Para formar parte de la información

Carlos Blanco's blog

Entre la esperanza y la duda

Carlos Blanco's picture

Renace la esperanza, encarnada en la inesperada figura de Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional y, como tal, encargado de la Presidencia de la República de acuerdo con el artículo 233 de la Constitución vigente.

Fui de los escépticos sobre la conversión del 10 de enero –fecha del término de un período presidencial “vacante”– en punto de corte. En este mismo espacio dije que si no existían fuerzas nacionales e internacionales suficientes para provocar la salida de Maduro, se podía convertir esa fecha en una nueva frustración.

Vacío de poder vacío

Carlos Blanco's picture

El poder de Maduro está vacío: para cualquier efecto práctico, no hay administración, políticas públicas, metas a lograr; nada. Solo garrote y escopetas. El poder está vaciado. Además, ese ectoplasma baboso y morado que sobrevive en manos de Maduro no tiene el acatamiento nacional ni de la comunidad internacional. Es un vacío de poder.

Aquel enero…

Carlos Blanco's picture

Finalizaba el año 1957 con un sabor amargo. El general Pérez Jiménez se había robado –una vez más– la voluntad popular en el plebiscito de diciembre. Según el CNE de entonces, el dictador habría obtenido el 87% para ratificar su mandato, mientras la oposición apenas habría alcanzado 13%. Todo el mundo sabía que el fraude había sido monumental.

De las maneras de resistir

Carlos Blanco's picture

Para todos los venezolanos y para quienes sin serlo padecen la catástrofe, pareciera que la única forma de alegría es la esperanza. Es esa idea insistente, terca a más no poder, de que este colosal infierno no puede durar para siempre y que hay rendijas iluminadas que anuncian lo que vendrá. Ese espacio del sueño está sometido al asedio de los tiranos. No quieren que te imagines algo diferente; quieren tenerte en las colas del mercado, de la gasolina, de la pensión, para que tu espíritu no tenga tiempo de vibrar con otros redobles.

Atrapados en la red

Carlos Blanco's picture

La mayoría de los dirigentes opositores saeteados en las redes sociales atribuyen su desgracia a “laboratorios” de otros opositores, con frecuencia denostados como radicales. Los que se consideran atacados colocan su responsabilidad –muy a la venezolana, por cierto– en otros: los “guerreros del teclado” a los que contestan con furia desde… el teclado. En esta descarga de responsabilidades, los rechazados emergen envueltos en bruma angelical; los demás son los malucos que insultan a quienes solo deberían merecer reconocimientos por sus esfuerzos.

La “antipolítica” como coartada

Carlos Blanco's picture

Durante un tiempo largo en ciertos sectores políticos e intelectuales ha habido la idea de que hay un movimiento antipolítico, dañino para partidos y dirigentes que, de otro modo, cumplirían con eficacia sus tareas y compromisos democráticos. Si se hurga un poco, se verá que tal defensa contra la “antipolítica” no es más que una coartada destinada a impedir la crítica de conductas y estrategias.

¿Nuevo diálogo?

Carlos Blanco's picture

En el marco del acto de la MUD/Frente Amplio, Henrique Capriles afirmó que se busca “una solución política pactada, una transición pacífica”.

Por su parte, el Frente Amplio: “Definimos el 10 de enero de 2019 como una fecha que representa un hito histórico en esta etapa oscura de la vida nacional...”. Y luego “se compromete a construir las bases de un acuerdo nacional que defina las reglas de una transición ordenada e inmediata…”.

¡A correr, que llegó la autoridad!

Carlos Blanco's picture

En el siglo XIX y durante buena parte del siglo XX, Estados Unidos solía resolver a garrote sus conflictos de política exterior y las que consideraba amenazas en su contra. Sin dejar los mazazos, ahora hay más sutilezas. Las medidas hacia los jerarcas de Maduro, de sus testaferros y demás deudos, constituyen un ejemplo de cómo el poder mundial no es mamadera de gallo, y cuando los batracios se ponen a jugar con el narcotráfico, los dólares, el terrorismo y la violación sistemática de los derechos humanos, torcer el nudo en el cuello, paso a paso, da resultados.

