La lucha va por dentro

David Bonyuet's picture

Desde el lado “legítimo” llueven solicitudes de “no critiquen” y piden desesperadamente apoyo al que no ha hecho nada. Menos mal que desde Estados Unidos su subsecretario de Estado, Michael Kozak, aseveró “apoyo de EEUU no es a Guaidó, sino a la presidencia de la AN”. Muy a tiempo la aclaratoria, pues por ahí hay uno que asegura que él solito logró el apoyo de casi 60 países.

El pueblo le dio TODO el apoyo a Juan Guaidó a principios de año (probablemente el mayor apoyo jamás visto en Venezuela a una sola persona). Se le dio para que actuara contra la dictadura y se prometieron 3 objetivos:

1) Cese de usurpación
2) Gobierno de transición
3) Elecciones libres

En ese orden, nada menos. ¿Qué se logró este año? ¡NADA! Hasta ahora no hay resultados. A pesar de los bloqueos, sanciones y regaños, el régimen sigue enviando petróleo a Cuba, vendiendo oro, narco-traficando y viajando de lo lindo. Sin duda, ¡Maduro puede decir que Guaidó es su mejor aliado! La gran habilidad del régimen narco-terrorista-genocida salta a la vista:

1) Apaciguó a todos los líderes opositores con la ruta pacífica, ¡su mejor escudo protector!
2) hizo creer que las sanciones y los bloqueos les afectan... pero siguen felices
3) piden elecciones... pero para las parlamentarias, mientras que los legítimos juran que hay elecciones “presidenciales” ... ¿a quién le creemos?
4) lograron bloquear la intervención militar
5) consiguen fondos a través de la Asamblea Nacional. La corrupción rampante es un signo del chavismo putrefacto dentro de la oposición
6) logró dividir la oposición, anteponiendo a sus lacayos como defensores de una democracia inexistente. Elecciones, ¡si Luis!
7) dicen que #VamosBien y piden #Aguantar #ConUnaSonrisa.

El activista Gonzalo Himiob denunció la terrible realidad: “este ha sido el año en el que más represión hemos tenido” ... ¿Vamos bien?, ni pal co~... No es con elecciones, ni cohabitación, la única salida visible de Infiernozuela para el “venezolano de a pie” ¡es por la frontera! Este mismo año, bajo las narices del legítimo se ha incrementado la estampida. Amigo lector, hagamos un simple ejercicio, sin encuestas manipuladoras: vaya a la frontera, sume a todos los venezolanos que entran y reste todos los guerreros que se van ... ahí está el resultado. Antes huían por la terrible dictadura, hoy lo hacen por la inexistente lucha de oposición.

Los legítimos están desesperados en re-elegir a Guaidó, cuando no hay evidencias ni logros positivos. Amigo lector dígame ¿cuáles son las acciones concretas, creíbles y contundentes que se han realizado para tumbar la tiranía? En la reunión del TIAR, Gustavo Briceño desperdicio la oportunidad de justificar la necesidad de una intervención por la crisis interna y está tan despistado que todavía cree que hay que reinventar el TIAR. Sencillamente hay gente incapacitada en los puestos claves.

Ahora, ¿estamos en contra de Guaidó? ¡Claro que no! Como ciudadanos estamos obligados a cuestionar las actuaciones de nuestros funcionarios públicos, ¿o es que acaso se consideran divinidades eternas? Los que piden un apoyo ciego e irresponsable son los verdaderos borregos del chavismo que saben que la inacción es una garantía de paz.

La G4 promete todo el apoyo para reelegir al inútil, en clara violación al acuerdo firmado el 4 de enero del 2016, afectando a los partidos minoritarios. Sin ningún temor, Diosdado afirmó sobre la reelección del interino que: “yo votaría por él porque garantiza la paz” (¿será por eso que admitieron a todos los diputados chavistas en la AN?). Guaidó sabe que está tan mal que ahora “promete rectificación para desplazar a Maduro del poder”, ... y Maduro también promete.
La verdadera “falsa expectativa” es creer que ese que no hizo nada en un año repentinamente va a mejorar y hacer algo mejor el año que viene con el mismo equipo y por la misma ruta. Si dejamos que los partidos políticos se apoderen del 2020 para seguir la ruta pacífica del chanchullo, este venidero año será el suicidio de Venezuela como país.

Vamos a ponérselo muy facilito: si Juan Guaidó hace una petición concreta y contundente para tumbar la dictadura, sin duda va a recibir el apoyo de toda Venezuela y muy probablemente del mundo... y tiene hasta el 5 de enero para actuar. Sin embargo, no es sensato perder otro año en la mojigatería de la inacción... y ¡Juan Guaidó ha demostrado no querer hacer más nada!

Es urgente que entre todos presionemos: intervención militar YA... necesitamos acción, necesitamos contundencia, pero sobretodo necesitamos un nuevo presidente interino que actué de verdad. @DBonyuet
David Bonyuet