Alberto Fernández patea a Nicolás Maduro ¿También pateará a Cristina Kirchner?

Javier Antonio Vivas Santana's picture

Transcurridas apenas 72 horas del triunfo en elecciones primarias de Alberto Fernández sobre Mauricio Macri en Argentina es curioso cómo esa izquierda representada en el peronismo, no sólo se desmarca del madurismo, cuando inicialmente el candidato triunfador en estas elecciones - no oficiales – dice públicamente sobre quien lidera el neototalitarismo en nuestro país: "Yo siempre he dicho que tiene un régimen autoritario y se hace difícil defenderlo. Es un gobierno de origen democrático porque la gente lo votó pero ha cometido excesos" y si lo anterior no fuera suficiente el aún candidato presidencial como él mismo lo señala termina diciendo: "Yo siempre he dicho que (Venezuela) tiene un régimen autoritario y se hace difícil defenderlo" (1).

¡Claro! Para los maduristas que inicialmente se alegraron de que Fernández en el acostumbrado ensayo democrático que se realiza en el país sureño como paso previo a las elecciones presidenciales, dirán que tal declaración en una suerte de fake news, entonces, suponemos que el hecho de que tanto el propio Fernández y Macri hayan conversado de manera telefónica – en un claro ejemplo de convivencia y tolerancia democrática – con el ánimo de calmar las tensiones bursátiles, financieras y de presión que ha tenido el peso argentino a raíz de tales resultados pre-electorales, pues no les quedará más remedio que llamar "traidor y arrodillado al imperio" a quien aún desde la oposición argentina envía el siguiente mensaje a quienes se encuentran en los mercados de bonos de esa nación al afirmar: "que la economía se tranquilice" (…) "los dirigentes que dijeron que éramos Venezuela se desdigan porque fueron ellos quienes sembraron dudas inexplicables".(2)

En otras palabras, no ha llegado al poder Fernández, y en caso de que gane la presidencia, resulta que lo primero que hace, o mejor dicho sus declaraciones iniciales de cara a la campaña presidencial es darle una patada al madurismo, acusándolo de autoritario, excesos, y palabras más, palabras menos, ser un desastre en el manejo de la economía, sobre la cual por cierto no acusa al "imperialismo" de tales males, sino que deja entrever que la neodictadura que controla y usurpa Miraflores es la única responsable de los males que se viven y confrontan en Venezuela, sobre los cuales por cierto, más de 130 mil inmigrantes han llegado a la nación argentina como parte del éxodo que huye del madurismo.

Ante ello, ¿cuál alegría tienen los maduristas por el triunfo previo de Antonio Fernández? La respuesta es obvia. El madurismo sólo está impregnado de bazofia política, y ningún gobierno sensato de izquierda, como lo está haciendo Uruguay y posiblemente el retorno del peronismo a Argentina, quieren relaciones con una secta de criminales políticos que además que están empobreciendo a un país, han violado derechos humanos y desatado una enorme emigración sin precedentes históricos en la región.

Pero si lo anterior en contra del madurismo fuera poco, hay un video en donde Alberto Fernández fustiga de forma inclemente al segundo gobierno de Cristina Kirchner donde declara sobre ésta en algunas de sus frases: "La economía se destruye" (…) "la pérdida de reservas" (…) "de la ruptura de la relación dólar – peso" (…) "que definitivamente es un mal gobierno" (…) "donde definitivamente es muy difícil encontrar algo ponderable" (…) "todo lo que hizo en materia de corrupción es deplorable" (…) "toda su intromisión en la justicia es deplorable" (…) "el segundo mandato de Cristina a mí me cuesta muchísimo, muchísimo encontrar un elemento valioso". (4)

En tal sentido, nos preguntamos ¿Cómo es eso de que alguien quien se expresa en semejantes términos de Cristina Kirchner al punto de catalogarla en su gobierno de corrupta, ineficiente, ramplona, y como una desgracia para los argentinos, ahora ésta resulte su compañera de fórmula como vicepresidenta para un eventual gobierno? ¿Han visto los argentinos estas declaraciones de Fernández? ¿Y qué respondió o responde la propia Cristina Kirchner a estos señalamientos? ¡Nada! La afasia se transforma en la mejor respuesta, o lo que es lo mismo, quien calla otorga.

La economía argentina se desploma un día después que Alberto Fernández triunfa en un simulacro electoral, pero quien sale triunfador no busca culpables externos; sino que dialoga con el presidente en ejercicio, pero en un video, el mismo ganador de semejante proceso culpa hace unos años a quien ahora lo acompaña como posible "vicepresidenta". Sin duda que aquella frase que algunos dicen "que del odio al amor hay solo un paso", también se aplica en la política, en especial la argentina.

En síntesis, Alberto Fernández patea a Nicolás Maduro y su régimen de criminales siendo apenas candidato ¿Pateará también a Cristina Kirchner de la Casa Rosada en caso de llegar a la presidencia, en una similitud sobre lo que ocurrió con Lenin y Correa en Ecuador? A propósito de ser ciego. Quien tenga ojos que vea. @jvivassantana

(1) http://elestimulo.com/blog/favorito-a-ganar-en-argentina-se-desmarca-de-...
(2) https://www.clarin.com/politica/alberto-fernandez-llegar-10-diciembre-fe...
(3) https://chequeado.com/ultimas-noticias/macri-la-argentina-ya-ha-recibido...
(4) https://twitter.com/jvivassantana/status/1161652636355092480

Javier Antonio Vivas Santana aporrea.org