Para formar parte de la información

Antonio Ledezma's blog

Oligarcas revolucionarios

Antonio Ledezma's picture

La Patria se va quedando chiquita en manos de esas minorías que usan su nombre, pateándolo con todo desparpajo y cinismo, después de haberla sudado en las franelas con su mapa estampado, montados en las tribunas mientras pronuncian discursos encendidos en nombre de los descamisados que terminan molidos en ese trapiche de la demagogia en el que se apaga su ensoñación.

¿Cuál es la sorpresa?

Antonio Ledezma's picture

La sede del Capitolio Federal de Venezuela ha sido trastocada en una sala de teatro al servicio de la narcotiranía que comanda Nicolás Maduro. Lo que se montó el pasado 5 de enero fue, sin duda alguna, una de esas obras escritas con la tinta de la arbitrariedad, igualito a como se escribió y se desarrolló el sainete de la Asamblea Nacional Constituyente, concebida con los fraudes denunciados oportunamente, dentro y fuera de Venezuela. ¿O nos olvidamos de las confesiones de los directivos de la empresa Smartmatic, ofrecidas desde Londres, el pasado 31 de julio de 2017?

Realidad nocultable

Antonio Ledezma's picture

Venezuela se ha convertido en el campo de concentración más grande del mundo. El día a día de nuestra nación se relata con el derramamiento de la sangre de nuestros coterráneos. Esas tragedias se amontonan en largas páginas de ese diario, revelando las cifras más inopinadas generadas por los crímenes cometidos por Nicolás Maduro y sus cómplices.

Las dos Venezuela

Antonio Ledezma's picture

El mejor Programa de Gobierno, está encarnado en la Constitución Nacional. Veamos que dice el artículo 102 de la Carta Magna vigente que califica como “un derecho humano y un deber social fundamental la educación para todos los venezolanos”. El año pasado había leído varias propuestas que nos ayudan a comprender la significación y trascendencia del concepto Educación con Calidad, uno de esos libros me lo obsequio el Padre Luis Ugalde: “Educación para transformar el país”.

Entre Maduro y nosotros

Antonio Ledezma's picture

La ciudadanía venezolana está desconcertada. Y tiene que ser así, lamentablemente. La gente se desplaza del extremo de la euforia, en donde nos hemos encontrado varias veces, como cuando ganamos las dos terceras partes de la Asamblea Nacional, la vez que protagonizamos el épico plebiscito del 16 de julio de 2017 y, más recientemente, con el desafío asumido por Juan Guaidó el 23 de enero de 2019.

Los retos que deben asumirse

Antonio Ledezma's picture

Nuestra organización partidista, Alianza Bravo Pueblo ha cumplido 20 años de lucha continua, en resistencia, sirviendo a la causa por la libertad de Venezuela. Esa es nuestra agenda. No hay otra pieza en el menú de nuestro trabajo. En este aniversario realizamos un intenso programa de intercambios de criterios para lo cual invitamos a pensadores reconocidos con bastos conocimientos que han hecho posible motivar fecundas discusiones, uno de ellos fue el Dr.

De Patria a lavandería

Antonio Ledezma's picture

En Venezuela no queda ninguna institución a salvo de la jauría dictatorial, la única que goza de legitimidad de origen como es la Asamblea Nacional que se dieron más de 14 millones de venezolanos el pasado 6 de diciembre de 2015. En medio de esa anarquía institucional, Maduro impone una ley irregular llamada "Antibloqueo" mediante la cual confirmará que Venezuela es la gran lavandería del narcotráfico, la explotación de oro y los negociados de la corrupción. Por eso la importancia del territorio nacional que se esmeran en cercar con sus aliados del Foro de Sao Paulo.

