Madurismo hunde a Venezuela en el Índice de Desarrollo Humano

Javier Antonio Vivas Santana's picture

El reciente informe sobre la clasificación de Desarrollo Humano elaborado por la Organización de Naciones Unidas (ONU), titulado: Más allá de los ingresos, más allá de los promedios, y más allá del presente: Desigualdades del desarrollo humano en el siglo XXI, nos revela el cómo Venezuela, debido a la quiebra económica en que nos ha sumido el madurismo, no sólo nos ha destruido como nación, sino que también revela el cómo otras naciones vecinas, concretamente Trinidad y Tobago, y Guyana, se han beneficiado de manera enorme de la producción petrolera que incrementaron en sus arcas, fundamentalmente por la pésima diplomacia que en su momento ejerció Hugo Chávez, y continuó Nicolás Maduro desde Miraflores, en franco desmedro de la población.

En efecto, Noruega sigue encabezando esta clasificación junto con la mayoría de países de Europa y algunos que en su momento fueron llamados "tigres asiáticos". Sobre los países europeos más conocidos e integrantes del llamado G-7 (al que ahora incluyen a China y ubicada en el puesto 83 de esta tabla), vemos que naciones como España, Francia e Italia ocupan los lugares 25, 26 y ¿28 o 29? respectivamente de este documento, también tenemos que Estados Unidos se encuentra en la casilla número 15 del renglón general. Igualmente observamos que Chile, Argentina y Uruguay han sido evaluados en los puestos 42, 48 y 57 en ese orden, lo cual determina que los países del sur en América Latina son los que tienen en este momento y con proyección hacia el futuro, las mejores condiciones de vida y de inversión en esta región del planeta, y que el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) los ha catalogado hasta el puesto 62 como de Desarrollo Humano muy alto.

En relación con los países de Desarrollo Alto ubicados entre los lugares 63 y 116, observamos que en relación con América Latina, Trinidad y Tobago se encuentra en el lugar número 63 -¿O 64? - encabezando este nivel, lo cual lo coloca en los próximos años, a punto de estar entre las naciones con máximo desarrollo, motivado en la multiplicación de la producción petrolera que se está llevando en este momento en su costa atlántica, incluso sobre aguas marítimas de Venezuela en complicidad con Guyana, sin que exista reclamo alguno de nuestro país, sino por el contrario, pareciera que se avala semejante práctica como parte de un pacto que sólo nos deja muchas interrogantes.

Asimismo, también en este grupo vemos encabezando a Panamá - lugar 67 - y más abajo a Cuba, México, Brasil, Perú y Ecuador, en las ubicaciones 72, 76, 79, 82 y 85 del informe, y Venezuela queda en el lugar número 97 -¿o 98? - de un total de 189 naciones evaluadas, es decir, prácticamente en la mitad de la tabla y en los últimos puestos de este conjunto de naciones, marcando un descenso de unos 25 lugares que ha tenido en los últimos años por sus actuales condiciones políticas y económicas. Hay que señalar que muchas de las islas independientes del Caribe se encuentran en esta clasificación del PNUD.

Sobre los países de Desarrollo Humano medio, las naciones centroamericanas de El Salvador, Guatemala, Nicaragua y Honduras ocupan los espacios 123, 124, 126 (¿o 127?) y 132 en este contexto, y lo cual también explicaría en parte los recientes, y hasta continuos conflictos políticos en esta zona del continente, lo que por supuesto influye de manera directa sobre las condiciones de vida de la población.

En cuanto a las naciones ubicadas sobre este referente, quiero hacer mención a Guyana, quien estando en el puesto 132, tenemos que considerar recientes análisis sobre sus posibilidades de desarrollo, como uno de ellos por parte de BBC Mundo sobre el cual narraron: "Guyana se ganó la lotería y está a punto de cobrar el cheque de su premio. Sus vecinos, especialmente en Venezuela, esperan intrigados por saber en qué se lo va a gastar. Según el Fondo Monetario Internacional (FMI), la economía de esta olvidada nación sudamericana de casi 800.000 habitantes crecerá en 2020 a la espectacular tasa del 86% anual, o sea 14 veces más rápido que la economía china. Casi sobra decir que será la economía de mayor crecimiento en el mundo. También podría convertirse rápidamente en una de las naciones más prósperas per cápita en el hemisferio e incluso en el mundo, por cuenta del petróleo que está empezando a brotar del subsuelo guyanés".

O sea, que la referida nación, si sus recursos son bien administrados sobre la base de una racional explotación petrolera (originada en un territorio en litigio con Venezuela desde 1899, y formalizada en 1966) y una administración adecuada de esos recursos, que materialicen inversiones en los campos agrícola, industrial, de servicios y telecomunicaciones, pues, veremos de qué manera asciende rápidamente desde su actual ubicación hacia los niveles medios y hasta altos de la tabla PNUD.

Obviamente que este informe, como lo han señalado sus propios investigadores, está basado en una agenda hacia el año 2030 y en este documento no se aplicaron las posibles implicaciones -mayormente negativas - que ha tenido el Covid-19 sobre la población y la economía mundial, y que por supuesto, veremos reflejado en su próximo informe de 2021, y en donde no dudo, Venezuela continuará su descenso

Tales cifras revelan que nuestro país debido al nefasto régimen madurista, prácticamente ha descendido hasta lo más bajo de los países con Índice de Desarrollo Alto, y estamos a punto de caer hasta los niveles de desarrollo medio donde se encuentran naciones de limitados ingresos, mientras que Trinidad y Tobago, junto con Guyana motorizadas por el petróleo que están explotando por el regalo territorial que les hizo, primero Hugo Chávez, y luego Nicolás Maduro, a cambio de obtener beneficios políticos en apoyos superfluos en la Organización de Estados Americanos (OEA) – de la cual al final retiraron a nuestro país - simplemente perdimos como república hacia el futuro unos seis millones de barriles diarios de petróleo en producción, y cuyos ingresos les han permitido a las naciones mencionadas por esa renta petrolera, - y contrario a lo que ha ocurrido con la patria del Libertador - mejorar considerablemente las condiciones de vida de sus pueblos. En el caso de Trinidad y Tobago, ese país encabeza en este informe los países con índice de Desarrollo Alto, y obviamente Guyana dentro de poco, hasta se convierta en la nación con mayor ingreso per cápita del mundo por habitante.

Si algo deja claro este informe de Desarrollo Humano de la ONU; es que el madurismo ha sido el peor gobierno en la historia de Venezuela. De hecho, lo único que les falta es decir que a Cuba la colocaron en el puesto 72 por pagarle al "imperio", o que China al aparecer en el lugar 83 de la tabla, es porque es una "revancha" de Donald Trump, cuando las propias cancillerías de esos países no han objetado el informe en sus mínimos principios.

En síntesis, el madurismo ha hundido, y sigue hundiendo a Venezuela y a los venezolanos hacia el peor índice de desarrollo humano que jamás hayamos vivido en la historia contemporánea. @jvivassantana

Javier Antonio Vivas Santana