Downton Abbey vía HBO

Aquilino José Mata's picture

Dos años después de su final, la icónica serie británica Downton Abbey dio el salto al cine, en una película que se estrenó en 2019 y que ahora regresa, en plena pandemia del Covid-19, vía el canal por suscripción HBO, a partir del próximo sábado 11 de julio, como una saludable opción en esta época de confinamiento, donde buscamos las mejores alternativas de entretenimiento para disfrutar en el hogar, como sería este caso.

En la versión cinematográfica, las vidas de aristócratas y sirvientes de la conocida casa de campo se ven revolucionadas ante la visita de los monarcas de Inglaterra. El reto de ofrecer un banquete y un desfile a la altura de tan especiales invitados, nada menos que el rey Jorge V y la reina María, lleva a Lady Mary a pedir a Carson que regrese para liderar a la servidumbre hacia el éxito.

Sin embargo, esta visita desencadenará todo tipo de escándalos, romances e intrigas, que podrían poner en peligro el futuro de Downton y sus habitantes. Se trata de una historia fluidamente contada, de impecable fotografía y de apreciable buen gusto.

fenómeno televisivo llegó a la gran pantalla de la mano de su creador, Michael Engler, quien convirtió a su serie más aclamada en su ópera prima para el séptimo arte. La diferencia de clases, las intrigas políticas y las relaciones amorosas continúan siendo los principales alicientes en esta película que, desde el drama y sus pinceladas de afilado humor, sigue las cuitas de la aristocracia y la servidumbre. En esta ocasión, la visita de los reyes de Inglaterra es la excusa para liberar la pompa y el boato más british, en un emocionante vistazo a la vida de estos venerables personajes.regresan una vez más a la espectacular casa de campo eduardiana de Highclere Castle, la misma que desde 2010 a 2015 fue el escenario de una de las ficciones mejor valoradas de la televisión británica reciente.

película transcurre en 1927, en un período histórico algo posterior al del final de la serie, aunque la principal intención sea evocar lo que hizo famoso al aplaudido producto original. La familia Crawley se encuentra ahora en una encrucijada que podría poner en peligro su casa de campo. La visita de los reyes tendrá consecuencias imprevistas cuando un escándalo estalle, potenciando una red de mentiras e hipocresía que llevará al límite la capacidad estratégica de los Crawley.

Pero Downton Abbey está en su sitio, todo transcurre plácidamente sobre el molde establecido por la serie y todo es, por supuesto, resplandeciente, majestuoso, aristocráticamente esmaltado. En la película hay una pequeña colección de dramas (no falta un coyuntural idilio gay) y mucha comedia, ya sea arriba o abajo.

La incorporación de un nuevo personaje, Lady Bagshaw, interpretado por Imelda Stauton, permitirá un divertidísimo cara a cara, o relación amor-odio, con Violet Crawley, condesa de Grantham, interpretada por Maggie Smith. Solo por ver en acción a estas dos venerables damas ya merece la pena volver a disfrutarla, oportunidad que nos ofrece HBO el próximo sábado.

Aquilino José Mata - Informe 21

Aquilino José Mata - Informe 21