Para formar parte de la información

Oswaldo Alvarez Paz's blog

Llegando al llegadero

Oswaldo Alvarez Paz's picture

Finalmente pareciera que estamos muy cerca del final de esta etapa de la crisis venezolana. Me refiero a lo del día de hoy, ya que después vendrá la no menos complicada tarea de la construcción del nuevo país que deseamos. En todas las etapas será indispensable mantener una unidad esencial. Todos los factores políticos, económicos y sociales deberán compartir objetivos comunes, dentro del pluralismo propio de las democracias auténticas.

Copei, 74 años y la lucha por los presos políticos

Oswaldo Alvarez Paz's picture

Aprovecho la coyuntura del aniversario copeyano para retomar el ritmo de las colaboraciones semanales. Especialmente en esta oportunidad cuando se acumulan circunstancias que elevan la importancia de esta jornada.

Haciendo un repaso del camino andado, creo que una de las decisiones más importantes de mi vida la tomé en febrero de 1958, recién caído Pérez Jiménez, al inscribirme en la Juventud Revolucionaria Copeyana con apenas 15 años de edad. Con 62 años de militancia en todas las instancias partidistas, no me arrepiento.

Más allá de la política

Oswaldo Alvarez Paz's picture

La vida nos ofrece lecciones prácticas permanentemente. A medida que avanzamos creemos saber muchas cosas y de verdad las sabemos. Sin embargo, a medida que el tiempo avanza y la sensibilidad humana que nos ha acompañado va variando insensiblemente, el valor de la amistad adquiere características definitivas e invariables. Estando humanamente cerca o lejos, políticamente identificados o en aceras diferentes, con la misma base ideológica o con matices y acentos diferenciales, sabemos identificar al amigo sin temor a equivocarnos.

Los copeyanos y el Táchira

Oswaldo Alvarez Paz's picture

El Estado Táchira tiene una significación especial para los socialcristianos de toda Venezuela. Allí nació COPEI. La generación fundadora dejó un legado de admiración y respeto que todavía se mantiene. Al recorrer los caminos que atraviesan este hermoso territorio se mezclan muchos sentimientos. Los recuerdos nos obligan a repasar los principios fundamentales que nos trajeron a la lucha política.

Humberto Calderón Berti

Oswaldo Alvarez Paz's picture

Trujillano nacido en esa maravillosa tierra cafetalero de Boconó. Buen amigo y compañero. Nos conocemos desde los remotos tiempos de la Juventud Revolucionaria Copeyana a la caída de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez. Él en Caracas donde terminó de estudiar la secundaria e ingresar a la Universidad y yo, todavía y por varios años más, en Maracaibo hasta graduarme de abogado en la Universidad del Zulia. No se trataba de una relación íntima, pero si lo suficientemente agitada lo que permitía apreciar de la mejor manera las cualidades de los compañeros dirigentes.

La liberación de Venezuela

Oswaldo Alvarez Paz's picture

Hay muy poco que agregar a lo que todo el mundo sabe. Propios y extraños están convencidos de la existencia de una dictadura tiránica que mantiene al país en proceso de disolución acelerado, millones de familias dispersas y una pobreza material y espiritual crecientes. Todo se sabe y los males del país están sobre diagnosticados como hemos dicho muchas veces.

El Zulia marcará la pauta

Oswaldo Alvarez Paz's picture

Este artículo va con un poco de retraso. Estoy en Maracaibo desde hace varios días cumpliendo un intenso programa de actividades que permiten tener contacto directo con distintos sectores de la comunidad. Estamos al día con los problemas de la región. Dicho sea de paso, siempre lo hemos estado, pero el desarrollo de los últimos acontecimientos de lo que va de año, son lo suficientemente graves y debemos dedicarle toda nuestra atención.

Peligrosa ofensiva subversiva

Oswaldo Alvarez Paz's picture

Escribo en domingo sin conocer los resultados electorales presidenciales en algunos países y departamentales y de alcaldes en Colombia. Ojalá y estos resultados sean una demostración más de pueblos que rechazan definitivamente los esquemas socialistas-comunistoides. Sin embargo, la seguidilla de acontecimientos que suceden en países claves del continente obligan a mantener un alerta profundo.

Unidad en la diversidad

Oswaldo Alvarez Paz's picture

Entre verdaderos demócratas la unidad puede ser, normalmente lo es, dinámica y diferenciada. Pero será eficiente sólo en la medida en que los objetivos sean comunes y estén claros. Entonces cada grupo podrá definir sus tácticas y hasta sus estrategias para alcanzar el objetivo común. Lo que no se puede tolerar son las conductas alejadas del objetivo central olvidando la verdadera naturaleza del enemigo común en búsqueda de ventajas circunstanciales o la simple cohabitación que los convierte en cómplices voluntarios o no, del enemigo al que se pretende vencer.

La voluntad de la Nación

Oswaldo Alvarez Paz's picture

Para nadie es un secreto que más del ochenta por ciento de los venezolanos rechaza al régimen que ha presidido Nicolás Maduro. Ese rechazo es muy superior a los niveles alcanzados por su antecesor. Chávez sufrió un creciente deterioro a medida que se aproximaba a su final, pero ni su muerte, ni la política de “deificación” desarrollada han logrado convencer al país sobre unas bondades inexistentes. Todo lo demás está suficientemente claro para propios y extraños.

