En cualquier escenario ¡El pueblo sufrirá!

Leandro Rodríguez Linárez's picture

No se trata de ser amarillistas ni alarmistas, los venezolanos no necesitamos un empujón para vivir sumergidos en la intriga y la desdicha, simplemente se trata de esclarecer los motivos del por qué haga lo que haga el gobierno redundará inevitablemente en sufrimiento para el pueblo:

1) En primer lugar, el chavismo, en su etapa superior de madurismo, exacerbó la desconexión total y absoluta con las necesidades sentidas de la población. Chávez y ahora Maduro, impusieron fingidas necesidades a los venezolanos, en medio de una novela disque ideológica que solo beneficia a la élite gubernamental, nunca oyeron, vieron ni se interesaron por lo que realmente era y siguen siendo necesidades reales, sentidas.
2) En segundo lugar, el chavismo-madurismo saca prominente provecho de una mentalidad criolla muy adversa al interés nacional ¡Es su gasolina! pues no se basa en el trabajo ni la educación, sino en el gobierno paternalista, tan populista que es groseramente retrograda… he allí nuestra tajante afirmación que el chavismo no es una ideología ni corriente política per sé, es simplemente una mentalidad.
3) Es por ello, que el chavismo-madurismo es una concepción patrimonial del poder, nunca ha sido un proyecto país, es un ortodoxo proyecto de retención del poder, minuciosamente llevado a cabo, donde la generación de pobreza es fundamental para doblegar a los venezolanos, hacerlos genuflexos a presuntas políticas sociales, que no son más que la manipulación de las necesidades humanas.

En ese orden de ideas, de cara a las presidenciales, los escenarios son solo 3: Que la oposición no acuda (Gana Maduro), que la oposición acuda tal como lo plantea el régimen (Gana Maduro) o que, en virtud de la presión internacional y una masiva participación de los venezolanos, al gobierno no le queda más que entregar la presidencia, sabiendo que vía ANC podrá seguir haciendo y deshaciendo a su ilimitado placer.

En todos estos escenarios planteados, el resultado es solo uno: paradójicamente, el 22 de abril en lugar de elegir un presidente, Venezuela lo perderá… pues la comunidad internacional no dará aval a un acto gubernamental, alejado de la constitución, de la democracia.

Ello implica que la sanciones de la que hoy es objeto el gobierno, por consumar una “constituyente” en las mismas condiciones que pretende adelantar las presidenciales, se agravarán, el régimen quedará totalmente aislado de la comunidad internacional influyente /determinante, con ello todos los flagelos que hoy nos desconsuelan como la inflación y la escasez empeorarán a niveles insospechados ¿Todo por qué? Porque quienes nos gobiernan manosearon la democracia a su conveniencia, se aprovecharon de los más necesitados e idearon un modelo país donde el bienestar de unos pocos se basa en el sufrimiento de la inmensa mayoría.

Mientras que en Venezuela no se sustituya el actual proyecto país, la actual dirigencia gubernamental, nada de lo que se haga tendrá un final distinto al del sufrimiento del pueblo. @leandrotango
Leandro Rodríguez Linárez