Sobre el chavismo

Guillermo A. Zurga's picture

Antes de que llegara a Venezuela la denominada rovolución chavista, algunos de sus líderes eran algo simpáticos, se notaban decentes, hablaban poco, no ofendían en público ni por los medios de comunicación, se cuidaban de mantener la sindéresis, se declaraban honrados, adulaban mucho a los líderes políticos del momento, no mentían, y no se mofaban de los demócratas, a quienes bautizaron luego de escuálidos, (flacos, macilentos, esqueléticos).
Luego que llegaron al gobierno y al poder político y militar; se transformaron como por arte de magia, y empezaron a mostrar sus intenciones reales de poder eterno y sin límites, cambiando radicalmente. Pareciera que la mayoría de ellos, tenía una rabia y envidia interna reprimida, que no manifestaban, cuando no eran gobierno. Pero al parecer, por lo dicho por los hermanos Rodríguez, tenían un motivo personal y principal de tomar venganza, puesto que a muchos de los camaradas, los asesinaron en enfrentamientos subversivas por, secuestrar, robar, intentar tumbar los gobiernos y realizar tareas dignas de terroristas.
Un ejemplo notable, es el del padre de los Rodríguez, quien fuera un violento guerrillero en la época de los años sesenta del siglo pasado, quién escondía y protegía a irregulares en la residencia de la universidad autónoma UCV, para protegerlos de la ley, que les perseguía y les solicitaba, por andar de guerrilleros urbanos, matando y extorsionando, pretendiendo derrocar a gobiernos democráticos y electos lícitamente por los venezolanos quienes en ese entonces, solo deseábamos vivir en democracia, luego de la sufrida dictadura de Marcos Pérez Jiménez.
Conozco en parte, la historia del padre de los Rodríguez, puesto que lo veía con cierta frecuencia, debido a que estudie en la UCV, durante esos tiempos (1961-1966), período en el que ambos vivimos en la residencia estudiantil que tenía la UCV. Yo vivía en la residencia #2 que bautizaron de Vaticano, él vivía en la residencia #1, la cual bautizaron de Leningrado. Yo estudiando y él conspirando injustificadamente.
Luego de ser guerrillero, al padre de los Rodríguez, y se le ocurre la idea de secuestrar al presidente de la empresa de vidrios de nombre Owens Illinois, Williams Frank Niehous; el viernes 27 de febrero de 1976, manteniéndolo secuestrado durante 3 años y 4 meses, para convertirse en el secuestro más largo habido en Venezuela, para obtener fondos para su causa socialista. Para justificar el secuestro, mintieron y lo acusaron de ser miembro de la CIA, colaborador en el golpe de todo a Salvador Allende, presidente de Chile.
Cito SIC. Internet: “Los nombres de los implicados como autores intelectuales o materiales fueron surgiendo. Fernando Soto Rojas (quien fue diputado a la Asamblea Nacional), Mirelis Pérez Marcano (diputada reciente al Parlatino), David Nieves (fue cónsul de Venezuela en las islas Canarias), Salom Mesa y Fortunato Herrera (diputados en el Congreso al momento del secuestro), Iván Padilla, José Aquino (tiroteado en el sitio del rescate), y el más célebre: Jorge Rodríguez padre, secretario general de la Liga Socialista, muerto en los calabozos de la Disip en un interrogatorio, el 25 de julio de 1976.
En la misma Caracas, Colonia Tovar, Las Tejerías... Desde el centro, los captores comenzaron a mover a Niehous por todo el país. Dicen que pasó por Cumaná, que lo camuflaban entre cajas, debajo de sacos. Y le tendían, de cuando en cuando, agua, café, un raspado de jobo, mango o parchita. Fin de la cita”.
Owens Illinois, pago 20 US$, a los captores por el secuestro de Williams Frank Niehous, sobre los cuales no se sabe qué pasó con ese dinero. Los hermanos Rodríguez, que expliquen a Venezuela, y al mundo, el destino final de ese dinero pagado por la empresa Owens Illinois para liberar a Williams Frank Niehous del secuestro del que fue objeto.