La voluntad de la nación

Oswaldo Alvarez Paz's picture

Para nadie es un secreto que más del ochenta por ciento de los venezolanos rechaza al régimen que ha presidido Nicolás Maduro. Ese rechazo es muy superior a los niveles alcanzados por su antecesor. Chávez sufrió un creciente deterioro a medida que se aproximaba a su final, pero ni su muerte, ni la política de “deificación” desarrollada han logrado convencer al país sobre unas bondades inexistentes. Todo lo demás está suficientemente claro para propios y extraños.

En defensa de lo nuestro

Oswaldo Alvarez Paz's picture

Cada día se fortalece mi convicción de que este pueblo es superior que sus dirigentes. No acepto el argumento de que es pasivo, que no reacciona o que se resigna a vivir con lo que el régimen le ha dado. Cada vez menos, por cierto. Lo que algunos no entienden es la dura realidad que sufren los más pobres. Los obliga a ocuparse esencialmente de la seguridad en el más amplio de los sentidos.

El Mundo en expectativa vigilante

Oswaldo Alvarez Paz's picture

Septiembre ha sido uno de los meses más especiales del año. Son muchos los factores que contribuyentes. Entre otros, las caretas que algunos mantienen con y sin carnaval, están en el suelo. Ahora hay más claridad con relación a los objetivos que nos hemos trazados los adversarios bien definidos del régimen. No se trata de convivir, ni de negociar para subsistir en medio de una situación como la actual. Tampoco de limitarnos a dar declaraciones circunstanciales para dar apariencia de oposición manteniendo relaciones encubiertas con calificados voceros del régimen.

Cese de la usurpación

Oswaldo Alvarez Paz's picture

Este será el primer paso en el esquema trazado desde la Asamblea Nacional según lo ratificado por sus voceros, especialmente por el Presidente (e) Juan Guaidó. Iría acompañado con la designación de un gobierno de transición hasta la realización de unas elecciones generales, limpias bajo la mirada y seguimiento de la comunidad internacional.

Guyana, una prueba a la vista

Oswaldo Alvarez Paz's picture

Indudablemente Venezuela ha estado dirigida por un régimen traidor a los principales intereses del país. La lista es enorme, pero el ejemplo de Guyana está a la vista. El señor Chávez no solamente fue negligente en mantener y avanzar en el interés de rescatar nuestra zona en reclamación, más que eso, fue entreguista y desdibujo la histórica posición venezolana para conseguir el apoyo del CARICON, de acuerdo a la manipulación cubana. Pero no hay secretos eternos. Todo se sabe.

Colombia y Venezuela, destino común

Oswaldo Alvarez Paz's picture

A pesar de las diferencias y múltiples problemas a lo largo de la historia, ambas naciones están estrechamente vinculadas. No exagero al decir que tenemos un destino común. Cuanto sucede en cualquiera de las dos afecta irremediablemente a la otra. Por eso y mucho más, debemos prestar atención a cuanto está sucediendo.

Notas sobre lo mismo

Oswaldo Alvarez Paz's picture

Vuelvo a escribir sobre lo mismo. Lo hago a conciencia por la necesidad que tenemos en esta Venezuela nuestra de reaccionar definitivamente para hacer realidad el cambio necesario. Nadie en el mundo tiene dudas acerca de la dictadura, de la restricción de los derechos humanos fundamentales, empezando por la libertad y la seguridad personal y jurídica de la gente y, en consecuencia, del peligro existente sobre la existencia misma.

Reflexiones de esta semana

Oswaldo Alvarez Paz's picture

Están sucediendo muchas cosas en esta Venezuela atormentada por el crimen organizado y la corrupción. En veinte años se ha sufrido bastante. Hoy somos objeto de estudio profundo por parte de instituciones especializadas en el mundo que se ocupan del tema. Cuesta entender cómo un país de nuestras características puede desmoronarse y pasar del grupo de los punteros a la cola en todas las áreas de medición. La responsabilidad de Hugo Chávez Frías y de Nicolás Maduro Moros no tiene discusión. Ambos están condenados por la historia, pero también la de quienes pudieron impedir el desastre.

Consultar al pueblo directamente

Oswaldo Alvarez Paz's picture

Desde unas semanas a esta parte existe una incertidumbre creciente en la población. Es poco lo que se conoce de los temas en las reuniones de Barbados, prolongación de las sostenidas en Noruega y, por supuesto, de los fracasos comprobados de las realizadas en Santo Domingo. Debemos evitar que esa incertidumbre se transforme en frustración o desesperanza. El tiempo avanza. El rechazo nacional a quienes han dirigido al país crece y el anhelo de cambio existente en el noventa por ciento de la gente luce consolidado. No es reversible.

La muerte del Derecho

Oswaldo Alvarez Paz's picture

Lo hemos dicho y escrito varias veces. Venezuela marcha a la deriva sin Constitución ni leyes apropiadas, sin orden y sin instrumentos para regular las relaciones entre los ciudadanos y quienes tienen la responsabilidad de dirigir al país. Tampoco las relaciones de la gente entre sí por lo que la vida común puede convertirse progresivamente en un infierno hasta en lo vecinal. Esto determina que cada familia se cierra sobre sí misma. El objetivo básico es la defensa de lo suyo. Impedir, como sea, interferencias que puedan perjudicarla.

Pages