nada en común con nuestra historia, es la peor corrupción, desidia, ineptitud y con miras convertirse en la peor dictadura que habremos soportado. Desde luego, tiene un poco de muchas tiranías que han castigado a los pueblos latinoamericanos, principalmente de la cubana.

Hiperinflación Socialista ¡La peor!

Leandro Rodríguez Linárez's picture

La hiperinflación en Venezuela no respeta ni siquiera el patrón del precio del dólar, a pesar que éste mantiene por varias semanas un precio relativamente estable, los precios de los productos continúan su vertiginosa alza ¿Por qué? Porque confluyen un sin número de factores que, a pesar mantienen transversalidad en la falta de autoridad, responden al modelo país que tenemos: élites que saquean las riquezas de la nación, al pueblo, todo lo que signifique ganancia.

La oposición

Leandro Rodríguez Linárez's picture

La oposición en Venezuela está atravesando una coyuntura crítica, paga los errores propios, pero principalmente sobrevive los ataques de un gobierno que ha sabido neutralizarla por todas las vías. El régimen tiene la oposición diseñada a su conveniencia, dividida, desarticulada, desconectada del pueblo.

Chavismo: La Plusvalía del engaño

Leandro Rodríguez Linárez's picture

Primeramente, comenzamos señalando que las ideologías en la política han tenido un efecto perverso a lo largo de la historia, han servido históricamente para engañar y manipular a los más incautos, sean de izquierda, derecha o centro, tienen un mismo objetivo: atornillar en el poder a una élite política, misma que luego se convierte en élite económica… repetimos, sea de izquierda, derecha o centro.

A punto de constitucionalizar nuestra destrucción

Leandro Rodríguez Linárez's picture

El famoso pacto de Punto Fijo el 31 de octubre de 1958, permitió estabilizar una democracia que sí bien nunca fue perfecta era perfectible. Sus orígenes fueron estrictamente partidistas, por ello la democracia se degeneró en una insalubre partidocracia, repetimos, fueron nuestros primeros pasos democráticos, a pesar de los errores, era viable, faltó liderazgo político vanguardista, visionario.

Sí Chávez hubiese…

Leandro Rodríguez Linárez's picture

Entre la Constitución del 99 y la del 61 no hay diferencias profundas, solo enunciados que se han quedado en letras muertas, es el mismo régimen presidencialista, reforzado tóxicamente con más leyes centralistas, que lejos de “empoderar” al pueblo germina élites de élites, cogollos partidistas que invaden nuestras agobiadas vidas.

Síndrome país nulo

Leandro Rodríguez Linárez's picture

El gobierno se encuentra más ocupado en mantener el control dentro de su desquebrajada estructura que en el país, ello con la finalidad de preservar su débil sustento en el poder, esto trae como consecuencia la anomia política, económica y social, sencillamente ¡no hay orden! quien debe procurarlo, la institucionalidad/autoridad, se ha convertido en una jungla salvaje donde ni la constitución prevalece, se impone el criterio de 545 asambleístas del Psuv autoproclamados todopoderosos, dicho sea de paso, con diversas corrientes entre ellos mismos.

Politólogo ¡Levántate y anda!

Leandro Rodríguez Linárez's picture

Sí usted acude a una consulta médica y éste, tras realizar los análisis pertinentes y estudiar los síntomas, le diagnóstica diabetes, le aseguro usted no dirá el doctor es “prodiabetes” o un militante furibundo del “diabetismo”, como científico que es usted obedecerá sus indicaciones, probablemente, consulte otras opiniones médicas, pero sí el primer diagnóstico fue científico, se dará cuenta que el primer galeno estaba en lo cierto.

Enroquemanía

Leandro Rodríguez Linárez's picture

Los “cambios” que Maduro hizo a su tren ministerial se circunscriben en dos realidades: mismo recurso humano y mismo proyecto, lo cual prácticamente pasa desapercibido en una sociedad obstinada de una deprimente descalidad de vida. Hacemos énfasis en lo de obstinada, el suicidio se ha convertido en una alternativa ante la imposibilidad de cubrir las necesidades más básicas personales y familiares.

Un diagnostico político

Leandro Rodríguez Linárez's picture

Como primera realidad, nos topamos con un gobierno en su peor momento histórico, incluso, más débil que en 2001 y 2002 cuándo Chávez, huyéndole a sendos referendos, provocó aquella coyuntura histórica de paros, manifestaciones, derrocamiento... se encuentra en extremaunción. Maduro 2018 se encuentra en terapia intensiva toda vez que sorteó la vía electoral con estratagemas al margen de la ley y la legitimidad.

Tercermundismo constitucionalizado

Leandro Rodríguez Linárez's picture

La concepción de Estado prevista en la Constitución del 99 es la misma del 61, Venezuela trastabilla con constituciones retrógradas que son una oda al trágico presidencialismo, o lo que es igual, dictaduras constitucionales. El artículo 226 es un botón, atribuye la jefatura del Estado al presidente de la república cuando debería ser solo jefe de gobierno, la guía del Estado debe recaer en la sinergia de todos los poderes públicos nacionales apegados irrestrictamente a la letra de la carta magna, no a caprichos ególatras.

La rebelión de la minoría opositora ¡Peligro!

Leandro Rodríguez Linárez's picture

Una vez más el gobierno fuerza un presunto “diálogo” intentando frenéticamente simular legitimidad/legalidad, al respecto, quién sabe qué prometería al sector financiero para que la postergación de la conversión monetaria haya lucido como una “decisión consensuada” cuando es consabido fue una errática y alocada promesa electoral. A parte, se anunció un acercamiento entre Copei y el gobierno en Miraflores.

S.O.S. Liderazgo

Leandro Rodríguez Linárez's picture

El motivo principal de las deslegitimadoras abstenciones en los últimos procesos electorales es que el venezolano dejó de creer en el voto, en su capacidad de premio, castigo y cambio. El gobierno al perder la Asamblea Nacional se encargó de destruir el voto con “elecciones” prefabricadas, así como enajenando competencias, facultades, recursos, inhabilitando o apresando a quienes lo venzan por esa vía, sencillamente, deseamos se entienda ¡el venezolano no desea continuar votando mientras quienes hoy ocupan las instituciones del Estado lo continúen haciendo!

Pages