No vale, yo no creo

David Bonyuet's picture

Tan culpable es el verdugo que tortura, como el "testigo legítimo" que viendo la violencia en sus narices, sabiendo el dolor del afectado, conociendo la incapacidad de la víctima para defenderse, oyendo el tormento del damnificado, entendiendo la cantidad de caídos por culpa del despiadado conglomerado criminal, comprendiendo que no hay forma que los sobrevivientes de Venezuela puedan solos cambiar su destino, entonces prefiere ¡NO HACER NADA! ...aunque tiene el apoyo de 60 países. Pero ahí siguen algunos ilusos diciendo "no vale, yo no creo".

"Eres un irresponsable al culpar a los partidos políticos por algo que tú no haces", me han dicho algunos lectores. Parece que uno solito debe hacer lo que esos líderes no hacen... y es que según me dicen algunos lectores, los políticos legítimos están haciendo todo lo que pueden: ¡quejándose! Guaidó no puede controlar el país como el usurpador no puede controlar la economía, obviamente, ¡no están tomando las acciones necesarias! La denuncia publicada en el Miami Herald con las confesiones del ex-congresista Rivera explican mucho y el silencio opositor también. Y siguen los ilusos asegurando no vale, yo no creo.

Algunos lectores me han cuestionado, ¿cómo es posible que nada pase ante la tragedia imperante en Infiernozuela? ¿Por qué los venezolanos nos hemos acostumbrado a este holocausto? El régimen ha sido muy efectivo en neutralizar los tres factores que podrían ocasionar un estallido social:

1) Tipo Caracazo, el alzamiento social que visualizado por todos los medios permiten un efecto dominó (o bola de nieve) para impulsar el resto del país. Con el control de medios se ha eliminado esta posibilidad. Incluso hay un control de Internet que el régimen puede activar en cualquier momento para mantener al país en la más absoluta tiniebla comunicacional. La lentitud e ineficiencia de las comunicaciones e Internet sugieren que esto es una acción premeditada.
2) Golpe Militar, con los infiltrados han desmantelado a todos los militares activos y cualquier otra fuerza institucional. Los de más rango tienen acceso a más chanchullo y con ello más control de armamentos para reprimir. No es un secreto que las fuerzas armadas están debilitadas y secuestradas. Con el nuevo bachaqueo de gasolina, ¡se armaron los limpios de la cadena de mando!
3) Liderazgo político. Un alzamiento coordinado por los políticos ha quedado neutralizado con el grupo legítimo del G4, sus amiguitos del chavismo y el grupito de los chantajeados aprovechándose de cada botín que consiguen poner sus manos. ¿Alguien ha visto cómo se está usando las ayudas humanitarias donadas a los venezolanos? Es evidente que el mayor temor al cese de usurpación es por el cese de su corrupción.

No contento con la neutralización de la vías de escape social, el conglomerado criminal ha armado a múltiples grupos criminales: colectivos, milicianos, pranes, incluyendo fuerzas policiales y militares como elementos de represión, coacción, secuestro, tortura y asesinato. Hasta ahora, el gobierno legítimo sólo denuncia y se queja, ¿van a actuar? Honestamente, yo no creo. El presidente interino sólo pide la salida de Maduro como que si ese fuese el problema; el tan cacareado "cese de usurpación" jamás fue para tumbar el chavismo; el plan de ellos fue mantenerlos (revise la asamblea nacional y sus recién invitados del PSUV, el comité de postulaciones electorales incluso el gobierno de emergencia nacional). Tal es la tragedia, que todos los gobiernos del mundo creen que Infiernozuela tiene un mal gobierno y siguiendo la petición de Guaidó solo exigen elecciones para cambiar el Ejecutivo. Si el presidente interino no ha sido capaz de controlar esas fuerzas armadas que se supone están de su lado, ¿alguien cree que podrá hacer algo con las fuerzas criminales (pranato, colectivos, milicianos, terroristas,etc) que definitivamente si están en contra de cualquier legalidad? Aunque usted ya lo sabía, los guidolovers juran "no vale, yo no creo".

Cuando el presidente interino anunció enfurecido que iba a utilizar el TIAR, amigo lector, no tenga duda que es para "no hacer nada"; hasta ahora el legítimo sólo denuncia y grita, pero no actúa ... lo invito a revisar la agenda de la Asamblea Nacional: no hay ninguna consideración sobre pedir ayuda militar a los países del TIAR ni justificación del colapso interno ni siquiera pedir activar el Art187N11. El G4 evade la petición militar, no porque sean pacifistas, sino porque prefieren mantener el status quo de la corrupción.

Esperar sentados no es una opción, aguardar la reacción de los cómplices no es una alternativa. Nuestro mayor enemigo es la apatía y la inacción. Ante la anulación de las fuerzas internas de rebelión, la sociedad civil todavía puede lograr su libertad. Lo podemos lograr organizandonos, demostrando unidad muy a pesar de los partidos políticos, manifestando con una sola voz por su independencia. La sociedad civil organizada llama a gritos al noble bravo pueblo: ¡INTERVENCIÓN! @DBonyuet

David Bonyuet