¿Vivos o muertos?

Gustavo Tovar-Arroyo's picture

La esfera mágica de la información: Imagino que debes estar preguntándote si soy un mago o un adivino porque a través de mis escritos anticipo acontecimientos “imprevistos” que insospechadamente ocurren a los pocos días, pero no, no soy ni mago ni adivino, simplemente estoy informado (esa es mi esfera mágica) y tiendo a insinuar traviesamente algunas situaciones para observar las reacciones que suscitarán una vez que ocurran.
La semana pasada lo hice con mi artículo “El fin de Venezuela”, preví que anulando a 50 malandros chavistas 30 millones de venezolanos serían liberados. ¿Ahora entienden?
Inició la cacería.

La más cruel tiranía

No puedo garantizar que la estrategia para derrocar la más cruel tiranía que ha conocido Latinoamérica en su historia será exitosa, lo que sí puedo asegurar es que por primera vez hay una decisión firme por ejecutarla hasta sus últimas consecuencias. Esa decisión ha sido tomada por el gobierno legítimo del presidente Juan Guaidó y sus aliados mundiales, en especial los Estados Unidos, Colombia y Brasil.
Lo apuntamos en su momento, el joven presidente venezolano no salió del país a pedir más sanciones, no, salió a pedir otras cosas más definitivas.
La aceptación mundial es obvia.

El cartel de Maduro

El gobierno de Estados Unidos a través del fiscal general, William Bar, presentó una acusación penal contra Nicolás Maduro por el delito de tráfico de drogas. Junto a Maduro, su cartel de bandidos compuesto por Diosdado Cabello, Maikel Moreno, Tareck El Aissami, Vladimiro Padrino, Hugo Carvajal, entre otros, recibieron la misma acusación y se ofreció una alta recompensa por su captura.
Quince millones de dólares por Maduro y diez millones por Cabello, suman nada más y nada menos que veinticinco –muy atractivos– millones de dólares. ¿Y Tareck? Diez más.
A sacar cuentas.

Libertador y millonario

No sólo es el dinero lo atractivo en cuanto a capturar y entregar a Maduro y a Cabello a la justicia norteamericana, también lo es la idea bastante cierta de alcanzar el reconocimiento mundial, la admiración y agradecimiento del pueblo venezolano, todos los perdones, pero sobre todo la gloria y el enaltecimiento universal.
Quien los capture y entregue, además de manera legal y legítima, habría puesto fin a la más dañina peste de nuestro tiempo y será recordado y admirado por los siglos de los siglos.
Será libertador y millonario.

Juegos del hambre

Tarde o temprano caerán, no hay ninguna duda, ya la decisión está tomada, el chavismo decidió entablar una insensata guerra contra la región y el resultado es que ahora Maduro y su cartel de narcotraficantes son objetivos de guerra: serán capturados vivos o muertos. Son demasiados los chavistas que intentarán sobrevivir en este infernal juego del hambre que comienza. Nadie se sacrificará por los despreciables Maduro o Cabello. Nadie.
Ya son muchos los cazadores de recompensa, muchos, algunos de ellos pidieron que la oferta fuera pública y jurídicamente ejecutable. Bueno, ya lo es.
Ha empezado el juego…, al fin. @tovarr

Gustavo Tovar-Arroyo