Tiempo de descuento

Juanette Juan Eduardo Fernández's picture

Ya llevamos 100 días, y no estoy hablando de aquella novela protagonizada por Juan Minujín y Carla Peterson que se llamaba 100 días para enamorarse; aunque un poco sí, porque después de 100 días viviendo con alguien o terminas odiándole o amándole. En mi caso afortunadamente ya tengo una relación muy bonita con mi computadora, quien me acompaña las 24 horas, sin quejarse y yo, para demostrarle mi amor, la desconecto en la noche para que descanse la pobre.

Pero hoy no les quiero hablar del affaire que tengo con mi computadora, sino más bien quiero usar este espacio para pedirle a los gobiernos del mundo, a la OMS, a la Reina Isabel, a Don Felipe y al Papa, que nos den a todos “Un tiempo de descuento”.

Esto sería un acto de justicia, porque hasta ahora nosotros cuidándonos, y esforzándonos en no salir (a menos que seas gringo, brasilero o seas López Obrador), por lo que estaría muy bueno que los poderosos nos den al pueblo, al ciudadano de a pie (Los que andan en silla de ruedas, o les falta una pierna o las dos también) algo en compensación por esos sacrificios que hacemos por la salud del mundo.

Ojo no se trata de una exigencia enardecida ni nada por el estilo, no es que ahora vamos a salir todos a las calles a manifestar, porque recuerden que no se puede, hay que cuidarnos. Pero si creo que es un acto de justicia, así que les propongo una idea:

¿Qué les parece si este año cuando suenen las 12 campanadas el 31 de diciembre, nos hacemos los locos y hacemos como que no escuchamos? Para hacérselas más clara ¿Por qué no nos descuentan este año?

Por ejemplo, yo el pasado domingo 28 cumplí 41 años y aunque mucha gente me felicitó yo no les contesté, pero no porque sea un grosero, o un mal agradecido, sino que preferiría que este año no me lo cuenten. Es decir, yo sigo teniendo 40 años.

Si a por ejemplo a tu hijo le correspondía graduarse este año, pues que siga estudiando y se gradúe el que viene, pero sin armar problema en el colegio ni nada. O si su jefe le pide algo “ASAP” (más rápido que Flash), usted busque la manera de hacerse el boludo (el guevón, para mis lectores de Colombia, Venezuela y Chile) y entrégueselo en 2021.

Yo, por ejemplo, estoy haciendo eso con las facturas de la luz, el agua y el gas, no estoy pagando nada, pero no porque sea un abusador o un aprovechado, sino porque me puse a pensar lo siguiente:

Y si el 2020 es una realidad paralela como Lost, y todo lo que está pasando en realidad no está pasando, entonces ¿Voy a tener que pagar la factura de la luz en aquella realidad y en esta? La verdad el sueldo no me da… Además ¿Eso no sería un cobro doble? Porque yo estoy disfrutando la luz en esta realidad, así que el Juanette de la otra realidad que pague lo suyo.

Ojo, la idea es hacerles creer a todos que seguimos en 2020, pero estando en 2021, o simplemente eliminarlo, hacer de cuenta que no pasó. Sé que muchas señoras entradas en años me darán la razón, porque así la hermosa costumbre de quitarse la edad no les creará culpa alguna.

Sé que los poderosos del mundo tardarán en contestar mi petición, porque si antes no trabajaban cuando se podía, imagínense como estarán ahora. Esa gente ni se levantará de la cama. Por eso les pido que cada uno haga una acción, la que quiera, para aportar su granito de arena y así logramos que nos terminen de descontar este año.
Ojala no sea demasiado tarde…@soyjuanette

Juan Eduardo Fernández, Juanette

Juan Eduardo Fernández, Juanette