Los 4 Jinetes Acuerdalípticos

Leandro Rodríguez Linárez's picture

El sorpresivo acto del lunes 16 de septiembre, donde el régimen representado por Jorge Rodríguez y algunos políticos que se autorepresentan, no dejó de alarmar en un país que no tiene ni un solo día de paz ni quietud, sin embargo, fue solo eso, la avaricia de un puñado de líderes sin legitimidad alguna y un chavismo cada vez más desesperado.

De eso se trata, el régimen trata esquizofrénicamente de sustituir a cualquier precio a quien circunstancialmente ha sido su hueso más duro de roer en 20 años, Juan Guaidó, reconocido por la comunidad internacional determinante e influyente como presidente encargado de la república. Es por ello, que montaron un premeditado show, tipo Plan B, del cual saldrán muy mal parados y explicamos en sus 6 puntos el por qué:

1) Sí el chavismo decide volver a la AN bien por ellos, fue un error haberse ido, no hay nada que agradecerles, causaron un daño terrible a la patria, solo acepten su mea culpa y que, tardíamente, cumplan con algo de su deber.
2) ¿Acordar un nuevo CNE? El próximo CNE no debe ser un acuerdo ¡No señor! debe ser un órgano imparcial, profesional, apegado irrestrictamente a la letra constitucional, un CNE “acordado” es atentatorio contra su propia esencia. Ese punto del presunto acuerdo es peligrosísimo, en por ello que la elección constitucional de un nuevo CNE debe ser luego del cese de la usurpación, así no caer en desviaciones por amenazas ni sobornos.
3) Tampoco hay nada que agradecer sí llegan a liberar a los presos políticos, ello solo ratifica que sí lo eran. No hay nada que pueda resarcir el daño causado a esas personas, a sus familiares, a través de las desapariciones forzosas en las que se vieron envueltos, las torturas y todo tipo de vejámenes que sufrieron sus familiares al momento de visitarlos. Este punto en particular hunde más al régimen, corroborando las denuncias sustentadas en el “Informe Bachelet”
4) No es secreto para nadie, el Esequibo está por perderse porque desde era Chávez el gobierno cesó en su defensa permitiendo Guyana se apoderara de facto de nuestro territorio, habitándolo, institucionalizándolo, además, el chavismo incumplió con las exigwncias legales que debieron haberse realizado. Este punto del pacto, con esa oposición ilegítima, furtivamente busca el régimen comparta culpa al muy temido pero muy posible escenario de perdida de esa vital parte territorial venezolana.
5) En cuanto a rechazar las sanciones de las que son objeto personalidades del chavismo, por qué no mejor abordar las causas que motivaron las mismas; como la evasión inconstitucional del revocatorio 2016, las muertes por protestas anti ANC, así como la misma ANC inconstitucional e ilegítima, además de todos los procesos electorales perpetrados en el país desde 2017 al margen absoluto de la ley y preceptos democráticos. Sin mencionar las nefastas consecuencias económicas producto de leyes impuestas, inconsultas, antivenezolanas, por controles, racionamientos corruptos, expropiaciones, condicionantes a nuestras libertades/derechos y pare de contar. Ese punto también trata de exculpar al chavismo de sus desmanes ¡Qué clase de oposición real se prestaría para eso!
6) ¿Intercambio de petróleo por alimentos? Después de haber quebrado PDVSA, arruinado nuestros campos, de las ilegales expropiaciones, de haber reducido en 75% nuestro aparato productivo, abogar por un trueque de alimentos para que el régimen los utilice vilmente a través de las esclavizantes cajas CLAP pasma… Por dios Timoteo, Claudio, Eduardo, Henri ¡Tenga algo de respeto y amor a la patria! No actúen como jinetes apocalípticos.

Así, la verdadera oposición venezolana de este momento histórico, dentro y fuera del país, recae en la figura del presidente AN, ese presunto acuerdo, esa “oposición” falsificada como la que decidió participar en las presidenciales 2018, es un truco rojo rojito. No perdamos el rumbo, ni los objetivos, al menos hasta el 5 de enero 2020 la oposición gira en torno a Guaidó, lo demás es Fake. Con esta nueva treta, al gobierno le salió el tiro por la culata, al sorprenderse de esos absurdos “acuerdos” los venezolanos renovaron votos con Guaidó. @leandrotango
Leandro Rodríguez Linárez