Para formar parte de la información

Luis Fuenmayor Toro's blog

Entre la espada y la pared

Luis Fuenmayor Toro's picture

La ausencia de dólares, responsabilidad absoluta y única del Gobierno, es generada por varios factores, entre ellos: la caída estrepitosa de las ventas de petróleo, imposible de ser compensada con el oro producido en el Arco Minero; la imposibilidad de nuevos créditos una vez agotada la capacidad de pago del país, las erogaciones obligatorias de divisas para el pago de los intereses de la deuda externa y las sanciones económicas impuestas por EEUU, que le impiden realizar operaciones financieras que generen otros ingresos al país.

Los suicidios opositores y la situación actual

Luis Fuenmayor Toro's picture

El Gobierno y la MUD son como Chacumbele. Teodoro Petkoff le endilgó este nombre a Chávez, pues “el mismito se mató”. Hablo, igual que Petkoff, de muerte política. No como los locos de las redes, que asesinan y amenazan a cada rato, y no es que no haya gente cuerda en Internet, pero la proporción de dementes y “dementas” en Twitter, Facebook, etc., supera la de la gente común. Puede ser que los orates busquen las redes para actuar o que éstas conviertan a personas normales en perturbados mentales.

Entre el SEBIN y el asesor español Maduro sucumbe

Luis Fuenmayor Toro's picture

El Gobierno de Maduro ha resultado muy ingenioso en la manipulación de la población, pero por sobre todo en la efectuada contra la oposición hasta hace poco mayoritaria, agrupada con el correr de los años en la Coordinadora Democrática y la Mesa de la Unidad Democrática. Se podría decir que la mayoría de las veces, el Gobierno se ha “embolsillado” a esa oposición.

Los posibles desenlaces

Luis Fuenmayor Toro's picture

Comienzo diciendo que nadie puede atribuirse la propiedad de la verdad de lo que ocurre y, mucho menos, de lo que va a ocurrir en Venezuela. Pero, aunque sólo conocemos el presente y, quienes leen, el pasado, sí podemos plantearnos escenarios sobre lo que pensamos puede ocurrir. Son supuestos que tiene como base lo que ocurre, las fortalezas y debilidades de las fuerzas en pugna, las presiones externas a las mismas, las contradicciones nacionales y mundiales y la experiencia histórica venezolana y extranjera.

No por simples se los puede desechar

Luis Fuenmayor Toro's picture

No hay duda ninguna de que la situación política electoral actual no es fácil. Por lo tanto, a pesar de considerar que hay algunos que están totalmente equivocados, en la forma de analizar el problema y establecer sus conclusiones, no creo que se los deba descalificar sino seguir enfrentando con argumentos y el relato de experiencias similares aquí y en otras latitudes. Esta afirmación no significa que no se les señale los resultados nocivos de la conducta que asuman.

El canto del cisne

Luis Fuenmayor Toro's picture

En 2009, enfrentamos electoralmente la polarización entre el Gobierno y la MUD, mediante una alianza cuyo eje fue el partido Patria Para Todos, en el cual uno de sus dirigentes era Henri Falcón, actual candidato presidencial de una alianza de partidos y movimientos, que decidió no atender los llamados suicidas de la abstención.

Los farsantes de hoy

Luis Fuenmayor Toro's picture

El llamado canal humanitario, justificado en el hecho cierto de la grave escasez existente en Venezuela de alimentos, medicamentos, hidroterápicos, sangre, vacunas y otros productos, que ha generado sufrimientos y muertes comprobables en nuestra población, es una de las vías asumidas por un grupo de políticos traidores a la patria, para buscar la intervención extranjera en nuestro país, como fórmula de acabar con el régimen mafioso, ineficaz e indolente de Nicolás Maduro.

No tengo asignada la pensión que me corresponde

Luis Fuenmayor Toro's picture

Recientemente, motivado por la necesidad imperiosa que tiene de ser reelegido en la contienda electoral de mayo, el presidente Maduro afirmó que el cien por ciento de los adultos mayores de Venezuela gozaban de su pensión, las cuales alcanzaban 4 millones 95 mil 23 personas beneficiadas. El anuncio lo hizo al supuestamente asignar 275 mil 110 nuevas pensiones, a través de ese perverso instrumento, que consagra la existencia de un “apartheid” en el país, llamado el carnet de la patria.

