Ejército Constitucional contra la ocupación cubana

Jesús Petit Da Costa's picture

La usurpación es un acto de fuerza que se combate con la fuerza, porque contra la fuerza sólo cabe la fuerza. Pero el acto de fuerza constitutivo de la usurpación de Maduro es un acto de fuerza de Cuba contra Venezuela, consecuencia de la ocupación que ejerce sobre nuestro país. Maduro es títere de Cuba. Fue puesto por Cuba para cumplir sus órdenes. Se diferencia así de los anteriores tiranos, porque ninguno de ellos fue títere de un país extranjero. Entonces Maduro personifica la ocupación cubana de Venezuela:

1.- Maduro es su títere y títere todo su gobierno usurpador.

2.- Al ser títere de Cuba el usurpador Comandante en Jefe de la FANB, es también títere de Cuba el Alto Mando Militar designado por el usurpador, cuya composición la determina Cuba.

3.- Al ser títere de Cuba el Jefe de Estado usurpador, son también títeres de Cuba los funcionarios del servicio exterior usurpador.

4.- Al ser títere de Cuba el Jefe del Gobierno usurpador son títeres de Cuba todos los cargos de seguridad del gobierno usurpador por estar sometidos a la dirección de los cubanos que les han enseñado las torturas más refinadas.

5.- Al ser títere de Cuba el Jefe de Gobierno usurpador son también títeres todos los cargos de identificación, migración y extranjería de su gobierno usurpador.

5.- Al ser títere de Cuba el Jefe del Gobierno usurpador son también títeres de Cuba todos los altos cargos de su gobierno usurpador, incluyendo sus diputados.

A lo anterior se agrega que, no conforme con haber convertido a la inconstitucional FANB en ejército de ocupación al servicio de Cuba, están destacados dentro del territorio venezolano aproximadamente 44.000 militares o milicianos cubanos.

Ocupada como está Venezuela por Cuba y títere suyo como es Maduro no cabe esperar que renuncie al cargo que usurpa o se vaya pacíficamente, ni sus acompañantes en el gobierno usurpador lo hagan por cuyo motivo hay que: 1) Activar los mecanismos de defensa con auxilio internacional; y, 2) Organizarse como ejército civil para coadyuvar a este auxilio.

Reincorporados al Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca queda abierta la posibilidad del auxilio internacional para que nos liberemos de la ocupación cubana, queda ahora hacer nuestra tarea para merecerlo. La tarea consiste en organizarnos como Ejército Constitucional para la liberación de nuestra patria. ¿Cuál Ejército? El civico-militar, organizando el componente o rama civil primero y el componente o rama militar después, hasta que ambas confluyan en una acción cívico-militar como en 1958. ¿Quiénes constituirían el componente o rama civil del Ejército Constitucional? Están disponibles 20 millones de venezolanos que viven todavía en el país. Constituyen el 80% de la población que rechaza a Maduro y su narcotiranía y anhela su fin. ¿Cómo organizar el Ejército Constitucional? Exactamente como lo hicieron la resistencia francesa contra la ocupación alemana y la resistencia clandestina venezolana contra la anterior tiranía.

Agreguemos el ejército civil de reserva con los 5 millones de migrantes venezolanos, que cumplirían estas tareas: 1) Prestar apoyo logístico al ejército civil interior; 2) Servir de propagandistas de la causa en el extranjero, impetrando el auxilio internacional; y, 3) Entrenar cuadros para que refuercen al ejército civil interior ingresándolos al territorio nacional.

Con un Ejército Constitucional de esta magnitud no habría fuerza armada que pudiera derrotarlo; por el contrario, terminaría sumándosele la mayoría de los militares profesionales formando el componente o rama militar del Ejército Constitucional, quedando así asegurada la victoria.

Jesús Petit Da Costa jesuspetitdacosta.blogspot.com