Los artistas y deportistas ante la política

Guillermo A. Zurga's picture

En relación al tema y polémica actual de la Vino Tinto, quien acaba de tener una victoria importante e histórica ante la selección de futbol de argentina, aun cuando fue un partido amistoso, no deja de alegrar a los corazoncitos de todos los venezolanos, puesto que sabemos la importancia de ésta victoria, ante un rival que ha sido varias veces campeón mundial de Fútbol, y que además, se mantiene entre las mejores selecciones del mundo.
Como consecuencia de esa victoria deportiva, y la lucha soterrada que aún se mantiene desde hace años, debido a que algunos miembros de la selección, se cansaron de callar ante la narco dictadura chavista, marxista leninista que nos gobierna y las violaciones reiteradas de este régimen dictatorial, contra las minorías políticas del país, representadas y conocidas como opositoras políticas al régimen.
Por otra parte, sabemos por sus propias expresiones que, Rafael Dudamel, el director técnico de la selección vino tinto, y otros jugadores de la misma selección vino tinto, han mostrado simpatías políticas por el régimen de gobierno actual, lo cual, ante la enorme crisis económica, política, delincuencial, económica, social, y moral venezolana, alcanza niveles de alerta fuera de lo normal; en el sentido de que, ante tantas expectativas de los venezolanos por clasificar por primera vez en nuestra historia, para tener el derecho de participar en un mundial de Futbol a realizarse en Qatar, tales esperanzas se reduzcan significativamente, ante la división política de sus jugadores y la renuncia de Rafael Dudamel al cargo de director técnico; como consecuencia de esta amarga y difícil situación real que vivimos los venezolanos.
Ante la afirmación de algunos periodistas y otros voceros, quienes censuran particularmente, a los deportistas y artistas, por emitir declaraciones políticas, es la razón que me motivó y me hizo decidir a realizar este escrito. Al obligar a cualquier venezolano a auto sancionarse y limitarse, sea este de cualquier profesión o dedicación laboral, a no emitir comentarios sobre las barbaridades políticas y delictivas que ocurren a diario en nuestro país, es como pedirle a una persona, que se auto flagele, por tener sentimientos humanos, sensatos y patrios.
Ese punto de vista de que; los artistas y deportistas se deben a su público, es en mi concepto una enorme falacia y manipulación de parte de personas interesadas o inescrupulosas, que defienden esa tesis; puesto que ese, es un sentimiento que vive en cada persona, independientemente de los intereses profesionales, económicos o políticos que se tengan, puesto que ese sentimiento nacionalista, patriota y ciudadano; está muy arraigado en el corazón de cada persona en el mundo. Reprimir este sentimiento, mediante cualquier subterfugio, es como pretender, sacarle el alma y la humanidad del cuerpo, a una persona sana con sentimientos nobles.
Guillermo A. Zurga