El TSJ destituyó a Nicolás Maduro

El arado y el mar's picture

"La sentencia es escueta, se destituye al ciudadano Nicolás Maduro y se designa encargado de la Presidencia a … Inmediatamente, el susodicho tomó posesión en una ceremonia pomposa en la constituyente, y comenzó el desmontaje del madurismo de Maduro"…

La noticia anterior puede ser parte de una nueva corriente del periodismo que se denomina Periodismo de Ficción, esta especialidad tiene mucho auge hoy, hasta una cátedra abrieron en la Universidad de Buenos Aires. Se define como la ficción con altas probabilidades de concretarse en la realidad real, es un eslabón entre la novela y la realidad, entre el cuento y la noticia veraz, alejado de las fakes news. Deben ser noticias con asideros históricos, con fundamentos. Entonces debemos preguntarnos, ¿es "descabellada" la noticia que hoy presentamos, pasa la prueba del periodismo de ficción? Veamos.

En las altas cúpulas políticas, la lealtad es una moneda muy rara, de colección; lo común es la traición, la felonía, ejemplos no son difíciles de encontrar. Comencemos por recordar la traición en la cúpula del Cristianismo, cuando judas entregó a Cristo; pensemos en Brutus apuñalando a Cesar, en Páez desterrando a Bolívar, en Gómez traicionando a su compadre Cabito Castro, a Stalin arrasando con Trotsky y sus partidarios, a Carlos Andrés acusado y destituido por su Corte Suprema, y lleguemos a la carnicería del madurismo contra el chavismo auténtico.

La noticia de la destitución de Maduro cumple los requisitos que la cátedra de Periodismo de Ficción exige: "No es verdad pero es posible, altamente probable, y es necesaria". Es probable porque el TSJ adquirió una imagen de más poderoso que el ejecutivo, que el legislativo, que la constituyente, a todos esos poderes los carga nariceados. Ahora actúa como "tribunal supremo de politiquería", interviene a los partidos, destituye directivas y designa otras a conveniencia de la cúpula, hace y deshace a troche y moche, es un poder por encima de todos los poderes.

¿Es necesario que el madurismo salga de Maduro? Es un asunto de sobreviviencia, la única manera de permanecer es entregando a Maduro, así como el salvavidas de AD en aquella época fue entregar a CAP, y lo hicieron sin que se les aguara el ojo. Allá adentro en Miraflores deben dormir en alerta, cambiando de cama cada noche, con los ojos abiertos, todos andan con un puñal en la espalda y la maleta lista, en cualquier momento el edificio de naipes comienza a caer. A nadie le conviene el gobierno de Maduro, el capitalismo necesita remozar la dominación. El gobernante que sustituya a Maduro debe convocar un CNE creíble, deben convocar elecciones pronto, y ya el opio estará listo, la masa asistirá a ese circo, todo seguirá igual pero más estable. Los maduristas serán acusados de corruptos, de agentes turcos, y la rueda de la historia humana dará una vuelta más, a menos que entreguen al quemado.

La noticia es posible, es probable, es necesaria, tiene todas las características de una noticia de Periodismo de Ficción. A la par con esta noticia podríamos hablar de otra: se reunieron en algún lugar los dirigentes del Chavismo Auténtico, acudieron a la cita militares, civiles, exministros, jefes del PSUV; unos estaban ya en el país, otros vinieron clandestinamente, eligieron una directiva y un plan de acción para rescatar a Chávez, al PSUV, al país…
Esta noticia es también posible, probable, necesaria… pero de ella hablaremos en otro escrito, ahora se acabó el espacio.

El arado y el mar, Toby Valderrama – Antonio Aponte www.aporrea.org