Brisas de esperanzas llegan a Cuba

Guillermo A. Zurga's picture

Una de las mejores noticias que he leído en los últimos 60 años, sobre Cuba, es la que apareció hoy en Polis, noticia la cual tengo el honor de difundir entre mi corta lista de distribución, con la esperanza de que en la medida de lo posible, aspiramos a que ésta, sea divulgada, para el conocimiento de toda Latinoamérica.
Cuando algunas personas como yo, creíamos que el síndrome de Estocolmo había llegado a Cuba para quedarse permanentemente, Joani Sánchez y Juan Antonio Blanco, nos alegran el día, e informan de una huelga de hambre en sector de San Isidro, de protestas y repudio a la dictadura cubana, donde los participantes son opositores, músicos y artistas independientes, que piden el fin de la dictadura en Cuba.
Como es bien sabido, la dictadura cubana, ha estado inmersa en conspiraciones y actuaciones político/militares; en África y en Latinoamérica, en línea con el comunismo internacional, con el propósito de influir en países con gobiernos democráticos, para desestabilizarlos e intentar lograr, que estos gobiernos sean sustituidos por gobiernos marxistas leninistas o comunistas.
De hecho, tengo entendido, que el Foro de Sao Paulo, con sede en la ciudad Sao Paulo, el cual aglutina a los partidos políticos radicales de la ultra izquierda que cohabitan en Latinoamérica, cuya misión es la de lograr que estos, logren victorias políticas en sus respectivos países, con la idea de introducir el marxismo leninismo en estas. Venezuela está sufriendo hoy día, una narco dictadura declarada comunista, la cual esta férreamente apoyada por la dictadura de Cuba.
A esa llama de la libertad que se acaba de encender en Cuba, le deseamos la mejor de las suertes, y quedamos esperanzados en que sea el principio del inicio del fin de esa terrible dictadura, la cual ha permanecido por más de sesenta años en nuestro hemisferio haciendo daño a la región y en otras latitudes, puesto que saben que solos a aislados no podrían sobrevivir por mucho más tiempo.
A los venezolanos demócratas, que hoy día sufrimos en carne propia, como se vive en una dictadura cívico militar, sabemos el daño que estas pueden hacerle a un país, en especial: las comunistas, y sus alianzas con el narco tráfico, la delincuencia organizada, las guerrillas, el terrorismo y los corruptos de cuello blanco; nos alegramos por esta nueva e impactante noticia, puesto que erróneamente, en lo personal, estaba casi ingenuamente convencido, de que la lucha por la democracia en Cuba, había cesado.
Parafraseando un dicho popular sobre el béisbol, un juego muy popular en Cuba, me permitiré repetir un famoso dicho, creo que de origen cubano, que reza así: “Esto no se acaba, hasta que se acaba”. ¡Amanecerá y veremos!

Guillermo A. Zurga