Almagro y Felipillo

Luis Fuenmayor Toro's picture

Mucho antes de que se definieran las actuales candidaturas presidenciales, antes de que se fijara la extraña fecha electoral, me referí públicamente y condené la injerencia en nuestros asuntos de varios personajes de la política internacional, cuyos desempeños no los avalaban para servir de maestros consejeros, ni mucho menos para dirigir nuestra política.

¿Sólo reconstruir?

Luis Fuenmayor Toro's picture

Venezuela está destruida, sus instituciones no existen, su población ha empobrecido enormemente, su economía está por el suelo, sus sentimientos patrióticos se han deteriorado, el delito y la corrupción imperan y la desesperanza y la confusión reinan. Una mafia se ha apoderado del país y pareciera no estar dispuesta a soltarlo en forma pacífica. Están a punto de realizarse unas elecciones que, hechas por una dictadura, no reúnen todas las condiciones necesarias para estar seguros de que sus resultados expresen la voluntad de la población.

Maduro podría seguir con apoyo internacional

Luis Fuenmayor Toro's picture

El señor Todd Robinson, encargado de negocios de EEUU en Venezuela, declaró recientemente en entrevista radial que “hay varias teorías sobre los resultados de las elecciones y al final los venezolanos van a decidir si las elecciones tienen credibilidad o no, y nosotros vamos a esperar la decisión de los venezolanos”. Esta afirmación le da un vuelco a la posición pública hasta ahora mantenida por EEUU´, sobre las elecciones presidenciales del 20 de mayo próximo, pues el desconocimiento de las mismas no estaría planteado desde ya, sino esperaría por su realización y sus resultados.

Los grandes peligros hoy para la nación venezolana

Luis Fuenmayor Toro's picture

En la coyuntura electoral actual, no se dilucida quién será el próximo Presidente de la República, ni cómo se modificará el cuadro opositor venezolano de llegar a ganar el presidente Maduro. Si estuviéramos en condiciones iguales a las existentes hasta diciembre de 2015, esas serían posiblemente las preguntas a resolver con las elecciones de abril próximo. Diríamos que si Falcón gana sería el próximo Presidente de Venezuela y si pierde pasaría a liderizar la oposición al presidente Maduro. Pero no, no es esto lo que está en juego.

Las ideas absurdas de la oposición extremista

Luis Fuenmayor Toro's picture

Leer los argumentos esgrimidos por personas supuestamente serias de la oposición abstencionista, ahora reunida en un supuesto Frente Amplio, no deja de alarmarnos ante la subjetividad que tienen en el análisis de los distintos escenarios políticos existentes o, peor aún, ante la forma que tienen de manipular los hechos para seguir engañando a la población venezolana. No se diferencian en este sentido de quienes dicen adversar, lo que nos da un panorama nada halagüeño de Venezuela una vez superada la actual contingencia.

Me propongo para presidir el CNE

Luis Fuenmayor Toro's picture

Ya se inscribieron los candidatos que se iban a inscribir, aunque en la Venezuela actual uno nunca puede estar seguro. Ahora parece que el gobierno se percató que perdió una oportunidad estelar de firmar el acuerdo en Santo Domingo, si hubiera cedido en relación a la fecha del evento. Los negociadores de la Mesa firmaban el acuerdo, siempre y cuando la fecha fuera en mayo. La rigidez del sector oficial permitió el lapso, donde se produjeron las presiones extranjeras para la no firma de ningún acuerdo.

Simplemente un horror

Luis Fuenmayor Toro's picture

El estudio científico de las condiciones de vida de la población venezolana, efectuado por investigadores y académicos serios, acreditados nacional e internacionalmente y pertenecientes a la UCV, la USB y la UCAB, arroja una cifra espantosa de miseria en Venezuela para 2016, que hoy debe ser peor dada la velocidad rápida con la que progresa el deterioro.

