Arabito cuarentón

Aquilino José Mata's picture

Recuerdo que en noviembre de 2018, y casi por casualidad, pasé por El Arabito de la avenida Casanova y descubrí que el local había sido reacondicionado. Una grata sorpresa, pues hacía poco más de un año había estado allí y lo encontré vetusto y venido a menos. Me complació verlo recobrar su antiguo esplendor. Y no solamente eso, sino que la calidad y variedad de su oferta gastronómica también experimentaban notorios y muy positivos cambios .

En el bodegón probé una sabrosa pizza especial de queso con tomate. aceitunas negras, orégano y yerbabuena . Sencillamente gloriosa, al igual que el barquito de carne procesada al estilo árabe. Para rematar, nada mejor que un helado tartufo, que fue la guinda que coronó tan apetitosa merienda.

Fue bueno descubrir en aquel momento que en mi vecindario (vivo muy cerca) volvía a cimentarse una opción más que válida para esos momentos en que uno desea premiarse comiendo algo rico. Y así lo he venido haciendo intermitentemente desde entonces, cuando mi tiempo, y las finanzas de estos tiempos de hiperinflación, así me lo permiten .

El comentario es pertinente por los cuarenta años que celebra por estos días El Arabito, desde la época en que introdujo su pan árabe , que tan buena acogida tuvo desde un primer momento hasta convertirse en todo un emblema de la marca. Posee el atributo de la versatilidad, porque se puede degustar con jamón y queso o tostado con mermelada. ¿Y qué decir de las pizzas que se hacen teniéndolo como base, así como los no menos apetitosos shawarmas?

Pero al llegar a estas cuatro décadas, El Arabito, con sus expendios que poseen una nutrida variedad de productos inspirados en la gastronomía árabe, especialmente la libanesa , ha irradiado los sabores que le han dado un lugar preponderante a su cultura culinaria. En su bodegón, aparte de sus variedades de pan, encontramos siempre, desde cremas de ajonjolí, berenjenas y curry, aceites de oliva de su propia marca, al igual que los cafés que vende en atractivos paquetes y mezclas como la de cardamomo, además de ofrecer trigo, nuez moscada y pan frito de una calidad indiscutible, ideal para acompañar sus cremas.

La cultura y la comida libanesa estaba en pañales en Venezuela, cuando llegó El Arabito y la afianzó en el gusto popular. Su trayectoria ha sabido adaptarse a momentos específicos, como el que estamos viviendo con la crisis del Covid-19, que al no poder abrir sus puertas a los comensales por las restricciones impuestas por las autoridades, anuncia su nuevo servicio de delivery , disponible para sus clientes de 7:00 am a 5:00 pm, en su sede de la avenida Casanova; y de 7:00 am a 12:00 del mediodía, en la de Catia. También se pueden pedir a domicilio sus delicias gastronómicas y productos a través del número telefónico +58 424-1812858.

Se trata de una buena noticia, pues ahora más que nunca resulta imprescindible contar con servicios de calidad, como el delivery de El Arabito, del cual ponemos de manifiesto su eficiencia , tanto en la puntualidad de su entrega como en las adecuadas condiciones de empaque.

Además de esto, podemos encontrar también información sobre sus productos en sus redes sociales @arabito_ccs , con datos de primera mano sobre la disponibilidad de mercancía en su bodegón, una esmerada atención al cliente y hasta recetas. Y como valor agregado, con frecuencia hacen sorteos, ofrecen promociones y algunas actividades especiales.

Arabito es una marca de tradición en nuestro país , que busca a través de sus productos y servicios dar la imagen de esa Venezuela progresista y emprendedora que siempre se impone a pesar de las dificultades.

Aquilino José Mata - Informe 21