Furibundos antichavistas convertidos en acérrimos maduristas

Javier Antonio Vivas Santana's picture

La política de los maduristas es curiosa. Tratan por todos los medios de decir que ellos como madurismo "no existen" aunque parte de sus más importantes figuras tanto en el gobierno, como su panegírica vocería y hasta "articulistas", hayan sido los más furibundos antichavistas que se han presentado ante las cámaras o leído en los medios impresos y digitales.

Uno de estos casos es Ricardo Sánchez, otrora diputado suplente de Maria Corina Machado, alias "La Mantuana", para el período legislativo 2010 – 2015. ¡Claro! Que este individuo siendo dirigente estudiantil, incluso haya acusado a Hugo Chávez en el 2009 de haber sido el responsable de quemarle su vehículo en ese entonces, y ahora se diga que es propietario de una lujosa camioneta último modelo del imperio japonés, hecho que no ha podido desmentir (1), y que haya sido a partir de 2015 cuando le llegó la metamorfosis política, al ahora madurista, es signo de la podrida ética y moral de tales individuos, al punto que no le importa publicar en redes sociales, sus imágenes disfrutando de suculentas sopas o carne en vara (2), cuando miles y miles de venezolanos hurgan en la basura tratando de encontrar aunque sea un mendrugo que pueda mitigarles el hambre causada por un madurismo indolente y corrupto.

¿Y cuál posición ocupa Ricardo Sánchez en el seno del madurismo? Pues, es flamante "constituyentista", sin que por cierto nos diga a los venezolanos el nivel de ingresos que percibe no solamente para darse tales lujos, imposibles para el venezolano común, sino que cuando menos se haya retractado de las acusaciones que hizo en su momento contra Hugo Chávez. En otras palabras, es un convertido de furibundo antichavista hasta acérrimo madurista. Es evidente que si algo no existe, y nunca ha existido en este madurista, ha sido precisamente el chavismo.

Otro de los patéticos personajes del madurismo es Winston Vallenilla quien en su momento desde las pantallas de Radio Caracas Televisión (RCTV) dijo sobre Chávez hasta el mal que iba a morir. De hecho, hasta el video que comprueba su vil conducta antichavista fue silenciado desde You Tube (3) para evitar que las personas siguieran escuchando las monstruosidades que el ahora, uno de los máximos exponentes del madurismo despotricaba contra Chávez. Por supuesto, que la posición que ejerce el otrora capitalista, convertido en "socialista revolucionario", aunque siga en la praxis del más aberrante consumista fue premiada con la presidencia de la mal llamada Televisora Venezolana Social (TVES). O sea, Winston se apropió de las antenas y pantallas que una vez tenían el nombre desde el sitio en el cual bastantes facturas cobró por concepto de servicios artísticos, pero que en su nuevo rol madurista sus "honorarios" son por causa política. Winston Vallenilla es otro ejemplo del cómo un ultraopositor del más rancio antichavismo se transforma en el máximo integrante panegírico de una claque madurista.

La lista sería mucho más larga para seguir enunciando nombres, pero para resumirla, por ahora, no podemos excluir a la página de Asamblea Popular Revolucionaria (Aporrea) la cual también ha sido blanco de estos maduristas. Uno de estos hipócritas ahora devenido en máximo defensor de un gobierno que ha empobrecido al pueblo es José Sant Roz quien llegó a escribir por allá en 1999 desde un diario de circulación regional del estado Mérida las siguientes palabras contra Chávez: "Hay que sacar a estos autócratas y monstruosos farsantes del gobierno. Yo sí aspiro a encontrarme en la Constituyente para solicitar que sean echados a patadas el Presidente y sus empleados y que ese palacio de Miraflores sea incinerado para que allí no se siga contaminando de idiotez todo aquel que se instale en la suprema Silla" (4) (…) Sin duda, que el madurismo en el caso de este señor cuyo pasado ha estado vinculado con altos grados y no precisamente académicos, pretende darnos desde sus líneas en defensa del madurismo una ética y moral que al parecer sólo puede estar contaminada por la bazofia que subyace en el pensamiento de quienes dicen que en Venezuela tenemos "el mejor gobierno de la historia".

En síntesis, el madurismo es la perversión de aceptar en sus filas a quienes ayer fueron comprobados antichavistas y no les importaba hasta desear o alegrarse públicamente por la muerte de Hugo Chávez. Eso es el madurismo. Una cloaca de reptiles políticos quienes después de haber sepultado al líder de la revolución bolivariana, quieren sepultar al pueblo sin comida y medicinas, en el medio del hambre y la miseria.

Los maduristas no descansarán hasta ver morir a los venezolanos como si estuviéramos en el primer genocidio del siglo XXI. Ese es el pensamiento y la praxis del madurismo. A propósito de ser ciego. Quien tenga ojos que vea. @jvivassantana
Referencias:
(1) http://www.yosoyvenezolano.info/2017/05/26/ricardo-sanchez-de-opositor-a...
(2) https://elcooperante.com/ricardo-talanquera-sanchez-el-politico-que-en-s...
(3) https://www.youtube.com/watch?v=M59eycyVC-8
(4) http://debatefilosoficodelser.blogspot.com/2013/06/sant-roz-un-infiltrad...
Javier Antonio Vivas Santana

Fuente: https://www.aporrea.org/ideologia/a262219.html