La batalla heroica

David Bonyuet's picture

En Infiernozuela pocos medios de TV transmite el maremoto que está pasando en las calles: el presidente interino Juan Guaidó esta movilizando el país ante el silencio de la TV. Pero gracias a los medios sociales la oleada libertadora es indetenible: ¡se respiran aires de independencia! La alianza pueblo - militares que se vivió en Cotiza sirve de apertura a las muchas rebeliones que seguirán: ¡hay un pueblo arrecho! Los venezolanos están luchando una batalla heroica contra el demonio del chavismo. La invitación es sincera y debe llegar a todos y cada uno de los militares y fuerzas policiales del país: únanse para liberar al país de las lacras del chavismo.

Desde todo el país, desde todos los rincones del mundo se están haciendo llamados a salir el 23E. El chavismo al crear el éxodo de venezolanos más grande conocida en América Latina, no logra ocultar su enorme fracaso que ahora es evidente en el mundo entero: los venezolanos llegan empobrecidos, hambrientos y enfermos. No permitamos que el 23E sea secuestrado por los promotores del odio del chavismo: neutralizemos todas las acciones que se salgan del curso de la manifestación pacífica, el objetivo es uno solo: ¡anunciar que Maduro es un usurpador!

Los militares y policías de todo el país pueden estar viviendo en una cajita de cristal que el régimen les impone con bondadosos salarios, bonos e incluso botines de la corrupción despiadada. Pero las familias de esos militares: sus tíos, sus primos, sus vecinos y amigos de la infancia si sufren la realidad de Infiernozuela; una realidad que el chavismo jamás podrá ocultar: ¡ellos representan la peor desgracia nacional!

La esperanza que trae Juan Guaidó, es consecuencia de un pueblo valiente que supo luchar una batalla heroica contra la dictadura comunicacional: esa que les pedía no votar en diciembre del 2015, pero supieron no salir a votar el 30 de julio del 2017 ni el 20 de mayo del 2018. Esta bipolaridad de acción ante la compleja situación nacional solo es posible con un pueblo despierto, luchador y valiente: votan cuando hay que votar y no votaron cuando no se debía hacer. Muchos que pidieron “no votar” para la Asamblea Nacional ahora se dan cuenta de su masivo error. Aquellos que pidieron votar para las presidenciales ahora sabemos que son unos traidores. Gracias al voto tenemos una Asamblea Nacional que nos representa y un presidente interino listo para asumir. Existenn dudas razonables en algunos diputados, pero eso es lo que hay. Gracias a no votar en las presidenciales podemos decir que Maduro es un usurpador y su cargo es completamente anti-constitucional. Las acciones en Cotiza demuestran que hay un bravo pueblo dispuestos a apoyar a las fuerzas militares que se unan a la restitución de la democracia.

Sabemos que Eduardo Fernández, Claudio Fermín, Herman Escarra, Falsón, etc son fichas del régimen, aunque en el pasado “parecían” ser oposición. El daño causado por estas lacras se cuenta en cientos de miles de muertos. Es evidente que hay otros opositores apátridas escondidos en la AN y hay que estar atentos a sus actuaciones.

Hay un esfuerzo movilizador que se concretará este 23 de enero. Ahora el mundo podrá ver si de verdad Venezuela quiere salir de la dictadura, si todos desconocemos a Maduro y sobretodo apoyamos a Guaidó como Presidente Interino. Las FAN y fuerzas policiales van a tener que tomar una decisión: o se unen al lado correcto de la historia o serán sentenciados como los verdugos de la Venezuela libre. Ellos lo saben, sienten el desprecio público cuando van a sus casas disfrazados de civiles, pues ahora ningún militar en uniforme visita a sus padres. El rechazo es enorme, la vergüenza mayúscula, la desgracia infinita. Lo importante es el reiterado llamado a los militares por parte del presidente interino Juan Guaidó: “nos comprometemos a brindar las garantías a los miembros de las FANB”, la amnistía será solo para los que no hayan asesinado ni cometido crímenes de lesa humanidad.

Es indispensable que la batalla avance, no solo en cabildos abiertos, sino en acciones concretas: incorporar a los diputados del Amazonas, es justicia y un mandato del TSJ Legítimo. Es indispensable darle continuidad a la legalidad del TSJ legítimo. Es URGENTE la creación del gobierno de transición, renovación de todos los cargos del Estado y con esto tomar acciones concretas para pedir Intervención Militar Humanitaria para el rescate democrático de Venezuela. No podemos luchar solos contra los criminales armados. Los terroristas no dejan el poder y así se ha visto como el ataque de la ELN contra Colombia se ha intensificado debido al apoyo del régimen y sus aliados del mal.

La Asamblea Nacional debería respaldar al presidente colombiano Duque en su decisión de no seguir el diálogo con el ELN y solicitar que Cuba y Venezuela entreguen a los terroristas responsables del ataque a escuela Santander. ¡Lo que urge es colaboración en la lucha contra el terrorismo! Así mismo, la alianza con Brasil que “ayudará a Venezuela a vivir en libertad”. Necesitamos el apoyo del mundo, es urgente, para concretar la batalla heroico: ¡aquella que devuelva a Venezuela su independencia!

Llenemos el país, para que Óscar Pérez pueda verlo desde el cielo: ¡tu lucha esta viva en las calles de tu patria! Que el capitán Juan Caguaripano pueda sentir nuestras marchas... que toda las FAN nos escuche: ¡queremos una Venezuela libre! Que el 23E sea la fecha que marque la caída de otra dictadura. ¡Que Dios marche con todos! @DBonyuet
David Bonyuet