El lado oscuro de las misiones en Venezuela

Guillermo A. Zurga's picture

Las misiones de ayuda social que emprendió el gobierno de Hugo Chávez en Venezuela, en los inicios de su gobierno; han recibido el beneplácito y respaldo de la oposición política venezolana y de la diplomacia mundial. A tal punto, que algunos partidos políticos democráticos, han prometido ampliarlas y mejorarlas.
Sin duda alguna, que estas misiones han resultado políticamente beneficiosas para el gobierno y han brindado innegables beneficios sociales para algunos sectores de la población. O sea, tienen un lado positivo que queramos o no debemos aceptar.
El propósito benefactor o humanitario de las misiones, de ayudar a los más necesitados del país, o del mundo, bien sea en forma temporal o permanente, es una acción noble que todo ciudadano sensato debe aplaudir y apoyar. Nadie debería cuestionar ni entorpecer ese rol humanitario que tienen los gobiernos, individuos o empresas filantrópicas para con la ciudadanía. Ese no es el propósito de este artículo.
Tengo entendido, que estas políticas de las misiones empezaron con la idea original de arreglar una forma de pago de parte de la república de Cuba, para cancelarle a Venezuela con honorarios profesionales, el costo del petróleo que generosamente les suministramos y el costo de otros beneficios a través de las misiones. Esta facilidad inusual de pago, se debió a la supuesta falta de liquidez suficiente del gobierno de la Cuba, para cumplir con tal compromiso de suministro de petróleo, que como sabemos es millonario y en dólares.
Hoy día, al parecer, la tortilla se ha invertido, y que se sepa, Venezuela es la que les paga a los profesionales cubanos por sus servicios, desconociéndose el estado de esta balanza de pagos entre Cuba y Venezuela, por ser un secreto bien guardado. Habría que preguntarse: ¿Y como nos pagan el petróleo?
Con la participación de personal cubano, se han creado misiones nacionales en las áreas de salud, de alfabetización, de deporte, de oftalmología, de educación secundaria, de tierras, de alimentación, etc. En fin, dado el éxito original de las mismas, estas fueron creciendo. La bonanza petrolera ayudo en gran parte a éstas
Algunas misiones terminaron, otras fracasaron y se cancelaron; otras aún permanecen activas, y son el corazón social del proyecto político de Hugo Chávez. Se estima que en total, a la fecha de hoy, se han creado unas 100 misiones, que abracan muchos tipos de ayuda, la cual incluye incluían viajes gratuitos al exterior.
No obstante, el “éxito relativo” de las misiones, éstas tienen un lado oscuro, que muy poca gente en Venezuela plantea para su revisión y abolición, quizás debido al temor a resultar impopulares o recibir el rechazo o desmentido, de parte de un sector humilde y no tan humilde, que disfruta plenamente de ellas, y las defiende a muerte. Veamos a que lado oscuro me refiero:

EL CHANTAJE

El lado oscuro más relevante de estas misiones, es el chantaje que se hace a los que reciben la ayuda, quienes son obligados a defender al proceso revolucionario del gobierno, so pena de perderla, o no recibirla.
Incluso, se creó el carnet de la patria, al parecer, con la intensión de captar a venezolanos anti chavistas y demócratas, con el cual poco a poco ha ido desplazando a la Cedula de Identidad, documento oficial del venezolano que lo identifica formalmente ante el país. Con el carnet de la patria, se pretende tener el control social de todo el país, para beneficio del gobierno totalitario actual. Algo realmente vergonzante y cruel.
Es decir, es una ayuda condicionada, excluyente y limitada a seguidores del chavismo o del izquierdismo extremo latinoamericano, lo cual se demuestra en los pre-requisitos que hay que llenar para disfrutarla; y se confirma con las evidencias que han dado, algunos de los que la han recibido. Una ayuda condicionada es algo aborrecible y condenable, y desvirtúa lo bueno que existe en esta. Eso es como cobrar la ayuda, lo cual no deja de ser una actitud miserable para quién la ofrece.

