La política-ficción

Leandro Rodríguez Linárez's picture

Hace tiempo advertimos al chavismo que no abusara de su militancia. La elementarización del discurso político llegó a niveles insultantes, pero nada cambió, incluso empeoró, ahora el régimen quiere dar el mismo trato a quienes le adversan tras haber confeccionado una “Oposición Clap” que resulta una ofensa a la inteligencia del venezolano. Perdonen nuestra franqueza, pero hasta los artículos de opinión deben ser radicales… ¡la realidad es radical!

Cada vez que tenemos la oportunidad (y estómago) para observar en televisión las entrevistas realizadas a los representantes de esa “Oposición Clap” nos preguntamos: ¿A quienes dirigen sus discursos? Pretenden hacer creer se oponen al régimen lanzando timoratas acusaciones contra él, pero enfilan todos sus más enfurecidos ataques contra Guaidó y demás líderes de la oposición orgánica. Llegan a decir que “tienen montañas de pruebas de actos de corrupción del gobierno interino” pero guardan el más cómplice silencio acerca de los más de 20 años de corrupción chavista, conocida en el mundo como la “gran corrupción”, la peor del mundo luego de la segunda guerra mundial.

Esta “Oposición Clap” pretende engañar a los venezolanos. Pero, cómo creerles si:

1) Se prestan para farsas electorales, en comparsa con toda la desinstitucionalidad roja rojita que durante dos décadas anula todos los espacios que electoralmente gana la oposición. El mismo Henri Falcón quiso lavarse las manos desconociendo los resultados de las últimas presidenciales aludiendo que “el gobierno incumplió”, que estaban colmadas de irregularidades. ¿Cómo justificar que se preste para estas parlamentarias sí de condiciones mínimas pasamos a condiciones absurdas? Los argumentos que hoy esgrime este sector son incoherentes.

2) Lo dicho: en lugar de atacar al régimen, señalado como la peor corrupción del planeta desde la post guerra, con esquema global, se dedica atacar ferozmente las presuntas irregularidades administrativas de la oposición orgánica, reconocida.

3) En lugar de apoyarse en las instituciones designadas por la AN más votada en nuestra historia, la legitima interna e internacionalmente recurren a las “autoridades” que ha nombrado la ANC, institución ilegal e ilegítima impuesta a través de uno de los episodios más sangrientos de nuestra historia contemporánea.

4) Esta “Oposición Clap” sirvió de caballo de troya para que el Psuv tomara de facto la AN en 2020.

5) También le sirvió en bandeja de plata al chavismo la designación del CNE (más radicalmente rojo que el anterior), fueron sus representantes quienes lo solicitaron al TSJ express.

6) Como pago retributivo, el régimen les concede a estos líderes minoritarios, olvidados e impopulares las directivas de los partidos opositores de mayor envergadura.

7) Todos los candidatos que participarán en las próximas parlamentarias provendrán del Psuv y de esta oposición hermanada con el chavismo, eso elevan la cantidad de diputados al parlamento, el clientelismo más pagano de nuestra historia.

Lo que usted lee aquí es corroborable fácilmente con un mínimo esfuerzo investigativo. Puede estar o no de acuerdo, pero es la realidad y la política es justamente eso ¡Realidad!

La política venezolana pasó de ser arrastrada a la elementalidad, a la ficción, quienes detentan el poder y sus colaboradores recurren a argumentos fantasiosos, irreales, dignos de ciencia ficción que en nada son compatibles con la realidad, peor aún, empeora la ya muy dramática condición de sobrevivencia de los venezolanos. @leandrotango

Leandro Rodríguez Linárez