Vergüenza ajena

Luis Fuenmayor Toro's picture

Si algo se siente, cuando vemos el estado del país, las decisiones y ejecutorias gubernamentales, sus fracasos, y luego leemos sus declaraciones y racionalizaciones, es vergüenza ajena. Es esa turbación que nos hace bajar la vista y voltear la cara, ante las actuaciones ilógicas, desatinadas, incoherentes, imbéciles, de un amigo, un conocido o incluso un extraño o un enemigo, al sentir vergüenza de que otras personas lo vean y lo oigan y se percaten de sus grandes limitaciones mentales o peor aún de su cinismo.

Maduro seguidor de Bush

Luis Fuenmayor Toro's picture

La revolución chaveca tiene una característica extraña, que debe ser conocida para que sus seguidores sepan a qué atenerse. Enfrenta a EEUU en el discurso, pero sigue sus directrices y ejemplos, entre otros en la lucha contra sus adversarios internos. Los califican como terroristas, sin importar qué hacen ni quiénes son. Son terroristas por oponerse al régimen dictatorial de Nicolás Maduro. Un muchacho que lanza piedras contra la policía es, para los neo seguidores de George Bush, un terrorista peligrosísimo.

Verdades que hieren

Luis Fuenmayor Toro's picture

Independientemente de los sentimientos de las personas, de sus deseos, de sus luchas, de los sacrificios que realicen para que las cosas cambien, de la objetividad de sus análisis, de la seriedad de sus proposiciones y de la fortaleza de las razones que se esgriman, la realidad económica, social y política puede mantenerse sin cambios importantes por mucho tiempo, pues no depende solamente ni principalmente de las consideraciones anteriores. No existe eso que llaman la justicia natural o divina ni aquello que señala que el “bien y la verdad” terminan por imponerse.

Cantaura, Yumare, El Amparo y ahora El Junquito

Luis Fuenmayor Toro's picture

Prohibido olvidar” fue el lema escogido por los actuales revolucionarios, para referirse a las víctimas de las masacres y asesinatos ocurridos en lo que bautizaron como cuarta república. Recuerdo muy claramente las acciones y movilizaciones del pasado contra actos claros de terrorismo de Estado, cometidos por los gobiernos adecos y copeyanos, y defendidos por sus dirigentes como la legítima acción del Estado contra quienes enfrentaban su poder y actuaban al margen de la Constitución. Hoy, ése es el argumento de Bernal, Cabello e Iris Varela.

Insólita indolencia

Luis Fuenmayor Toro's picture

La propaganda gubernamental es maquiavélica y cochina aunque previsible, al igual que las declaraciones de sus grandes capos ante sucesos nacionales e internacionales de naturaleza política, económica o, incluso, delictiva. Este es el Gobierno de la propaganda mentirosa permanente. No actúa sino en función de la misma. Las numerosísimas alocuciones presidenciales, las actuaciones de todos los funcionarios, las declaraciones de prensa que dan con frecuencia inusitada, todo, absolutamente todo tiene como objetivo hacerse propaganda. Están siempre como en campaña electoral.

Una patada a la democracia y a los venezolanos

Luis Fuenmayor Toro's picture

No acostumbro a ponerme retórico con las acciones políticas ni económico-sociales del gobierno de Maduro. Tampoco lo hice con el de Chávez. He tratado de comprender sus decisiones y acciones en función de sus intereses de perpetuarse en el poder a un costo razonable. Otro tanto he tratado de hacer con las decisiones y medidas tomadas por la oposición hasta ahora mayoritaria, también en función de su interés de sustituir al gobierno chaveco y, de nuevo, a un costo material y humano razonable.

Diálogo, ambigüedades y absurdos

Luis Fuenmayor Toro's picture

Un gran secreto existe sobre las conversaciones del gobierno y parte de la MUD en República Dominicana. Y el mismo es producto de un acuerdo claro entre los dialogantes, ya que ambos se refieren en forma muy ambigua sobre los tópicos a ser tratados. No digo que las conversaciones tengan que ser totalmente conocidas por la gente, pues eso podría agregar más dificultades que beneficios en lograr acuerdos satisfactorios para el país. Pero es inaceptable que no sepamos de qué se trata, más allá de alguna que otra confesión de ciertos dirigentes.

Pages