Venezuela fue una nación

Carlos Blanco's picture

Venezuela es nación en desintegración. Pasado un umbral (¿lo pasamos ya?), lo que quedarán serán jirones cuyo remiendo no será pronto, ni fácil.. No es una realidad amable; pero, así se perfila. Es asunto esencial para los venezolanos y, ahora también, para los que están demasiado cerca de la candela, sea por razones geográficas (Colombia, Brasil, Guyana, por ejemplo); sea por razones institucionales (EEUU, España, Reino Unido, por ejemplo).
Dimensiones de la desintegración de la nación:

De la transición y el Estado disuelto

Carlos Blanco's picture

El proceso de transición ya se ha iniciado de una manera desordenada. El régimen experimenta un deslave en sus cuadros más importantes. Más de un camarada ha salido sin hacer ruido hacia otros derroteros. Por su parte, Maduro ofrece el oro y el moro a quien le quiera comprar su nuevo diálogo. La más reciente de las ofertas es una especie de CLAP con elecciones rapidito, cambios en el CNE, algunas liberaciones de presos políticos, a cambio de que lo dejen tranquilo para la mamarrachada de su nueva toma de posesión el 10 de enero.

¿De dónde viene la valentía?

Carlos Blanco's picture

María Coraje, María Valiente, así han llamado a María Corina Machado. Buena parte del país y de ciudadanos de otros lugares del planeta se refieren así a ella. El reciente atentado en Upata, organizado por el régimen y con estilo rojo-cubano, ha elevado a nivel preeminente reconocimientos sobre su carácter impertérrito, lleno de bravura. Como si el peligro le fuera ajeno.

Balada del chavista originario

Carlos Blanco's picture

Se entiende que una porción del chavismo descontento quiera seguir en contacto con sus bases chavistas y recurra a expresiones como la del título. Sería una jugada para abandonar la nave nodriza sin que los acusen de haberse “vendido a la derecha”. El problema es que si no es un disfraz para pasar de puntillas a la rebeldía en contra del régimen, es un timo.

Cuando las palabras ya no dicen

Carlos Blanco's picture

Hay un acuerdo según el cual el chavismo, con su fase degenerada y envilecida del madurismo, impuso su control con el manejo del lenguaje como pieza constitutiva de su poder. La historia de Venezuela pasó a resumirse en un salto en puntillas sobre los siglos: de Guaicaipuro se pasó a Bolívar; de Bolívar a Chávez, con breves y no siempre honrosas pasantías por Zamora, Cipriano Castro y Pérez Jiménez; y con la asunción obvia de que el peor tiempo de la historia fueron los 40 años de democracia.

El reemplazo de Maduro

Carlos Blanco's picture

Escribo bajo el impacto del asesinato de Fernando Albán. Es consternación, rabia, sentimientos extremos, ante el crimen de Estado cometido por los sicarios del régimen. Fundado en un nuevo dolor nacional el grito colectivo por la salida de Maduro y su mafia se vuelve exigencia renovada. A tal tema dedico estas líneas.

Transición y legitimidad

Carlos Blanco's picture

La semana pasada señalé lo que son los ejes fundamentales del proceso de transición: el grado de violencia y la mayor o menor legitimidad del proceso. Al considerar el primero, planteé que la violencia dependerá del grado de resistencia del régimen a su reemplazo. El ideal sería, por supuesto, una salida consensuada con Maduro y los jerarcas rojos, a través de una negociación que les colocara el puente de plata en su huida.

Ejes de la transición

Carlos Blanco's picture

En diversos centros se diseñan políticas para ejecutar en el período de transición que va del régimen de Maduro hasta la instalación de un nuevo presidente, producto de elecciones libres, justas y limpias. Es un período que nadie puede predecir, pero que se podría estimar –a ojo de buen cubero– entre uno y dos años. Muchos se preguntan cómo serán las medidas, cuáles sus ritmos e impactos.

Fuego en el vecindario

Carlos Blanco's picture

El borracho pendenciero y abusador de al lado tiene a su propia familia aterrorizada. Cuando la muchachera resiste, el bribón mofletudo y porcino apela a los malandros de su clan para someterlos. El vecindario está alarmado y compungido; los vecinos ya no creen que tengan allí solo un personaje gritón y atrabiliario; saben que es un peligro real para los que están dentro y para la propia comunidad.

