Informe confidencial de gran banco de EEUU sobre la situación hoy en Venezuela

Nelson Bocaranda's picture

Por razones obvias se me ha pedido la confidencialidad en torno a la institución financiera aunque, sin embargo, debo decir que está entre las siete más importantes de los Estados Unidos. El informe enviado a sus clientes corporativos da una visión interesante sobre el presidente Hugo Chávez, su enfermedad, el gobierno y la oposición. Para el banco “la oposición venezolana sigue actuando en gran medida al margen pues reacciona ante los acontecimientos en lugar de moverse de manera proactiva”.

Veamos la traducción del reporte:

Venezuela: Chávez continúa bajo observación: Chávez se recupera, pero persisten muchas preguntas

De vuelta en Caracas, el presidente Chávez ha proyectado una imagen que se está recuperando y en el mando, y ha calmado las tensiones internas por el momento.
El jueves ratificó a su actual vicepresidente y el gabinete, anulando los rumores de un inminente cambio.

Los medios internacionales han informado de que Chávez tiene el cáncer de colon, pero su diagnóstico preciso y el pronóstico siguen siendo un secreto de Estado. No podemos esperar a corto plazo la definición de las preguntas más importantes: la fecha de las elecciones de 2012 y si Chávez será el candidato del PSUV, hasta que haya una visión más clara sobre el pronóstico del presidente

El flujo de noticias en torno al regreso del Presidente Chávez en Venezuela sigue siendo muy fluido. Después de su aspecto pálido y débil en el anuncio del 30 de junio grabado en Cuba aceptando que sufre de cáncer, un suceso que dejó a sus seguidores en shock y depresión, la imagen de Chávez se ha recuperado con fuerza la semana pasada.

Primero fue su sorpresivo regreso a Caracas el 4 de julio, seguido de una alocución desde su balcón a sus partidarios por la noche. El 5 de julio, Chávez inició formalmente las celebraciones del Bicentenario de Venezuela con un conmovedor discurso patriótico (aunque él no participó en muchos eventos).

El jueves, Chávez fue aún más activo. En primer lugar, se dirigió a los cadetes de la Academia Militar (cantando y contando historias), anulando los rumores publicados de que regresaba a Cuba a seguir más tratamiento. Luego por la noche, presidió una reunión de gabinete, hablando la mayor parte del tiempo por más de una hora y media.
El más importante a corto plazo de los acontecimientos de ayer se produjo cuando Chávez ratificó el vicepresidente Jaua y al resto de su gabinete, dejando fría la especulación que circulaba ampliamente de cambios inminentes.

Chávez también sigue mencionando 2021 como fecha en la que tiene la intención de retirarse (aunque su lenguaje es más vago) e hizo una fuerte declaración de que su revolución no sería derrotada en elecciones de 2012 (para las que se precisa en su candidatura). En nuestra opinión, Chávez está claramente tratando de proyectar una imagen de que se está recuperando y sigue estando totalmente a cargo de su gobierno, lo que debería ayudar a calmar la especulación a corto plazo sobre las luchas de poder dentro de su movimiento. Dado que los rumores de remodelación del gabinete parecían venir de fuentes gubernamentales (incluso el vicepresidente Jaua sugirió que eran inminentes), Chávez también podría estar buscando transmitir un mensaje a los venezolanos de que no debe creer todo lo que oyen. Sin embargo la incertidumbre es probable que se quede presente en lo que sigue siendo un rumor impulsado por el medio ambiente venezolano, muy propenso a rumores de todo tipo.

Muchos observadores habían estado buscando un supuesto cambio en la vicepresidencia como una señal de relación con el posible sucesor de Chávez, si su diagnóstico de cáncer lo obliga a dejar el cargo o retirarse como candidato presidencial del PSUV para el 2012. Quedan muchas preguntas sobre la naturaleza precisa del diagnóstico y el pronóstico de Chávez, que no ha sido revelado oficialmente, pero que proporcionan información clave en cuanto a la probabilidad de que Chávez podría seguir buscando la reelección el próximo año. Reuters y el Wall Street Journal informaron que Chávez tiene cáncer de colon, citando fuentes anónimas cercanas al presidente, pero no queda claro cómo ha avanzado (es decir, la etapa 1-4), el cáncer. Chávez ha insinuado que va a recibir la quimioterapia, que sería más coherente con cáncer en etapa 3-4. En sus respectivas historias, los dos medios entrevistaron -por separado- oncólogos gastrointestinales sin el conocimiento de primera mano sobre el caso de Chávez. Ambos médicos coincidieron en que el uso de quimioterapia en el cáncer de colon en etapa 3 en promedio trae la probabilidad de supervivencia más allá de cinco años a niveles por encima de 70 %. Ninguna historia elabora mucho sobre la posibilidad de la etapa 4 de cáncer, que ha documentado el Diario del Instituto Nacional del Cáncer con un pronóstico mucho peor. (Fuente: Revista del Instituto Nacional del Cáncer, Vol. 96, N º 19, 6 de octubre de 2004; en particular, por el siguiente cuadro sobre las tasas de supervivencia del cáncer de colon en etapa).

En pocas palabras: el regreso de Chávez a Venezuela y su proyección de fuerza y ​​ liderazgo debería calmar las preocupaciones inmediatas sobre las luchas internas dentro de las filas del gobierno y los riesgos a corto plazo de la inestabilidad institucional. Sin embargo, como escribimos durante la enfermedad de Chávez que ella implica un cambio de juego dentro de la política venezolana, pero garantiza a corto plazo precaución, por el desconocimiento de la naturaleza precisa de un diagnóstico de Chávez que es la pieza clave de información que falta. También se está sin respuesta acerca de las elecciones de 2012. No podemos esperar a corto plazo la definición de las preguntas-la más crítica sobre la fecha de las elecciones de 2012 (tradicionalmente en diciembre, pero aún no confirmadas) y si Chávez será el candidato.

Hasta que en el PSUV no haya una visión más clara sobre el pronóstico de Chávez, que a su vez puede seguir siendo incierto durante meses, nada se puede asegurar con certeza. Sin embargo, en caso de que se aclare que Chávez no se puede correr en el año 2012, el riesgo de tensiones potencialmente desestabilizadoras dentro del chavismo en los próximos meses puede durar mucho más. Por su parte, todavía vemos la oposición en gran medida al margen, pues reacciona ante los acontecimientos en lugar de moverse de manera proactiva, y al menos en público sigue estando fiel a su compromiso de elecciones primarias para definir un candidato unificado en febrero de 2012.

Fuente: http://runrun.es/runrunes/21434/informe-confidencial-de-gran-banco-de-ee...