La peste

David Bonyuet's picture

El magistral documental del “Chavismo: la peste del siglo XXI” patrocinada por la fundación Humano y Libre y dirigida por Gustavo Tovar, demuestra un país destruido, no por un cataclismo natural, ni una guerra nuclear, sino la devastación causada por la envidia, el resentimiento, el egoísmo y la maldad del chavismo. Este documental hay que verlo con profundo dolor en familia:

https://www.youtube.com/watch?v=nwN0DRfbREs

Pero sobretodo es necesario compartir el documental con todos nuestros hermanos latinos, porque este cáncer sigue avanzando en latinoamérica: Podemos en España, López Obrador en México, Evo en Bolivia, Daniel Ortega en Nicaragua, etc. La incapacidad política mezclada con el cansancio social desemboca en sociedades que desesperadas buscan un mesías. Susana Raffalli lo denuncio muy crudamente durante el reporte de PROVEA: “la naturaleza de las instituciones y formas de organización que se consolidaron en 2017 para el control estatal de lo alimentario, obedecen a objetivos políticos y no a la realización de un derecho humano”. No hay dudas, el régimen chantajea al pueblo con el hambre.

La realidad atropella y Venezuela es una víctima del chavaclismo. La desgracia no fue solo consecuencia de la perversidad del chavismo, sino la apatía de los politiqueros de oficio, que de frente y sin retaguardia se quedan achantados sin hacer absolutamente nada. En la consulta popular del 16J el pueblo se manifestó de manera contundente: “queremos un gobierno de unión nacional”, pero más pudo la incapacidad de los partidos políticos quienes demostraron que no son la solución, ¡sino más bien parte del problema! No podemos salir de la dictadura si solo asentimos pasivamente a todos sus deseos. Triste admitirlo, pero ¡nunca hubo un verdadero liderazgo opositor!

Ante la peste chavista, los Estudiantes Venezolanos en el Extranjero (EVE) están pidiendo al TSJ legítimo para que reconozca un “Gobierno en el Exilio” como una vía para salir de la actual crisis: el presidente está destituido, el terrorismo se ha apoderado del país, el informe de la OEA demuestra que hay violaciones constantes y persistentes de los derechos humanos, no podemos seguir esperando: ¡es URGENTE y NECESARIO hacer algo! Los estudiantes lo plantean en este video:

https://www.facebook.com/gobiernoVexilio/videos/241938646389992/UzpfSTEw...

Tomando en cuenta que hoy usurpan el poder un grupo de mafiosos, que la soberanía reside intransferiblemente en el pueblo (Artículo 5) y considerando los artículos 333 y 350 de la constitución que dicen:

Artículo 333. Esta Constitución no perderá su vigencia si dejare de observarse por acto de fuerza o porque fuere derogada por cualquier otro medio distinto al previsto en ella.

En tal eventualidad, todo ciudadano investido o ciudadana investida o no de autoridad, tendrá el deber de colaborar en el restablecimiento de su efectiva vigencia.

Artículo 350. El pueblo de Venezuela, fiel a su tradición republicana, a su lucha por la independencia, la paz y la libertad, desconocerá cualquier régimen, legislación o autoridad que contraríe los valores, principios y garantías democráticos o menoscabe los derechos humanos.

Es la constitución nacional vigente, es la ley: ¡todos los venezolanos estamos obligados a tumbar la dictadura! Pero es bien sabido que el régimen se mantendrá en el poder sin importar cuantos inocentes venezolanos sean asesinados, así que es necesario elegir un gobierno en el exilio que restablezca el orden y ayude a rescatar al país de la manos de la peste chavista.

¡No hay excusas! Todos unidos debemos luchar para que haya justicia para Venezuela. Pero contra la peste chavista, los venezolanos no podemos solos. El TSJ legítimo tiene la palabra, como lo explicó Carlos Moreno (Coordinador Mundial de EVE): “para tomar las acciones correspondientes para elegir de inmediato un Gobierno de Unión Nacional en favor de todos los venezolanos”. El pueblo lo pidió a gritos, ¡ahora hay que ejecutarlo!

Todos los venezolanos apoyamos: ¡un gobierno en el exilio! #GobiernoVExilio #EVE @DBonyuet
David Bonyuet