Por quién doblan las campanas

Antonio Ledezma's picture

Por ese pueblo que no se ha detenido jamás. Por esos millones de venezolanos que acumulan más de 20 años dándole batallas a esta dictadura. Por esos jóvenes que se inmolaron y que continúan en pie de lucha, simbolizados por los centenares de muchachos que no se dejan arrebatar sus ilusiones. Por esas nuevas generaciones que saben que no hay nada más importante que la patria en la que nacieron y que es una causa inextinguible de lucha.

El poder a costa de un país

Antonio Ledezma's picture

La situación de Venezuela cada día se empeora. La dimensión de la tragedia cuesta, a veces, que la entiendan y la admitan oyentes en algunas partes del mundo, que se niegan a dar por cierto el relato que les hacemos para tratar de impresionarlos, de alguna manera, y ganarlos a favor de la causa por la libertad de un país secuestrado por las más feroces mafias.

El R2P y el veto en la ONU

Antonio Ledezma's picture

El pasado sábado 7 de noviembre, los venezolanos leíamos la noticia que salía de las dependencias de la ONU, en Nueva York, en la cual no sólo era reconfirmada la crisis humanitaria compleja que había sido reseñada meses atrás por expertos de esa misma institución, sino que ahora se vaticina que "lo de Venezuela va para peor, advirtiendo que en nuestro país se agudizará la hambruna". Eso significa que se incrementará el número de niños y ancianos que perecen por desnutrición.

El colmo del cinismo,

Antonio Ledezma's picture

Los ataques defensivos del régimen de Maduro son, sin que nos quede lugar a dudas, el colmo del cinismo. Corren hacia delante, con el grito ya descubierto de ¡ahí va el ladrón, ahí va el ladrón! Asaltan, saquean y rematan a un país sin miramientos ni con la más mínima pizca de escrúpulos, y con todo el desparpajo del mundo pretenden seguir montando en escena sus shows de inmaculados inocentes. A esa guerra comunicacional no hay que tratarla con desdén, ni quedarnos en la equivocada conclusión de que "nadie les cree sus mentiras".

¿Con Dios o con el diablo?

Antonio Ledezma's picture

La situación que actualmente padece Venezuela no admite posiciones dubitativas. La dimensión de la tragedia humanitaria es descomunal, por lo tanto, pretender esquivar responsabilidades, argumentando "relaciones ideológicas" es, simplemente, absurdo y asqueroso a la vez. Es evidente a los ojos de cualquier observador, incluso distraído, que a borrasca amoral que sacude a Venezuela no tiene parangón en ninguna otra parte del mundo: la demolición ha sido por los cuatro costados de la república.

Repertorio de planes y leyes

Antonio Ledezma's picture

No representa ninguna novedad que nos asalte de sorpresa, la comentada Ley Antibloqueo que esgrime en esta coyuntura signada por la más escandalosa catástrofe humanitaria, que país alguno pueda acusar, sin que su razón de ser tenga alguna relación directa con el COVID-19. Eso no significa que estemos dejando de ver el verdadero calado de semejante despropósito inconstitucional, lo cual sería una tremenda temeridad de nuestra parte, ya que ese instrumento es una peligrosa daga con la que se acuchilla a lo que queda de Nación.

Las mujeres luchadoras

Antonio Ledezma's picture

El éxodo hacia ninguna parte pareciera ser el destino final de los millones de venezolanos que se ven forzados a salir del territorio nacional. Lo que se ve en reportajes televisados o por las redes sociales que permiten observar ese peregrinaje tan doloroso, es la mezcla de personas con distintos padecimientos y esperanzas a la vez.

Maduro, el bloqueo eres tú

Antonio Ledezma's picture

Sigo siendo refractario en eso de darle algún crédito a las ofertas de Maduro de “dialogar” para resolver la catástrofe que engendró Chávez, y que él ha profundizado. A riesgo de que me tilden de “radical”, no tolero esa falsa prédica, porque si a ver vamos, opto por el remoquete de “radical”, que a dar pie para ser calificado de cómplice de semejante pícaro

Maduro, el Milosevic tropical

Antonio Ledezma's picture

Venezuela está hoy, más que nunca, en el ojo del huracán. En los espacios de televisión, en las primeras páginas de los medios impresos y en los debates radiales de muchísimos países del mundo, el tema fuerte tiene que ver con el informe dado a conocer recientemente, por la Comisión Especial de Derechos Humanos designada por la ONU. Dentro de Venezuela las redes sociales vencen el cerco mediático impuesto por la narcotiranía.