El periodo de vigencia de la 4ª república democrática, (1959/1989) de 40 años, fue una época de muchas contradicciones en la política venezolana. Por un lado, los demócratas intentando sembrar y fortalecer la democracia, y por otro lado el comunismo, proveniente e inspirado en la revolución cubana, con Fidel Castro saboteándola e intentando sembrar el comunismo en américa. Si no hubiese sido por la voluntad inquebrantable de Rómulo Betancourt, quizás el comunismo hubiera llegado mucho antes a nuestro país, pero éste lo combatió, junto a Carlos Andrés Pérez, y otros políticos fieles a la democracia, con: tenacidad, determinación y gallardía. Tuvieron que pasar 40 años de democracia, para que ese periodo democrático, ya debilitado, sucumbiera, por la traición y complicidad de muchos políticos venezolanos, entre éstos el difunto presidente Rafael Caldera, padrino de Hugo Chávez Frías, entre otros vende patria.
¿Porque odiaban y odian tanto los comunistas venezolanos y cubanos a las generaciones de la señalada 4ª república, a la democracia y al capitalismo? En mi opinión, quizás se deba a que fueron derrotados por estas generaciones una y otra vez, y les causaron muchas bajas tanto a Cuba como al comunismo venezolano. Por otra parte, les atrasaron mucho el disfrute del poder que hoy día tienen, gracias a Hugo Chávez, y a Fidel Castro, este último, quién podría decirse, fue el creador de esa ficción y realidad fatal que hoy día se vive en Venezuela.
La otra explicación aún más lógica para nosotros los demócratas, es la de que subestimamos las intenciones y forma de actuar del marxismo leninismo mundial. No obstante, en el manifiesto comunista de sus creadores, Marx y Engels, está perfectamente establecido, que para que el marxismo leninismo pueda avanzar y funcionar en el mundo, es necesario “exterminar” a la democracia y al mundo libre y sustituirla por el comunismo, y al sistema de comercio de libre mercado (capitalismo), sustituirlo por el sistema económico socialista o estatista.
Es decir, según el comunismo, estamos amenazados y condenamos al exterminio, por la revolución del proletariado, la cual se consideró derrotada a fines del siglo XX pasado. Lamentablemente, la ONU no le pone mucha atención a tal manifiesto, el cual vive por siempre en las mentes de los comunistas.
Ese, debería ser de ahora en adelante un punto de atención a tener permanentemente en consideración, por las naciones libres y democráticas del mundo.
Acá en Venezuela, el chavismo está siguiendo las pautas indicadas en ese manifiesto. Están destruyendo a Venezuela y todo lo que signifique democracia, libertades y libre mercado; para sustituirla por socialismo, comunismo, comunas, propiedades colectivas, mixtas y gubernamentales; es decir por un mundo totalmente opuesto, al que estamos acostumbrados a vivir y deseamos seguir viviendo.
Dado que para la gran mayoría de los venezolanos ha sido difícil entender y aceptar el proceso utilizado por el chavismo para imponer al comunismo en Venezuela, sin alborotar la sensibilidad del pueblo, mayoritariamente ganado a la democracia y al sistema de vida del mundo libre, el régimen comunista de Cuba, asesoró e instruyó al liderazgo chavista, a trazar y seguir una estrategia de cautela, mentiras, imprecisiones, engaños, apariencias, descalificaciones y odio contra sus adversarias, los cuales en síntesis, somos los que preferimos la democracia al marxismo leninismo. Es tan así, que hasta practicaron la vía lícita del referéndum consultivo para intentar engañar al pueblo a que aprobara al marxismo leninismo democráticamente; algo realmente insólito, atrevido e insultante.
La nueva personalidad de los líderes chavistas, es en cierta forma fácil de determinar. Esa fase populista del chavismo tiene su esencia, en la personalidad promedio de cierto sector de la población, con la cual éstos se desean identificar y congraciar. Ese sector popular, es bastante numeroso como lo es el venezolano de los sectores menos favorecidos, ese que vive en: barrios, ranchos, y sectores marginales del país. Estos líderes han tenido que fingir, que son como estos, para ganárselos a fuerza de mentiras y falsedades; por la tanto mienten, son groseros, ofenden y son ordinarios, forma muy ortodoxa y muy conveniente para ganárselos.
