Para formar parte de la información

Oswaldo Alvarez Paz's blog

El tiempo es fundamental

Oswaldo Alvarez Paz's picture

Transcurre la primera semana del octavo mes de este año 2020. Quedará marcado para la historia como uno de los peores que ha tenido el país. Los indicadores de todas las actividades están en negativo. También las cifras relativas a la labor que desde las alturas del poder tienen que cumplirse. El solo ejemplo de la industria petrolera es suficiente para expresar lo que llevamos por dentro. Prácticamente desapareció ante la incrédula mirada del mundo. Si esto es así con lo relativo al petróleo, ¡cómo estará lo demás!

Horas cruciales

Oswaldo Alvarez Paz's picture

La situación de Venezuela es insostenible, con la circunstancia de que los países nunca tocan fondo. Siempre pueden estar un poco o mucho peor. El único camino posible es ir a la raíz de los problemas generadores de la tragedia y cortarlos con el hierro de los cirujanos cuando se enfrentan a males mayores. Lo cierto es que si este pueblo quiere conservar lo mucho o poco que le queda, la vida, el derecho a trabajar en paz, cuidar a la familia y las cosas fundamentales de la existencia, tiene que rebelarse dejando de lado la enorme tristeza que se ha generalizado.

Estados Unidos y Venezuela

Oswaldo Alvarez Paz's picture

El último fin de semana fue muy importante. Con unos cuantos años de diferencia, con relación al origen, ambos países conmemoraron un nuevo aniversario de sus Independencias. En el momento que les correspondió atravesaban momentos comprometedores en términos históricos, pero con las firmas de aquellos a quienes les correspondió hacerlo, asumieron compromisos políticos e ideológicos para siempre. Si se quiere, diría que básicos para la perfección y desarrollo del sistema que ambos adoptaron.

Peligrosas desviaciones

Oswaldo Alvarez Paz's picture

Con mucha preocupación notamos importantes desviaciones en la lucha actual por la libertad y la democracia. Lo importante es abandonar todo lo secundario y centrarnos en lo que realmente importa. No podemos darnos el lujo de perder más tiempo cuando ya deberíamos tener resuelta buena parte de la problemática nacional.

Venezuela se desintegra

Oswaldo Alvarez Paz's picture

Trataré de no repetir las condiciones de existencia en este tiempo trágico. Sólo diré que son prácticamente inexistentes. Por si fuera poco lo que estábamos padeciendo antes de la pandemia del coronavirus, ahora se agrava todo sin que podamos tener cifras confiables o, al menos, información segura y creíble sobre la evolución del problema.

La unidad familiar

Oswaldo Alvarez Paz's picture

La verdad es que del coronavirus ya estamos hasta la coronilla. Sin embargo hay que seguir las instrucciones que los especialistas trasmiten para enfrentar y superar la pandemia, pero sin exagerar. Gobiernos incompetentes, animados por desviaciones ideologizadas y altamente corrompidos, pueden utilizar esta coyuntura para trancar el juego político y social característico de cualquier democracia por imperfecta que sea. Es el caso de Venezuela. Todo está a la vista.

El valor de la madre

Oswaldo Alvarez Paz's picture

Escribo en domingo, Día de la Madre. No tengo idea de cuándo o cómo podré enviarlo debido a que tengo una semana sin conexión a Internet. Hasta el teléfono está afectado con increíbles fallas comunicacionales elementales. Incluso ayer y hoy recibo mensaje por WhatsApp fechados con varios días de atraso y las respuestas que elaboro a algunas de ellas no salen. Se trata de un problema serio en medio del aislamiento que estamos viviendo. Ésta es la Venezuela de hoy, en caída libre en todos los aspectos importantes. Ahora sí es verdad lo que en alguna oportunidad dijimos.

¿Quién es el enemigo?

Oswaldo Alvarez Paz's picture

Hay que ponerle punto final a esta situación creada por un régimen basado en el disimulo, la mentira, la corrupción y la incompetencia generalizada. Ya basta de desviar la responsabilidad de la trágica situación que vive la nación venezolana. Hay que hablar con claridad y ratificar las convicciones existentes sobre este desastre.

Peligrosa incertidumbre

Oswaldo Alvarez Paz's picture

Esta cuarentena se convierte en una rara experiencia existencial. Nunca me ha costado tanto escribir como en este domingo. Quizás el exceso de reflexión sobre el pasado, presente y eventual futuro del país nos llena la cabeza de muchas cosas al mismo tiempo. No es fácil ponerlas en orden cuando la incertidumbre penetra progresivamente en la mente. Ese sentimiento va y viene, aparece, desaparece y pronto reaparece haciendo difícil la visión integral de cuanto sucede.

Maduro debe renunciar

Oswaldo Alvarez Paz's picture

Hay situaciones que están a la vista, conocidas por todo el mundo. Venezuela jamás había estado peor. Me refiero a todos los aspectos de la vida nacional. Públicos y privados. Una tragedia de tal naturaleza que llevó al padre Luis Ugalde S.J. en su último artículo, a escribir entre otras importantes cosas: “…que es urgente la renuncia de Maduro y un cambio a fondo del desastroso proceso…” Lo demás es fácil de imaginar. Pero lo importante es la línea coincidente con relación a este objetivo primario.

Entre alegría infinita y luto profundo

Oswaldo Alvarez Paz's picture

Escribo en domingo, día de la conmemoración de la Resurrección del Cristo Redentor. Dentro de nuestra tradición es el final de la Semana Santa, pero el inicio del cristianismo y su difusión por el mundo entero de la época. Semana extraña de absoluto recogimiento físico en casi todo el planeta y de tiempo para la reflexión profunda sobre lo que lo que hemos hecho, hacemos y deberíamos hacer de ahora en adelante. Suficiente material para aprovechar el tiempo que nos queda, de la mejor manera posible.

