El respaldo que necesitamos

David Bonyuet's picture

La lucha contra el chavismo ha sido de muchísimos años. La campaña mediática era muy fuerte. Recuerdo cuando al principio muchos venezolanos me recriminaban, me insultaban e incluso me amenazaban por estar contra el comandante que daba tantas ayudas a un pueblo necesitado. Los planes de Barrio Adentro eran una maravilla y todos estaban felices con su casa bien equipada y todas las limosnas de la tiranía. En USA ahora viene otro prometiendo también maravillas y tiene a los ilusos despistados emocionados por la oportunidad de un TPS, ignorando que sacrifican el futuro de toda América y el mundo.

Los demócratas acusan a Trump de tomar ventajas de beneficios fiscales en sus impuestos que están disponibles a todos los ciudadanos. Pero no dicen nada de cómo sus principales líderes han sido capaces de enriquecerse estando en cargos públicos. La acusación más rimbombante de los demócratas contra Trump es que lo comparan con Chávez, sin mostrar ninguna evidencia al respecto. La campaña de Biden está basada en mentiras para descalificar a Trump… Amigo lector, las evidencias saltan a la vista sobre quien ha estado cerca del chavismo, apoyo al Castrismo y tienen renombrados socialistas en sus filas. Le invito a leer las promesas de prominentes demócratas, incluyendo a Bernie Sanders y de Alexandria Ocasio-Cortez.

El escandaloso caso de corrupción y abuso de poder de la familia Biden demuestra que un posible gobierno demócrata estará muy comprometido por todos sus enlaces delictivos. El chantaje formará parte de un gobierno demócrata con muy baja moral y alianzas con violadores de derechos humanos. La dupla Biden-Harris va a retomar la amistosa relación con los Castro, aunque siga la censura de información, no hay libertad de expresión, existen miles de presos políticos y se tolera la tortura en Cuba… no espere nada diferente con el caso de Venezuela bajo un gobierno demócrata. Biden ya había afirmado que “el desastre en Venezuela es alarmante” En el 2014, aun así, se encontró con Maduro en Chile y no hizo más nada.

Lo que es innegable es que el gobierno de Trump le ha dado un apoyo extraordinario a Venezuela y a los venezolanos. No solamente en términos de sanciones, recompensas contra los líderes chavistas, protecciones a los bienes de Venezuela (CITGO) e incluso el apoyo irrestricto de muchos países del mundo que antes nunca se habían manifestado. El gobierno legítimo de Guaidó no existiría si no hubiese sido por el espaldarazo del presidente Donald Trump. Amigo lector, le invito a buscar los logros de Obama y encontrará muchas de sus fotos: reunido muy contento con todos los dictadores del mundo, incluyendo Hugo Chávez, Raúl Castro e incluso Nicolás Maduro. Obama ni Biden hicieron nada por Venezuela.

Para algunos la tragedia de Venezuela empezó hace pocos años. A los demócratas les “asusta” una intervención militar que puede salvar a millones de venezolanos porque la vida de los líderes chavistas es más importante. Trump ha sido muy claro y tajante: la realidad de Cuba, Nicaragua y Venezuela va a cambiar. Trump ya ha dicho que “todas las opciones están sobre la mesa” y el mismísimo John Bolton ha confesado que el presidente norteamericano quiere actuar militarmente para resolver la crisis de Venezuela. No tengo dudas que con los republicanos cambiaremos las navidades de Infiernozuela para siempre: en vez de San Nicolás, ¡empezaremos a celebrar San Trump!

Las elecciones que definirán el futuro de América se aproximan rápidamente. Uno de esos candidatos ha sido muy consistente en que hay que actuar por la fuerza, el otro ha salido en fotos muy sonrientes con el chavismo. La evidencia es clara, nuestro voto también lo debe ser: #MAGA2020, #Trump2020.
El respaldo que necesitamos debe ser correspondido: #TrumpLandslide @DBonyuet

David Bonyuet