EL DESPILFARRO

Otro lado oscuro de estas misiones es el hecho, de que han ocasionado un desangramiento irreversible e incalculable de nuestra economía. Cuando se compara el costo de éstas misiones y los beneficios reales que dejan, pareciera ser que sus rendimientos económicos y sociales son deficitarios. Mientras que el auge y el presupuesto de las misiones aumentan, en diferentes proporciones, modalidades y formas, que hasta los servicios secretos y los de identificación de la nación están invadidos por los cubanos, las deficiencias en los servicios básicos a la población entera se reducen y/o empeoran.
Esto es fácilmente demostrable con el incremento en las manifestaciones diarias del propio chavismo, quienes claman por mayor atención a sus problemas en las diferentes áreas de la vida cotidiana, tales como: la seguridad ciudadana, y el suministro de: comida, agua, electricidad, asistencia médica, transporte, viviendas, salubridad, y vialidad, entre otras necesidades evidentes que existen hoy día en Venezuela, a pesar de las misiones.

MISIONES DESPLAZAN LAS ORGANIZACIONES NATURALES Y PERMANENTES

Otro lado oscuro de las misiones, tiene que ver con el deterioro de las organizaciones naturales, legalmente establecidas para prestar los servicios que supuestamente ahora cumplen algunas misiones. Estas organizaciones, son atacadas o ignoradas por el propio gobierno con la intensión de debilitarlas, para beneficiar y exacerbar el rol de las misiones, en detrimento de las mismas, lo cual luce de una crueldad y maldad extremas.
Un ejemplo real y evidente de esto, es el deterioro que ha sufrido el sector formal de la salud, compuesto de ambulatorios, hospitales y clínicas del gobierno central, a los cuales les han limitado inexplicablemente los presupuestos, de manera tal, que la infraestructura física se ha deteriorado, y los sueldos y salarios prácticamente los han congelado, por lo que la salud en Venezuela en lugar de mejorar, empeora.
La calidad del servicio ha decaído enormemente. Ante esta situación, la gente humilde se muere en los pasillos de los sitios asistenciales, por la falta de insumos, medicinas y asistencia médica adecuada y a tiempo. Esto, y muchos otros abusos, han ocasionado una fuga de talento muy calificado de los profesionales de la medicina, de la ingeniería, economía, computación, empresarios y otros, a diversos países, tales como; España, Brasil, Colombia, Panamá, Perú, Ecuador, Chile, Argentina, Costa Rica, México, el Caribe, USA, Europa, países estos, los cuales se benefician indirectamente de nuestra crisis.

LA CORRUPCIÓN

Un no menos importante, del lado oscuro de las misiones, tiene que ver con la inmensa corrupción que se ha desatado en toda Venezuela, por esa nueva política del chavismo de contratar todo de tipo de servicio en emergencia, sin licitación formal y rigurosa, designando a dedo al suplidor, previo el pago de comisiones millonarias, para el bolsillo los que asignan o facilitan la compra, donde no existe control alguno de parte del gobierno ni de los organismos del Estado, que se supone existen para controlar y dar seguimiento, a los manejos de los presupuestos.

