Discapacitados, humor y ternura Primary tabs

Aquilino José Mata's picture

Marco es un hombre que trabaja como segundo entrenador de un equipo profesional de baloncesto, cuya vida se desmorona. Sus frustraciones explotan en pleno partido, cuando discute con su superior. La pelea desemboca en borrachera y en un accidente de tránsito mientras conducía ebrio, lo cual lo sienta en el banquillo de los acusados. La sentencia le obligará a entrenar a unos jóvenes con discapacidad intelectual, en una experiencia que, por encima del baloncesto, le enseñará las cosas que de verdad importan.

Esta es a grandes rasgos el nudo argumental de “Campeones”, película española que desde su estreno en la madre patria, a principios de abril, se ha convertido en todo un éxito, recaudando hasta ahora casi 2 millones de euros y llevado a las salas a más de 300 mil espectadores. Y la tendencia es que continúe en esa buena racha.

¿Qué es la normalidad? ¿Qué es la discapacidad? A estas preguntas da respuesta, con una mezcla de humor y ternura, este filme del guionista y realizador Javier Fesser, cuya cinta de 2009, “Caminos”, obtuvo tres premios Goya, en los rubros de mejor película, guión original y director. Fesser también resultó nominado al Oscar en 2007 por su cortometraje “Binta y la gran idea”.

La inesperada unión entre el entrenador de baloncesto profesional y un grupo de personas con discapacidad intelectual sirve al realizador como punto de partida para abordar, con sinceridad, naturalidad, respeto y empatía, el mundo alegre y desprovisto de prejuicios de este colectivo.

Diez actores con discapacidad intelectual, la mayoría de ellos debutantes en la gran pantalla, comparten reparto con Javier Gutiérrez -doble ganador del Goya por “La isla mínima” y “El autor”- en esta “divertida, colorida y emocionante historia” -así la califica en líneas generales la crítica española-, “que contagia al espectador el entusiasmo de estos jugadores para convertirse en un verdadero equipo. También al protagonista de la cinta, cuyos problemas personales y soberbia inicial darán paso al descubrimiento del valor de la humildad, la autenticidad y la amistad para recuperar el control de su vida y su matrimonio en crisis.

Mezcla “brutal de comedia y ternura”, según su director, “Campeones” despliega un mensaje inclusivo. “Tengo la certeza de que la sociedad necesita incluir al 100% a estas personas, porque tienen mucho que aportar: sinceridad, humanidad y esta cosa que parece un tontería como es ser auténtica”.

“Vivimos instalados en no querer ver, en la ignorancia, el miedo o en la desconfianza. Un miedo a algo de lo que desconocemos absolutamente todo”, opina por su lado Javier Gutiérrez. “Y es cierto que una vez que te contaminas por su mirada, entusiasmo, ganas de vivir y divertirse, te das cuenta de que no son nada diferentes: es que simplemente tienen otras capacidades”.

Interesante. Ojalá no pase mucho tiempo para poder ver “Campeones” en la cartelera venezolana.

Aquilino José Mata/ EDC