Votar el 6D es absurdo

Leandro Rodríguez Linárez's picture

Como un acto que considero patriota me aferro a mi derecho de opinar acerca del 6D y sus nefastas consecuencias. Ejerzo mi derecho de abstenerme a votar en otro proceso electoral donde el chavismo impone partidos, candidatos, electores y resultados. Son este tipo de “elecciones” las que acarrearon las sanciones contra personalidades rojas y las que deslegitimaron al régimen despojándolo de todas las cualidades jurídicas y legítimas para administrar (fuera de la república) los activos, bienes y recursos del país… internamente aún lo hace a través de la violencia institucionalizada.

Por favor, pido lea las siguientes razones donde argumentamos:

1) Es un hecho. En estas parlamentarias no participa la oposición. Quienes se candidatean, autoproclamándose de esa manera, el parcializado TSJ en insólitas sentencias expropió las directivas de los principales partidos opositores otorgárselas a estos señores, lo que evidencia el previo acuerdo con el régimen de participar en el paralegal 6D. En resumen: Sí usted vota por el Psuv o por esa “oposición” da igual, el régimen no ve peligrar su proyecto. Votar el 6D es votar por el chavismo. No hay más opción.

2) Tal es el descaro que, el discurso electoral de los candidatos Psuv y el de esa pretendida “oposición” es exactamente igual: Votar porque sí (aunque existan condiciones absurdas); eliminar sanciones (a pesar las causas que las originan se agravan) y atacar ferozmente a la oposición legítimamente reconocida dentro y fuera del país… ¿Coincidencia? ¡No! En política no hay coincidencias.

3) Es absolutamente falso que constitucionalmente corresponde el turno a las parlamentarias, pues la Constitución también señala que el CNE y demás instituciones del Estado deben ser imparciales y no lo son, que los procesos electorales deben ser justos, transparentes y no lo son. O hay constitucionalidad en todo momento o simplemente no la hay, en Venezuela vivimos en la ruptura del hilo constitucional y democrático desde hace mucho tiempo.

4) Está hartamente demostrado que votar en condiciones mínimas o absurdas (como desde 2017) solo empeora las condiciones de vida de los venezolanos, posterior a cada evento de esta naturaleza la sobrevivencia de los venezolanos se complica cada vez más aprisa.

5) El chavismo electoralmente jamás pierde un espacio,. Cada gobernación, alcaldía o poder público que pierde les expropia recursos, competencias, facultades e impone un poder paralelo. Lo electoral en Venezuela murió hace mucho tiempo, el voto no premia, castiga ni genera cambios. En 22 años en el poder, el chavismo ha gobernado a sus anchas, sin límites.

6) En 17 años de votaciones en condiciones mínimas/absurdas, el chavismo vio fortalecer su proyecto, solo en los últimos 3 años de abstenciones se debilitó como nunca antes, perdió reconocimiento, pesan sobré él sanciones y acusaciones ¿Por qué retomar el suicidio de las elecciones en condiciones mínimas/absurdas? No tiene el menor sentido, al menos ninguno noble. La abstención está dando más frutos que cualquier otra lucha, pero debe ser acompañada de otras estrategias ¡Allí está el verdadero reto!

De este modo, demostramos empíricamente, no con rumores infundados, que votar el 6D, así como en cualquier otro proceso en similar circunstancia, es absurdo, solo depara un país en descomposición cada vez más acelerada. Mientras no haya constitucionalidad y democracia lo electoral es un suicidio o un trágico acto de cómplices. @leandrotango

Leandro Rodríguez Linárez