Para formar parte de la información

Adolfo Salgueiro's blog

Bye bye Evo

Adolfo Salgueiro's picture

Desde hace un par de meses venimos observando la fluidez de la situación política en América Latina. Hasta ahora el fenómeno se había expresado en distintas manifestaciones de inquietud y violencia generada en países que vienen transitando la vía democrática, no afectos al “socialismo del siglo XXI” ni al discurso confrontacional originado en Caracas. Chile, Colombia y Ecuador enfrentan disturbios mientras Argentina parece haber decidido retomar el rumbo suicida, pero a través de elecciones certificadamente transparentes.

¡Las sanciones no me importan!

Adolfo Salgueiro's picture

Cada vez que Estados Unidos o la Unión Europea anuncian la imposición de sanciones personales a los capitostes del chavismo-madurismo, los señalados recitan el casette de ocasión para la circunstancia avisando urbi et orbi que tales medidas no les importan en lo más mínimo, que más bien se sienten halagados por haber sido señalados por la “canalla antirrevolucionaria” y demás expresiones que pretenden hacer creer que tales castigos más bien vienen a reforzar sus credenciales bolivarianas, siendo apenas un saludo a la bandera por cuanto ninguno de ellos tiene interés en visitar a Micky Mouse

¡Qué semana!

Adolfo Salgueiro's picture

Ocurrió lo que se esperaba ocurriera: Argentina cometió suicidio político. El populismo peronista se impuso en forma rotunda dando al traste con un experimento bien intencionado pero mal desarrollado de recomposición de una economía aquejada de enfermedad producida antes justamente por quienes hoy resultaron vencedores. Otra vez, en una elección limpia y transparente, un pueblo pospone su vocación de futuro supeditándola a las necesidades del presente.

Mañana, día crucial en la región

Adolfo Salgueiro's picture

El día de mañana será definitorio no solo para el destino de Argentina, que tendrá elecciones presidenciales, sino también para el conjunto regional sumido en repentina –pero no sorpresiva– agitación. Uruguay también elegirá presidente mañana, pero dentro de un marco de opciones que –siendo discrepantes– no conducen al abismo.

Al votante argentino se le plantea la lamentable disyuntiva de votar por el malo o por el peor representados por Macri y por Alberto/Cristina Fernández, respectivamente.

Política y locura

Adolfo Salgueiro's picture

Es cierto que la política (con minúscula) no es una ciencia exacta. Lo sorpresivo, lo insólito, lo inmoral y hasta lo ridículo forman parte de las características de esta actividad humana que –por obvias razones– se ve cada vez más desprestigiada de tal suerte que algunas veces pareciera que la ruindad y el egoísmo van de la mano y hasta a veces se ven desplazados por la demencia .

Brexit a la venezolana

Adolfo Salgueiro's picture

El 23 de junio de 2016 se llevó a cabo en el Reino Unido un referéndum en el que se le preguntó a la población si era partidaria de abandonar la Unión Europea o permanecer en ella. El resultado fue un triunfo bastante ajustado (52% contra 48%) para la opción del retiro. Tal decisión se conoce con el nombre de brexit, que resulta de la combinación de las abreviaturas britain/exit.

Caja CLAP mata Constitución

Adolfo Salgueiro's picture

No cabe duda de que la política es una actividad difícil que requiere de creatividad, paciencia y flexibilidad. La coexistencia de todas estas condiciones atenta muchas veces contra la coherencia y –peor todavía– contra la moral. Ejemplo de lo que se afirma es el escandaloso episodio de la seudonegociación revelada esta semana entre el régimen usurpador y una oposición cuya inexistente representatividad descalifica todo lo actuado.

TIAR – Ojo con las expectativas exageradas

Adolfo Salgueiro's picture

Los titulares que circulan afirmando que se ha activado el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) están haciendo que el público en general, acostumbrado a la lectura de los encabezados de las noticias, se pliegue a la creencia y la expectativa de que “ya viene el coco” porque la acción militar colectiva es inminente.

Todo el tiempo en todas partes

Adolfo Salgueiro's picture

La desesperación que se va apoderando de muchos sectores de la vida nacional viene generando en grupos cada vez más numerosos la opinión favorable a buscar o precipitar un desenlace de fuerza militar ya sea invocando al TIAR, a la acción unilateral de Estados Unidos o a María, a quien –en el sentir popular– los venezolanos solemos poner en sus manos la solución de delicados problemas.

