Las democracias se defienden con votos y otros métodos, cuando es necesario

Guillermo A. Zurga's picture

Es triste y desesperanzador, leer declaraciones de “políticos y diplomáticos”, supuestamente educados, letrados y cultos; alardear estúpidamente, de que son demócratas, y por lo tanto, la violencia no está en sus lenguajes y preferencias. Que dirán los verdaderos defensores desaparecidos de la democracia y de las libertades, que dieron sus vidas, por defender las democracias en el mundo.
A estos políticos charlatanes, no les han servido las experiencias vividas en la primera y segunda guerra mundial, ni las guerras de Corea, Vietnam, y Japón, donde murieron millones por defender la democracia en el mundo. Habrá algunos fanáticos comunistas y fascistas, que dirán que tales guerras no llevaban ese sentido, ni se justificaban con el uso de la fuerza. Que lo digan las naciones hoy día naciones libres gracias al uso de la violencia. Que lo digan países de poblaciones tales como las de Egipto, Libia, Siria, Irak, Corea del Sur, Filipinas, Polonia, Panamá, etc. Que lo digan las naciones de las américas y del mundo, que fueron libertadas de sus opresores, con el uso de las armas, para darles sus respectivas libertades.
Una cosa es decir que es preferible el uso de las herramientas de la democracia, tales como: los votos, las protestas pacíficas y el dialogo; para luchar contra una dictadura criminal, demencial y/o narcotraficante, en lugar del uso de las armas, para defender la democracia. Otra cosa es decir “estúpidamente”, que como demócrata jamás usaría la fuerza de las armas, para combatir a una dictadura. Creo que ni el papa Francisco, utilizaría las frases de algunos políticos venezolanos respecto a su posición anti bélica. ¿Qué pretenden esas falsas e hipócritas personas, que no sea el de vender una falsa imagen sobre ellos mismos?
Es decir, la interpretación que doy a tales declaraciones, pareciera que llevan intrínsecamente asociada una necesidad de perdonar y condonar todos los abusos y desmanes cometidos por el chavismo: La Peor peste del Siglo XXI, quienes han asesinado, robado, traficado con narcóticos, apoyado a las guerrillas colombianas, asesinar impunemente, mentir permanentemente, torturar, destruir la economía de la nación, crear el suministro de comida a cambio de apoyo político, pervirtiendo, prostituyendo y descalificando al venezolano. Es decir; es preferible, para esos mequetrefes, que esos crímenes horribles deben ser condonados, para no utilizar el uso de las armas en nuestra propia defensa. ¡Por mí, que esos políticos se vayan al diablo y al infierno! Si la diplomacia es así de ciega y alcahuete, no debería existir.
Guillermo A. Zurga