Más nombres del Comité, Evo y otros chísmenes

Eduardo Semtei's picture

1-Estamos llegando al llegadero. El gobierno y sus diputados están obligados a mostrar sus cartas en relación con el CNE. Aceptaron clara y limpiamente que de los 11 diputados que forman el Comité de Postulaciones la oposición tenga 7 y los rojos rojitos tengan 4. Eso es una buena señal. Y un gran negocio para el gobierno. Si Maduro y su combo siguen al pie de la letra, con buenas intenciones, con sagacidad y hasta con cálculos provechosos el espíritu de las leyes que rigen el nombramiento y funcionamiento del CNE y de los procesos electorales, de los que vienen por allí: parlamentarias y revocatorio, estarían haciendo un gran negocio. Si ayudan y colaboran a nombrar un CNE decentico él, de buenas y sanas costumbres, higiénico y aséptico, de conducta intachable, como sería aquel cuyos integrantes no fueran fichas de partidos, que no existieran nunca más puntos rojos y controles perversos de la población, chantajes y presiones a los más humildes que reciben alimentos y medicinas, que los bienes públicos no fueran usados para ganar adeptos y comprar conciencias, que no mudaran a los electores como si fueran ganado, que facilitaran el voto de los venezolanos en el exterior mediante novedosas y maravillosas formas electrónicas que dejaran atónitos al resto del mundo, entonces tendrían el mandado hecho y lo peorcito que les pudiera suceder sería entonces perder las parlamentarias que en términos concretos ya la tienen perdida, es decir, su status quo no cambiaría en nada; por el contrario, se ganarían el respeto y el reconocimiento del mundo entero y las demandas por la renuncia a Maduro disminuirán su potencia y su oportunidad.

2-Ahora hay que nombrar a los no parlamentarios del Comité de Postulaciones. Ello tiene un cierto requisito. Unas planillas que firmar. Una declaración formal de aceptar el cargo de ser seleccionado. Nada de coser y cantar. Hay que enseriar el asunto. Ello no implica que a algunos desocupados, como yo mismo, les venga en gana proponer nombres. Ya presenté 12 a nombre mío y de otros dirigentes de Avanzada Progresista, permítanme por favor anotar otros 12. Recuerden las condiciones básicas: A. No pueden ser tramposos ni pueden permitir que dentro del futuro CNE se cuelen malvados y negociantes, culebras y camaleones. B. Deben ser buenos ciudadanos y ofrecer garantías de que no van a favorecer con peripecias electrónicas ni la opción de Maduro ni la opción opositora y dentro de la oposición mucho menos los radicales como María Corina o Leopoldo López. c. Deben gozar del respeto de montescos y capuletos. Tirios y troyanos. Caraquistas y magallaneros. D. Deben estar al día en política y haber manifestado su interés por una salida pacífica, constitucional, democrática y electoral. Veamos entonces los nuevos nombres. Eugenio Martínez, periodista, se autocalifica como una de las máximas autoridades y de mayor conocimiento del mundo electoral venezolano; Luis Fuenmayor Toro, ex rector de la UCV, médico, político, PhD; Pedro Díaz Blum, primer chicharrón del Grupo Boston y amplísimo defensor de la unidad nacional y la conciliación; Oswaldo Cisneros, inversionista, sector privado, toda la vida ha intervenido en política; Jorge Roig, ex presidente de Fedecámaras, ex diputado, hombre corrido en política y en negociaciones; Ricardo Combellas, ex presidente de la Copre, ex diputado de la Constituyente, abogado y politólogo; el Gato Galarraga, héroe del deporte; Omar Vizquel, otro héroe del deporte; los últimos dos de nuestro pasatiempo principal. Claudio Nazoa, escritor y humorista; Laureano Márquez, escritor y humorista; estos dos últimos enterados de todas las minuciosidades de la realidad política. Ramón Guillermo Aveledo y el Chùo Torrealba, representantes dignos de la Mesa de Unidad Democrática y conocedores al dedillo de la realidad nacional. Estos son 12 nuevos nombres que agregados a los anteriores suman dos docenas. Que no venga ningún diputado pendejo a decir que no hay nombres de donde escoger u otro tonto a decir que el CNE que salga de ese magnífico Comité de Postulaciones solo sirve para elecciones presidenciales. Joder.

3-Evo se volvió loco. O el chavismo lo volvió loco. O el poder lo volvió loco. Pero de que se volvió insano, no hay duda. Primero pierde el referéndum de la reelección, creo que por el año 2016. Luego se le antojan las ganas de ser presidente eternamente. Más tarde inventó que Mama Pacha o Pachamama le había enviado un mensaje pidiéndole que fuera otra vez presidente, así que ni corto ni perezoso convocó a su Tribu, digo, a su Tribunal Supremo, y les pidió que en nombre de “sus” derechos humanos lo autorizaran a ser candidato por encima del referéndum nacional que perdió. Su Tribu se lo autorizó y el hombre se postuló. Finalmente hay votación, empieza el conteo y parece que no llegaba al margen de 10% o más sobre el segundo contendiente para evitar la segunda vuelta, entonces ordena que bajen el braker, corten la corriente y suspendan el conteo. 24 horas más tarde comienza la sumadera nuevamente y ¡sorpresa! Evo lleva 10,50% de ventaja. Allí fue donde ser armó el lío. ¿Por qué hizo un trampa tan burda, tan evidente, tan descarada? A. Por bruto B. Por creerse invencible C. Por creer que los demás son tontos D. Porque se lo sugirieron Cuba y Venezuela E. Todas las anteriores. Total, el resultado fue desastroso, a pesar de que había obtenido más de 40% de los votos. Fue el candidato más votado. Esperemos ahora que convoquen rápidamente elecciones, donde, aunque usted no lo crea, el evocismo tiene sus chances de ganar igual que lo hizo el kirchnerismo en Argentina. Todavía nadie puede cantar Bingo. @eduardo_semtei

Eduardo Semtei