¡Orgullo Nacional!

Guillermo A. Zurga's picture

María Corina Machado y Valentina Quintero, entre las 100 mujeres más influyentes del mundo. Es verdaderamente gratificante el saber que existen personas y organizaciones serias como BBC 100, que reconocen el esfuerzo de las personas honestas y trabajadoras en el mundo, para merecer estar en esa lista mágica de las más dignas mujeres durante 2018 que influyen positivamente en las comunidades nacionales y mundiales para bien de los pueblos.
Una mención dedicada a la actividad política, en defensa de la democracia – María Corina -, otra dedicada al periodismo, en turismo y temas ambientales - Valentina Quintero - ; ambas merecen en mayor o menor grado esa gran digna distinción, por su: amor a Venezuela, profesionalismo, dedicación, moral, insuperable valentía, inmensa fortaleza espiritual, innegable convicción de lucha contra el mal, e incuestionable fe y esperanza en que ambas están convencidas de que lo hacen para bien de Venezuela. María Corina en su lucha en favor de la democracia, de las libertades y la justicia, puesto que así lo deseamos la población casi entera de nuestra patria y gran parte del mundo. Por otro lado Valentina quintero, promocionando a esa hermosa nación de Venezuela, sus bellezas sus naturales, sitios preferidos y la nobleza y amor de sus habitantes.
El reconocimiento se hace más significativo, cuando sabemos que no existe un poder político, ni gubernamental, ni económico detrás del mismo. Como seres humanos, ambas galardonadas, tienen defectos e imperfecciones - ¿Quién no los tiene? – lo cual las hace más grandes, puesto que aún con los supuestos defectos que pudieran atribuírseles a ambas, han demostrado al mundo coraje y que si se puede luchar por una causa justa y noble. Por un lado, María Corina tratando de contribuir a derrocar a una dictadura de la calaña que tiene la actual narco dictadura chavista y marxista leninista en nuestro país. Por el otro lado, Valentina Quintero tratando de promocionar las bellezas naturales de Venezuela, así como su gentilicio su gentilicio y bondades de su pueblo.
Aquellos que pretenden desconocer y negar el hecho de que estas dos mujeres son merecedoras a tal distinción por sus dotes y ejemplos de: valientes, dignas, valiosas, y heroínas; a las vez madres y esposas, solo les puede calificar de egoístas sin razón ni moral, como para criticarlas.
Ojala y esta distinción estimule a muchas más mujeres y hombres, hijas e hijos de Venezuela; a que se sumen a la lucha contra esta horrible y tenebrosa dictadura que tenemos hoy día, en honor a la niñez desamparada que hoy existe en el país y el exterior, a todos los jóvenes soñadores, que aspiran tener un futuro decente, prospero en el cual puedan soñar y lograr hacer realidad tales sueños, de recuperar a la Venezuela real.
Me emociona enormemente escribir este reconocimiento a María Corina Machado y a Valentina Quintero, a quienes no he tratado, pero admiro de todo corazón, puesto que entiendo al igual que ellas, que la democracia, el honor, el gentilicio y las bellezas naturales de Venezuela, los valores, la libertad, la esperanza y la determinación de los pueblos; debemos defenderlas a toda costa, con todas nuestras energías y convicciones; puesto que así, lo hemos determinado los venezolanos, con el correr de los siglos. Honor a quien honor merece. Luisa Cáceres de Arismendi, nuestra eterna heroína, debe estar sonriendo desde su tumba, por tal reconocimiento.
Guillermo A. Zurga