EL PERJUICIO PARA PROXIMOS GOBIERNOS DEMOCRATICOS

Unos de los grandes daños latentes que amenazan a la Venezuela del futuro, tiene su causa directa en esta avalancha inmensa de desembolsos creada por el chavismo, dolor de cabeza; para los próximos gobiernos democráticos que administren al país, luego del cese a la usurpación del actual gobierno de Nicolás Maduro. Lo peor de todo esto, es el hecho de que en lugar de lograr un desarrollo armonioso del país, este se encuentra totalmente destruido y sin servicios generales dignos y suficientes. Sin duda alguna, este será un punto de atención para una nueva administración, el cual, no debería pasar por debajo de la mesa, dado el impacto importante que tendrá para la comunidad venezolana en el futuro.
Se me hace difícil visualizar, que un nuevo gobierno democrático, acepte continuar con este gigantesco derroche de dinero, muy necesario para las futuras inversiones que habrá que hacer el país, el cual sin duda alguna está actualmente destruido física, moral y estructuralmente, así como la existencia de una quiebra económica del aparato productivo, con una incuantificable deuda por pagar. El parque industrial, del cual en anteriores oportunidades nos sentimos satisfechos y orgullosos, ya no existe y habrá que reinstalarlo a un costo y sacrificio incalculables.

MIGRACIÓN SIN LIMITES
Ni que decir de la migración de venezolanos hacia otros países, cuya cantidad a la fecha asciende a unos 4 millones y medio de venezolanos que han tenido que salir del país en búsqueda de otras oportunidades de vida, puesto que actualmente en Venezuela no existen oportunidades de trabajo, ni de vida digna ni democrática.

CONCLUSIONES

Tal como lo dice sabiamente un refrán: “Es mejor enseñar a los ciudadanos a pescar, que regalarles el pescado.” Cierto que también que existen situaciones donde las ayudas económicas puntuales son necesarias y justificadas, para personas extremadamente necesitadas. Sin embargo, este tipo de ayuda puntual, jamás se debe establecer como permanente, dadas las razones explicadas arriba.
No obstante, las políticas públicas deben ser sumamente claras y especificas en asumir la responsabilidad de gobernar para todo el país, y no para las minorías, por más pobres que estas sean. Cierto que los gobiernos, y sus conductores, tienen la gran responsabilidad de desarrollar económicamente al país que les toco administrar, para satisfacer las necesidades de toda la nación, donde la administración de la república, tiene el deber de suministrar a la población, facilidades de: educación, enseñanza en valores, salud, mejoramiento de la economía del país, garantizar los servicios generales, mejorar el empleo, mejorar salarios y sueldos, garantizar viviendas, y las distracciones para la población, entre otros servicios, tienen la prioridad.
En el futuro, habrá que hacer un auditoria profunda, para determinar la magnitud del daño económico hecho a la nación, que justifique el gran daño hecho al país por este concepto de las misiones, donde se tiene entendido que hasta sirvieron para enriquecer a unos cuantos chavistas y extranjeros amigos y afectos al gobierno.
Este tipo de ayuda económica, ha sido utilizada por el chavismo en forma asquerosa, humillante y vil; para intentar lograr el control social y político de una gran parte de la población del país, lo cual sin duda alguna han logrado a medias, creando una posible y probable situación futura de ingobernabilidad que en su momento, tendrá que ser abordada y dilucidada con gran responsabilidad, por un nuevo gobierno democrático.
Es interesante saber que una de las razones que facilitaron el triunfo glamoroso del chavismo en las elecciones de 1998 y 1999, fue el de denunciar la pobreza extrema que había en el país, la alta existencia de niños de la calle, el analfabetismo, el desempleo, la mortandad extrema, los asesinatos; cifras éstas, que luego de 20 años de gobiernos, ha aumentado a cifras escalofriantes muy a pesar de la inmensa fortuna gastada en misiones, entre otros desbarajustes fraudulentos, a cargo de la narco dictadura. Si a esto sumamos el empobrecimiento de las clases media y rica, las cuales siempre han sido criticadas y cuestionadas por el chavismo; es de destacar que hoy el chavismo ha cumplido con su deber de empobrecerlas a niveles, jamás imaginados. Supongo que este último logro, debe llenarles de gran satisfacción y regocijo, puesto que esa era una de sus grandes metas y propósitos; destruir la existencia de una clase media exitosa y fuerte y una oligarquía pujante y triunfadora. “Amanecerá y veremos.”
Guillermo A. Zurga