Tal es la crueldad y falsedad del chavismo que pretenden ser sinceros y humildes ante estos, venezolanos pobres y necesitados. No obstante, andan vestidos con zapatos, trajes, camisas y relojes sumamente ostentosos, como para no creerles su fingida humildad. La estrategia chavista para congraciarse con el pueblo es lo más ridículo, triste y absurdo que se puede ver en política.
Por un lado te dicen que ser rico es malo y perverso, y por otro lado han robado dinero del estado masivamente, para asegurar su vejez, quizás con la intensión de vivir en el futuro en los países más exóticos y confortables que podamos imaginar.
Afirmar públicamente, sin ningún remordiente de conciencia que su estrategia es la de empobrecer aún más al pueblo, e incluso hacerle pasar mucha hambre, para chantajearlo y obligarlo a que éste sea dependiente de por vida de las migajas que reparte gratuitamente el régimen entre la población chavista, es una conducta insólita, degradante y miserable.
Es una forma perversa y criminal del control de la población, que, algún día se les revertirá y se tendrá que castigar, por la justicia. Lamentablemente, para la democracia, muchas de éstas personas pobres y humildes, aún creen que el gobierno es bueno para con ellos y por lo tanto, deben seguir apoyándolo. La buena noticia para la democracia, es que de un 60% de popularidad y apoyo que tuvieron, al inicio de su proyecto, hoy día según encuestadoras serias y responsables, solo les apoya un máximo del 20% de la población total del país.
Muchos de los chavistas pretenden hacernos creer que actúan así por venganza y odio, supuestamente, por las tantas cosas malas que dicen le hizo al país, el sistema democrático de gobierno de la 4ª república, cumpliendo con su deber de mantener la paz y la seguridad ciudadana.
Esa fachada de personas ofendidas que nos odian, por la muerte de muchos de los jóvenes militantes comunistas que fueron dados de baja al enfrentarse ilícitamente a los gobiernos de la 4ª Republica, saben muy bien que, a los únicos que pueden responsabilizar de tales muertes, deberían ser los fanáticos y dirigentes comunistas de la misma revolución cubana, de inmiscuirse atrevida e inmoralmente en nuestro país, al punto de que hoy día, es considerado como un país retrógrado, invasor y saqueador de Venezuela.
Los que en todo caso tenemos muchas razones para odiar a muerte a los dirigentes chavistas, somos los venezolanos que hemos sido víctima de todo tipo de traición y atropellos, entre estos, la destrucción masiva de nuestro país y la muerte de miles de venezolanos por protestar contra su sistema represivo y regresivo que nos desean imponer indefinidamente.
Los líderes del marxismo leninismo mundial, se dieron cuenta hace varias décadas, que el sistema de gobierno socialista, no era económicamente sustentable por sí solo. Los descalabros comunistas de Europa y Asia permitieron anunciar y demostrar que tal sistema económico socialista, donde la economía del país esta monopolizada por el Estado, no era económicamente sustentable. Es decir los pueblos que lo practican, requieren de ayuda externa para sobrevivir y funcionar. ¿Razones de China para sumarse al capitalismo salvaje? El gobierno comunista cubano sufrió en carne propia tal contradicción al desmoronarse la Union de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), quienes ayudaban económica y militarmente a Cuba a sobrevivir. Por tal razón, la economía cubana casi colapsa a finales del siglo pasado. Ahora Venezuela, la nación que subsidiaria al marxismo leninismo en Latinoamérica, sufre la misma situación de Cuba, y económicamente se desmorona, teniendo que depender de la buena fe de China y Rusia, entre otros, para sobrevivir. Me pregunto: ¿Será el narcotráfico la única salida de ambos países para sobrevivir? Algo sumamente importante complejo y siniestro como para meditar, sobre el tema.
No se imagina el chavismo, el desprecio y lastima, que sentimos los venezolanos de bien contra éstos. Destruir al país y repartirlo entre a Cuba, China, Rusia e Irán por el solo hecho de permanecer en el poder y robar los dineros y bienes del Estado venezolano, para enriquecerse, es algo que va más allá de la traición, algo que jamás perdonaremos. Además de que tenemos que soportar la destrucción del país que han hecho a propósito, y seguir mintiendo sobre la situación real dentro de Venezuela. Lo anterior, nos da fuerzas, para seguirlos combatiendo hasta el final. Saludos y hasta la próxima.
Guillermo A. Zurga