El valor de la libertad

Oswaldo Alvarez Paz's picture

La libertad es el valor fundamental de cualquier nación que se respete a sí misma. También se trata de una condición fundamental para la existencia de cualquier ser humano. Por supuesto, en ambos casos nos referimos a una libertad responsable, ejercida dentro de un orden constitucional y legal con existencia del respeto entre los ciudadanos, las instituciones y las relaciones entre unos y otros.

Hacia la nueva Venezuela

Oswaldo Alvarez Paz's picture

Ojalá y estos días raros a los que no estamos acostumbrados, permitan a quienes tenemos responsabilidades, grandes o pequeñas, en la dirección política del país pensar sobre lo que debe venir después que se normalice la situación actual. Cuando muchos me preguntan lo que va a pasar, respondo sin vacilaciones que lo peor que puede pasar es que no pase nada y sigamos como veníamos antes del virus chino.

Atención urgente a los presos

Oswaldo Alvarez Paz's picture

Es indudable que el virus chino, coronavirus en el lenguaje originario, ha provocado una conmoción mundial de características desconocidas para nuestra generación, por cierto, bastante avanzada en edad. Todos los países afectados o no están poniendo lo mejor de sí para enfrentar la pandemia reduciendo sus efectos, o para prevenirla en los pocos casos aún vírgenes con relación al tema.

Obligado receso mundial

Oswaldo Alvarez Paz's picture

Nací en pleno desarrollo de la Segunda Guerra Mundial. Imposible recordar la magnitud de la cobertura mediática de las graves incidencias de la época, especialmente en Europa. Desde entonces hasta ahora no teníamos noticias de algo tan grave como lo que recibimos diariamente con relación al llamado coronavirus. Sabemos de otras crisis vinculadas a la salud. Todas graves, serias y de obligada atención especializada en todas partes del mundo, pero superadas y hasta olvidadas la mayoría de ellas total o parcialmente.

Verdaderos héroes civiles

Oswaldo Alvarez Paz's picture

El Pacto de Punto Fijo se firmó en la casa de Rafael Caldera que tenía ese nombre. Allí se echaron las bases de lo que significarían cuarenta años de democracia. Se firmó antes de las elecciones de 1958 ganadas por Rómulo Betancourt, quien cumplió a plenitud la tarea de hacer un gobierno de coalición con los partidos que apoyaron a sus adversarios. Unión Republicana Democrática (URD) tuvo como candidato a Wolfgang Larrazábal apoyado además por el Partido Comunista. También fue candidato Rafael Caldera por Copei.

Venezuela entera por la liberación

Oswaldo Alvarez Paz's picture

De lo que se trata de es de lograr el cambio de régimen que ha destruido al país. Todos los esfuerzos deben estar concentrados en ese objetivo. Empieza con la salida de Nicolás Maduro como cabeza de unas estructuras dominadas por las más perversas actividades de la humanidad. El narcotráfico y el terrorismo son los factores más importantes para que la comunidad internacional actúe favorablemente a la idea de la liberación. El hecho cierto es que este es el momento de profundizar la lucha, sin ceder ni un centímetro.

Reflexiones precarnavalescas

Oswaldo Alvarez Paz's picture

A finales de la semana que se inicia está el carnaval. Ya empezó en ciudades como Río de Janeiro y Venecia, para sólo mencionar dos, siempre adelantadas a los tiempos festivos. En Venezuela no hay nada que celebrar así el gobierno se disfrace de cualquier cosa para disimular el desastre nacional. Lo nuestro es una trágica comedia sobre la cual se escribirá en abundancia, se harán documentales y películas para fortalecer la memoria histórica del mundo.

Llegando al llegadero

Oswaldo Alvarez Paz's picture

Finalmente pareciera que estamos muy cerca del final de esta etapa de la crisis venezolana. Me refiero a lo del día de hoy, ya que después vendrá la no menos complicada tarea de la construcción del nuevo país que deseamos. En todas las etapas será indispensable mantener una unidad esencial. Todos los factores políticos, económicos y sociales deberán compartir objetivos comunes, dentro del pluralismo propio de las democracias auténticas.

Copei, 74 años y la lucha por los presos políticos

Oswaldo Alvarez Paz's picture

Aprovecho la coyuntura del aniversario copeyano para retomar el ritmo de las colaboraciones semanales. Especialmente en esta oportunidad cuando se acumulan circunstancias que elevan la importancia de esta jornada.

Haciendo un repaso del camino andado, creo que una de las decisiones más importantes de mi vida la tomé en febrero de 1958, recién caído Pérez Jiménez, al inscribirme en la Juventud Revolucionaria Copeyana con apenas 15 años de edad. Con 62 años de militancia en todas las instancias partidistas, no me arrepiento.

Más allá de la política

Oswaldo Alvarez Paz's picture

La vida nos ofrece lecciones prácticas permanentemente. A medida que avanzamos creemos saber muchas cosas y de verdad las sabemos. Sin embargo, a medida que el tiempo avanza y la sensibilidad humana que nos ha acompañado va variando insensiblemente, el valor de la amistad adquiere características definitivas e invariables. Estando humanamente cerca o lejos, políticamente identificados o en aceras diferentes, con la misma base ideológica o con matices y acentos diferenciales, sabemos identificar al amigo sin temor a equivocarnos.

Pages