12 tips para entender este momento

Leandro Rodríguez Linárez's picture

1) No es momento para partidos políticos. La guía opositora debe sobreponer los intereses de la nación. Guaidó, quien ejerce el liderazgo en este momento, debe hacer más visible el apoyo de todos los sectores como el universitario, laboral, productivo, entre otros.

2) El desespero juega en contra de Guaidó es cierto, pero eso no mella su liderazgo. Continúa siendo la principal figura del momento. Ese desespero no lo capitaliza el régimen, al contrario, cada día transcurrido el repudio contra todo el espectro de “la revolución” es peor.

3) Lo electoral, sin reinstitucionalización, es una estupidez a niveles de complicidad, lo electoral es el último paso, el premio tras haber reconquistado nuestra independencia y democracia.

4) La comunidad internacional es un espejismo lerdo e insensible. Estados Unidos es quien finalmente inclina la balanza, mucho más en este lado del mundo.

5) China ha sido un socio, no un aliado del régimen. Su postura a lo largo de este año da entender que comprendieron que otro gobierno en Venezuela serio e institucional aseguraría mucho mejor sus inversiones que los rojos rojitos, China no salvará al régimen más allá de una diplomacia fría y procedimental. Todo ello sin mencionar que no arriesgará sus relaciones comerciales con Estados Unidos, relaciones codependientes en respectivas economías.

6) Rusia tiene más deudas, sanciones y problemas geopolíticos que los que tiene Maduro y sus colaboradores, de este modo, su apoyo al régimen es meramente nominal, poco pragmático para los herederos de Chávez.

7) El chavismo nunca ha existido, ha sido el castrismo quien se inoculó en Venezuela haciendo de este país otra Cuba pero con recursos, cuando la corrupción y desidia impidieron continuar financiando el lúgubre proyecto sus holocausticos desmanes quedaron a la vista.

8) El informe Bachelet sin lugar a dudas es un golpe mortal a nivel internacional, sin embargo, poco o nada afecta al castrismo venezolano dentro de nuestras fronteras. Continuará su férrea senda de represión contra todo lo que afecte a sus intereses.

9) El castrismo venezolano vive sus últimas horas. Con la evasión del revocatorio y la “constituyente” comenzó el proceso de su salida, un proceso tortuoso pero que llegó irreversiblemente a su etapa final. A sabiendas de su destino, cada vez son más numerosos e importantes sus figuras desertoras.

10) Aunque la política visible se encuentra aparentemente estancada, la política oculta (la de las estrategias, alianzas, apoyos, etc) se encuentra en estado de ebullición y está dando resultados, todos a favor de la libertad e independencia de Venezuela.

11) En Venezuela no hay condiciones para una guerra civil tipo Siria, el régimen no tiene ni remotamente el respaldo popular necesario, lo que ya está ocurriendo es una lucha ciudadana contra una élite que se autoproclamó dueña del país, sus riquezas y sus armas.

12) El castrismo depende de mantener dividida a la oposición orgánica (de partidos) y popular, agotará esfuerzos para que ello sea así a través del control de flujo informativo, comunicacional e institucional, se requiere mucha cabeza fría, prudencia e inteligencia entre quienes anhelan un cambio de rumbo para Venezuela. @leandrotango

Leandro Rodríguez Linárez