!Son criminales!

Antonio Ledezma's picture

Confirmado, “Venezuela es hoy un Estado Fallido y fragmentado, tanto en su dimensión territorial como en la administrativa”. Esa es una de las conclusiones incorporadas al informe de 440 páginas emitido por la Delegación del Consejo de Derechos Humanos de la ONU. Ya no hay dudas ni caben las vacilaciones de aquellos que se resistían a caracterizar el régimen de Maduro como lo que realmente es: una tiranía arbitraria.

¿Qué es lo que no entienden?

Antonio Ledezma's picture

En mi uso diario de las redes sociales me encuentro con las más variadas opiniones, entre apoyos a mis comentarios y mensajes, así como también, observaciones y recomendaciones. Insisto en que no podemos dar por sentado que la ciudadanía está al tanto de las verdaderas causas de la crisis múltiple que agobia al país. Hay quienes incurren en la ingenuidad de desestimar el poderoso recurso comunicacional del régimen que usurpa los poderes en Venezuela.

La "fantasía" del narcoestado

Antonio Ledezma's picture

Cuando en San Juan de los Morros mi madre me decía “si primero no haces la tarea pendiente de la escuela, no saldrás a jugar con tus amigos”, era una de advertir que tomaría medidas para inducirme a cumplir con mis obligaciones. Pudiéramos asimilarla con lo que calificamos como “amenaza creíble”.

¿Por qué quiero vivir en democracia?

Antonio Ledezma's picture

Quiero vivir en libertad. Plenamente. Por eso apuesto a la democracia, sin titubeo alguno. La democracia es el sistema, con todas sus imperfecciones, que más se acerca a ese sentimiento. Quiero vivir siendo tolerante con quienes discrepan de mis ideas o criterios. Saber que debatimos sin creernos tener el monopolio de la verdad. Que no es posible tener respuestas para todo, de allí la necesidad de promover discusiones, no temer a las reformas, a los cambios, a la modernidad, a la necesidad y conveniencia de adaptarnos a las realidades que van apareciendo con el tiempo.

¿Por qué no ha caído la tiranía?

Antonio Ledezma's picture

El problema -la verdad sea dicha- es que siempre estamos de retro, cambiando la estrategia propia por la del dictador de turno. Así ocurrió en diciembre de 2005, cuando la estrategia de colocar en alto relieve las truculencias e irregularidades urdidas por el aparato de Chávez que imponía su esquema de manipulaciones en el CNE, se cambió en enero de 2006.

De Carlos Andrés a Uribe

Antonio Ledezma's picture

A Álvaro Uribe Vélez no le perdonan haberse convertido en uno de los líderes más destacados de Latinoamérica. Se ganó ese sitial cumpliendo una obra en Colombia, de inevitable reconocimiento por propios y extraños. Hizo carrera desde abajo. Acumuló experiencia y fue tallando éxitos en cada una de esas estaciones de servicio público donde se detenía a cumplir con sus obligaciones.

Venezuela desde el exilio

Antonio Ledezma's picture

Cuando uno se ve forzado a salir del territorio venezolano, como es el caso que atañe a más de 6 millones de compatriotas que estamos integrando la diáspora, acusamos un inevitable “dolor de patria ausente”. Al poner un pie en tierra extranjera nos asalta un escalofrío, de solo pensar que comenzará a extinguirse nuestra identidad. Los años que acumulo afuera me han ido enseñando que, afortunadamente, no es así. La angustia estribaba en el temor de que en Venezuela se extraviara la esperanza y la derrumbara la tristeza .

Pages