Venezuela, epicentro del sismo

Carlos Blanco's picture

Las vibraciones y temblores no eran infrecuentes; pero, no parecían peligrosos. Algunos pocos visionarios supieron que no era un estremecimiento más, sino un verdadero y devastador terremoto que tenía lugar en las entrañas de esta nación, con cada vez más intensos y frecuentes desplazamientos de las capas tectónicas y sus derrumbes, huidas, miedos y espantos.

Los de allá afuera y los de allá adentro…

Carlos Blanco's picture

Millones de venezolanos andan por las veredas del planeta. Las razones son tan variadas como las que se tienen para vivir. Hasta hace 20 años irse tenía el mismo sabor a venirse. La familia de allá y de acá. Los estudios. El trabajo. La acogida venezolana. La vuelta a España, Italia, Portugal... Por un ratico, para volver. Luego el programa de becas de CAP. La exuberancia de una clase media que podía viajar. La Venezuela generosa y próspera; a veces atolondrada. Con sus ricos arrogantes. Siempre alegre y hospitalaria.

El suicidio: fase superior del madurismo

Carlos Blanco's picture

No digo que va a caer mañana o que lo van a tumbar luego. Solo digo que siguen muy activos, presurosos, diligentes, comprometidos, en la tarea ímproba de cavar su tumba. Y sí, siguen allí, pero cavando el hoyo. Siguen vivos y dispuestos, pero es un foso del cual no pueden salir; cada vez es más hondo y más difícil trepar sus laderas.

No son tontos, son perversos

Carlos Blanco's picture

Por fortuna, los que volteaban el paquete de Maduro por abajo, de lado, en forma diagonal y con aproximación sinalagmática, para encontrar sus bondades, eso que llaman sus “aspectos positivos”, ya renunciaron a tal faena. Algunos “empresarios”, asesores de las medidas, también han salido descalzos de Miraflores para que sus pasos de huida no se perciban en medio de los cólicos del alto gobierno. El buenismo una vez más derrotado…

Venezuela: Conflicto internacional

Carlos Blanco's picture

En Venezuela se libra una lucha que se convierte, si las cosas siguen como van, en un conflicto de carácter internacional. No es la disputa de la guerra fría entre “el comunismo” y “el mundo libre”; vale decir, la que feneció hace más de un cuarto de siglo entre la Unión Soviética y Estados Unidos. No es ideológica sino que está relacionada con hechos criminales cada vez más notorios y mejor documentados.

Mienten hasta cuando dicen la verdad

Carlos Blanco's picture

El atentado de los drones mueve sus hélices en la penumbra de las especulaciones. Si el régimen dice que fue un atentado, la reacción espontánea de la opinión pública es creer que fue un montaje de Maduro para distraer la atención en momentos en que su dominación se tambalea. Todo resulta irreal por la combinación de una explosión, el rostro atónito de Maduro y de los militares de más alta graduación, la cobertura nerviosa de la inmensa masa presidencial con pantallas blindadas y finalmente la corredera de las tropas estacionadas en la avenida Bolívar.

¡Maduro sale ya!… pero, el tipo no sale

Carlos Blanco's picture

Hay quienes reclaman a dirigentes políticos, analistas, curiosos y afines, (a mí también) que hayan planteado en diversas oportunidades que Maduro va a salir pronto del poder, pero, al cabo de los días, no sale. Estos pronósticos, ¿serán propaganda política? ¿Acaso una lectura equivocada de la realidad? ¿Deseos que nublan el entendimiento en juego macabro con la credibilidad pública?

¡Maduro sale ya!... pero el tipo no sale…

Carlos Blanco's picture

Hay quienes reclaman a dirigentes políticos, analistas, curiosos y afines (a mí también) que hayan planteado en diversas oportunidades que Maduro va a salir pronto del poder, pero, al cabo de los días, no sale. Estos pronósticos ¿serán propaganda política? ¿Acaso una lectura equivocada de la realidad? ¿Deseos que nublan el entendimiento en juego macabro con la credibilidad pública?

Pages