Siempre se puede estar peor

Adolfo Salgueiro's picture

El panorama político sigue en franco e indetenible deterioro. Varias veces hemos creído –y dicho– que estábamos ya llegando al llegadero por cuanto todos los indicadores parecían haberse acercado hasta el fondo. No ha sido así y –lamentablemente– hemos podido comprobar que en eso de vivir en crisis siempre hay la posibilidad de estar peor. Lo que sí es cierto es que el desenlace cada día está más cerca de ocurrir, aun cuando no podamos establecer una fecha.

Argentinos: frágil memoria

Adolfo Salgueiro's picture

Con motivo de la reciente celebración de elecciones primarias en Argentina se hizo viral un video en el cual una señora de apariencia muy humilde, en la norteña provincia de Jujuy –que es bastante pobre– expresaba su satisfacción con el triunfo de la fórmula Fernández-Fernández (de Kirchner) fundando su opinión casi literalmente así : “En época de Cristina al menos comíamos, ahora tenemos que trabajar”. En esa breve frase está contenido el drama del populismo como decisiva arma política en nuestro continente –y por qué no– también en otras latitudes.

Se levantaron de la mesa

Adolfo Salgueiro's picture

En el mundo de hoy existe consenso en el sentido de que la negociación es la manera civilizada de resolver los conflictos, tanto más cuando ninguna de las partes que se enfrentan tiene la fuerza suficiente como para someter a la otra. Sin embargo, en Venezuela el principal debate reside justamente en la conveniencia o no de negociar.

Después de Bachelet

Adolfo Salgueiro's picture

En nuestro anterior artículo titulado “Bachelet: ángel o cómplice”, publicado en esta misma sección durante la visita de la alta comisionada pero antes de conocer su informe, alertábamos en el sentido de no llegar a conclusiones ni lanzar epítetos sin antes haberse producido y conocido el resultado. El resumen del informe se hizo público el día 4 de julio y el texto completo (38 páginas) se conoció el día 5 de julio. Generó reacciones notorias y esperamos que también consecuencias que lo eximan de la condición de “saludo a la bandera”.

Realidad política versus valores

Adolfo Salgueiro's picture

La horrible realidad de la política de hoy, dentro de Venezuela, y ante ella, por parte de otros Estados que apoyan o adversan a Juan Guaidó, nos pone de manifiesto que los valores éticos poco tienen que ver y que el mero interés ―por más bajo que sea― es el que, en definitiva, guía las acciones de los actores del drama, los buenos y los malos.

Bachelet ¿ángel o cómplice?

Adolfo Salgueiro's picture

Tal como era de esperarse, la presencia de la señora Bachelet en Venezuela fue objeto de controversias previas y posteriores. Oficialistas y opositores proclaman que la visita les favoreció, para lo cual utilizan frases más o menos descontextualizadas de la funcionaria internacional mientras los sectores más radicales de uno y otro lado naturalmente encuentran insatisfactorio el resultado del viaje.

La primera crítica se centra en que Bachelet visitó a Maduro y por tanto le dio legitimidad y algo del aire que el usurpador necesita. Analicemos.

¿Ellos sí y Venezuela no?

Adolfo Salgueiro's picture

Constatamos que el ánimo de protesta popular ha venido disminuyendo como resultado del justificado miedo que genera la represión, al que se suman el escepticismo derivado de la frustración de importantes expectativas (intervención militar extranjera, ingreso de la ayuda humanitaria, afloramiento de apetencias personales o grupales al margen de la requerida unidad, etc.

México: ¡tremendo palo!

Adolfo Salgueiro's picture

El tema de las sanciones internacionales y la amenaza del uso de la fuerza siempre son objeto de controversia. Quienes imponen las sanciones y amenazan con el uso de la fuerza sostienen que tal cosa es totalmente legal porque son acciones destinadas a favorecer causas justas y valores éticos. Todo ello sin entrar a opinar sobre la licitud o no de tales posiciones.

Pompeo nos regañó

Adolfo Salgueiro's picture

Esta semana el prestigioso periódico The Washington Post develó una grabación –no desmentida– según la cual el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, comentó en una importante reunión –que debía ser off-the-record– que estaba crecientemente frustrado por la inhabilidad de su gobierno, que no ha podido conseguir interactuar con la oposición venezolana en plan de unidad.

El día después

Adolfo Salgueiro's picture

El pronto desenlace de la situación política del país genera razonables ilusiones y no pocas preocupaciones. Para algunos –tal vez los menos–la restitución del orden democrático sea lo que más les alienta. Para otros –tal vez los más– sea la ilusión de que se reduzcan o terminen las ya largas privaciones y crisis que han venido asolando al país. Así, pues, no parece irreal decir que del 85% que hoy quisiera que termine la usurpación, no haya una razonable proporción de chavistas que, pese a su preferencia política, rechace la situación que hoy se vive.

Pages