El colapso económico abrió un espacio político

Jesús Petit Da Costa's picture

Según el FMI Venezuela alcanzará este año, tres importantes récord resumidos por el economista Jesús Casique:
1.- La mayor inflación (hiperinflación): Inflación año 2020 6.500%. No sólo la mayor inflación del mundo, de hecho la ÚNICA hiperinflación del planeta

2.- La segunda mayor caída del PIB (únicamente superado por Libia) El PIB de Venezuela: Año 2012 $352.191 millones de dólares. Año 2013 $258.993 millones de dólares Año 2020 $48.610 millones de dólares. Producto Interno Bruto acumulado 2013 -2020 -81,2%

3.- La mayor tasa de desempleo del planeta. Desempleo 54,4%.” (Advierto que se refiere al desempleo abierto. No incluye el encubierto).

Concluye Casique: “A lo largo de la historia de Venezuela nunca gobierno alguno había logrado una destrucción tan profunda de la economía y de la sociedad.” Esto se evidencia en la moneda: de 573 por dólar en 1999 a 45.000.000.000 hoy. Una devaluación brutal.

Estamos, pues, hundidos en un COLAPSO ECONÓMICO. En consecuencia, también la SITUACIÓN ECONÓMICA ES INSOSTENIBLE como lo ha reconocido el social-comunista José Borrell. ¿Porqué Maduro no ha caído a pesar del COLAPSO ECONÓMICO? Por tres motivos:

1.- En Venezuela nunca hubo una revolución industrial. Eso explica que no hayamos tenido una burguesía con conciencia de clase, que fuese un FACTOR DE PODER independiente, sino un empresariado parasitario adosado a los gobiernos.

Su debilidad se hizo evidente cuando Chávez asumió la presidencia. No fueron un freno a la tiranía comunista. Desde entonces ellos y FEDECÁMARAS no son nadie en la política venezolana. Aquí la diferencia con Brasil, donde Lula no pudo hacer lo mismo porque hay una burguesía poderosa.

2.- Como no hubo una revolución industrial, tampoco hubo sindicatos de trabajadores que fuesen independientes del poder político. Los sindicatos más importantes fueron de trabajadores al servicio del Estado, que vivían de las reivindicaciones de los gobiernos manejadas con criterio de proselitismo partidista. No había, ni lo hay, sindicatos que respondan a la conciencia de clase. Eso explica que no hayan sido FACTORES DE PODER durante estos 20 años.

3.- Los partidos existentes están dirigidos por políticos profesionales. No hay en ellos líderes sociales ni sindicales. Eso explica que los partidos hayan degenerado en maquinarias electoreras, que sólo se interesan en elecciones y no organizan al pueblo venezolano para las protestas hasta llegar a la insurrección contra la narcotiranía, causante del desempleo masivo del cual se derivan la pobreza y el hambre.

El COLAPSO ECONÓMICO, causa principal de la crisis social y la crisis humanitaria, es un espacio abierto para un liderazgo que encabece la rebelión de los pobres, incluyendo a los pequeños y medianos empresarios arruinados.

Jesús Petit Da Costa
petitdacosta@gmail.com