“El buen mentiroso”, formidable duelo actoral

Aquilino José Mata's picture

El estafador profesional Roy Courtnay no puede creer la suerte que tiene cuando, a través de una página web de citas, establece contacto con Betty McLeish, una multimillonaria que acaba de enviudar. Decidido a quedarse con su fortuna, inicia una estrategia de tretas y manipulaciones para seducirla y ella no tarda en abrirle su hogar y su vida. Lo que aparentaba ser un timo de lo más sencillo, se convertirá en un juego del gato y el ratón lleno de peligros, traiciones y sentimientos inesperados. Hablamos de “El buen mentiroso”, la adaptación cinematográfica del best seller de Nicholas Searle, a cargo del oscarizado Bill Condon (La bella y la bestia).

Esta producción, ya exhibiéndose en nuestro país, sirve como excusa para presenciar en la gran pantalla algo que sólo habían podido disfrutar unos pocos privilegiados en Broadway: un duelo interpretativo entre la ganadora del Oscar Helen Mirren (The Queen) y el nominado a dos premios de la Academia Ian McKellen (Dioses y monstruos), auténticos mitos vivientes del séptimo arte.

“El buen mentiroso” propone un juego de intrigas al más puro estilo Hitchcock, donde el suspenso y el peligro se combinan con el drama de esta pareja de protagonistas, donde ninguno es quien aparenta ser.

Engaños, crímenes y una inesperada historia de amor que complica el plan de un estafador para hacerse con la fortuna de una adinerada viuda, conforman el núcleo de una cinta repleta de sorprendentes giros de guión que reflexiona sobre las relaciones humanas.

La novela de Nicholas Searle, sobre la que se basa el guión de Jeffrey Hatcher, construye la historia de Roy y Betty como un interminable juego de cajas chinas. “El buen mentiroso” respeta esa sucesión de vueltas de tuerca y escenarios en los que nada es lo que parece, pero el corazón de la película radica en otra parte. Contar con Mirren y McKellen -dos de los mejores intérpretes del siglo XX y de lo que va del XXI- es un lujo que el director Bill Condon aprovecha al máximo. Y la verdad es que a uno no le queda más que reconocer su imposibilidad de permanecer indiferente ante este reto del realizador.

A la sombra de estos dos titanes, completan el reparto Russell Tovey (Pride), Jim Carter (Downton Abbey y Mark Lewis Jones (Star Wars: Los últimos Jedi), entre otros.

Aquilino José Mata/ Informe 21