El bravo pueblo de Venezuela despierta

Guillermo A. Zurga's picture

Tal como se predijo, el bravo pueblo de Venezuela al fin despertó y se hizo sentir en manifestaciones de protesta contra el régimen chavista de Nicolás Maduro. Es imposible, vivir en Venezuela y no sentir la necesidad de manifestarse en contra de tantas carencias de ese noble pueblo, por culpa de un régimen deshonesto, tirano, incompetente, manipulador, mentiroso, inescrupuloso, vil y cobarde, que ha destruido a Venezuela.
Hasta ahora, ese pueblo, el cual le apoyó hasta el cansancio, puesto que ingenuamente creyó en que tales promesas eran reales, al fin, se percató de que todo ha sido un engaño del régimen, para que este pueblo muy necesitado de sus primeras necesidades, incluyendo su; comida, salud, transporte, educación, seguridad, sus cotidianas formas de divertirse, y hasta sus sueños de crecer y evolucionar, entre otras tantas otras necesidades; se cansó de esperar y de oír tantas promesas incumplidas terminadas y convertidas en pura ficción.
El pueblo dijo basta, hasta aquí te creo y te oigo. Me engañaste, me manipulaste, me ensalzaste, me utilizaste, y hasta me armaste para que defendiera a la revolución socialista del siglo XXI; y hasta para que de ser necesario, asesinara a mis coterráneos, de la oposición por simple fanatismo y maldad. Es cierto, que el pueblo mayoritario de Venezuela, vivió una gran luna de miel con el chavismo, mientras este despilfarraba nuestros recursos en pagar tantas promesas y favores hechos al pueblo, quién engañado creyó en éste.
Hoy día, la realidad salió a flote, la nación esta económicamente quebrada e imposibilitada de seguir subsidiando a todo un pueblo que creyó en las mentiras y engaños del régimen. Su principal error, fue el de actuar irresponsablemente, al declararle la guerra a los EE.UU., al capitalismo y a la democracia. Otro error imperdonable, fue el de aliarse con las narco guerrillas colombianas, por ser políticamente afectas al marxismo leninismo. Otro error tan grave como los anteriores, fue, el utilizar la corrupción, para destruir a las empresas del estado, las reservas económicas de Venezuela, y eliminar de cuajo, la meritocracia en las empresas del Estado, particularmente de PDVSA. Otro error tan grave como los anteriores, fue el de pretender subsidiar a todo el continente latinoamericano con petróleo barato, sin medir las consecuencias para nuestro pais.
Hoy día, el gobierno de Venezuela, ante la imposibilidad de pagar sueldos y salarios justos apela a la revolución del proletariado de igualar por debajo, los sueldos de los servidores de la administración pública, apropiarse de las empresas privadas tal como hizo Cuba en los años 60 del siglo pasado, para declararla marxista leninista, que como todos sabemos, fue uno de los decretos de Hugo Chávez años antes de morir. El pueblo se resiste a ser tratado como borregos, y pide a gritos, que le traten como ciudadanos con derechos y deberes, tal como está plasmado claramente en nuestra constitución.
Se puede engañar a un pueblo varias veces durante varios años. Pero difícilmente, ese pueblo podrá ser engañado toda la vida. Eso es precisamente, lo que aprecio e interpreto de esas manifestaciones últimas en varios sitios de Caracas, los cuales antes fueron bastiones del chavismo y de su proyecto político conocido como “El socialismo del siglo XXI”.
El pueblo está cansado, hastiado, de tanta manipulación y engaño. La magia y engaños que utilizó Hugo Chávez para agruparlo alrededor de su proyecto político se disiparon y desaparecieron. El chavismo murió al nacer, puesto que sus premisas y propósitos fueron una enorme mentira y estupidez. Esa gran línea roja que le puso el pueblo al chavismo para que lograra solventar su situación de hambre, salud, salarios, desempleo y servicios públicos adecuados, ha sido atravesada por el chavismo varias veces por el incompetente Nicolás Maduro.
El régimen podrá reprimir al pueblo durante varios días, semanas y meses; pero este levantamiento del pueblo, tal como lo he previsto antes de que ocurriera, seguirá en las calles a luchar por sus libertades, necesidades básicas y su futuro; expuesto a que lo apresen y/o lo maten.
Esta no es una visión divina ni una predicción astrológica, es simplemente una deducción lógica; dado que el régimen ha acorralado al pueblo, y obligado a sublevarse, puesto que ya despertó de la pesadilla en la que el régimen lo obligo sucesivamente, por las necesidades primarias incumplidas de todo un pueblo necesitado.
Sin una salida a la vista, la cual ha esperado por dos décadas; el pueblo tiene solo dos opciones; o se muere de mengua en su casa y/o en un hospital, o sale a la calle exasperado, a buscar lo que el régimen le ha prometido y negado por décadas. Podrán meter preso a toda la Asamblea Nacional, incluyendo a Juan Guaidó, pero el pueblo no parará, puesto que las calles están llenas de líderes que despertaron, ante el clamor de libertad y estilo de vida que el pueblo necesita y se merece.
Desde ayer domingo 21. Ha habido manifestaciones en Petare, 23 de Enero, Cotiza, El Valle, San Bernardino, y otras tantas urbanizaciones caraqueñas, protestando contra el régimen de Nicolás Maduro, y pidiéndole que se vaya del poder. En muchas ciudades de Venezuela, se han dado manifestaciones, en favor de la democracia y la libertad. Es imposible pronosticar lo que sucederá mañana 23 de enero en Venezuela. Siendo que esta fecha es emblemática para el país, su democracia y sus libertades; y sin duda alguna, será una jornada de protestas en toda Venezuela, que hagan saber y sentir al régimen que el pueblo está muy bravo y dispuesto a seguir luchando indefinidamente por su libertad y su democracia.
Guillermo A. Zurga