Runrunes

Nelson Bocaranda's picture

alto EN TORNO AL ORO: Son varias las aristas que tiene el tan sonado caso, descubierto solo por la filtración de un documento del Banco Central denunciado por el diputado Julio Montoya y no por la transparencia del régimen y sus jefes financieros...Por un lado un documento confidencial entre varios gobiernos y bancos europeos dónde atribuyen esa medida a las presiones principalmente de China, y en menor escala de Rusia y Brasil, para tener un respaldo a la enorme deuda que con ellos tiene el gobierno de Hugo Chávez y su desconfianza con la entrega de petróleo a futuro como se ha suscrito en documentos.
Los temores al ver que cada día la extracción de petróleo va en descenso, no por falta del mineral sino por el deterioro de la capacidad de extracción por parte de PDVSA (tanto que les está dando la opción a las transnacionales a invertir, explotar, cobrarse y darles el vuelto ante la incapacidad de la empresa roja rojita) ha puesto la angustia de no poder cobrar los préstamos en el primer escalón de sus prioridades. A Rusia se le deben miles de millones de dólares por la exagerada compra de armamento desde fusiles hasta aviones. A China, con la entrega a futuro de petróleo pagado por adelantado a precios de hoy, la angustia la consume. El llamado fondo chino ha sido exprimido al máximo y está seco. Brasil, en menor escala, tiene facturas por cobrar en el área alimentaria, equipos y servicios. Lo más grave de todo esto para Venezuela es que el petróleo venezolano ha sido desvirtuado en su esencia, por lo que muy pocos lo quieren tener como garantía al haber menos confianza en el manejo de la estatal PDVSA. Esta primera interpretación se basaría en la necesidad de tener depósitos de las reservas en sus bóvedas para garantizarse de un peligroso "default" de las deudas venezolanas. Algunos analistas han respaldado esta información y han llegado a afirmar que fue una "exigencia china que prefiere el oro venezolano en las bóvedas del BCV en Caracas que en el Barclay´s pues es la mejor garantía de las reservas". Una segunda interpretación aportó la Escuela de Economía de la UCV, universidad en la que se graduaron Nelson Merentes de Matemático y Jorge Giordani de Ingeniero Eléctrico. En el documento se insiste: "...la reubicación de nuestras inversiones en moneda extranjera, hará que las mismas queden bajo el control directo de quienes hoy, precisamente, son nuestros acreedores principales vía préstamos poco transparentes, de dudosa legalidad como es el caso de los préstamos en dólares, yuanes y rublos, provenientes de China y Rusia". Le señala José Guerra, el economista que firma el documento, que esos países Brasil, China o Rusia suelen mantener sus reservas en las plazas que hoy el Ejecutivo Nacional desea substituir; es decir, en la práctica, las reservas en divisas de la República permanecerán fundamentalmente en el mismo lugar, sólo que cambiará ahora la tenencia y el nombre jurídico de los cuentahabientes que las mantendrán". Ante la advertencia que la Escuela hizo en torno a que "la mayor proporción de reservas de esos tres países están denominadas en euros y dólares, y que tras las crisis rusa y brasileña de los noventa ni el real ni el rublo se consideran divisas" ya Merentes aclaró el domingo que seguirían en aquellas denominaciones a pesar del primer anuncio...

medio

MUY SERIA: En medio de la diatriba que ha provocado el tema pido su opinión a un destacado y muy respetado abogado, por muchos años ligado a diferentes bancos venezolanos, como es el Dr. Luis Esteban Palacios. Por escrito me pasa su siempre ecuánime y acertado criterio: "El país de América con menos reservas monetarias en números absolutos es Venezuela. De acuerdo con las cifras al cierre del 2009, Venezuela era el quinto país con niveles relativos de reserva más alto de América Latina y el Caribe. La forma correcta de evaluar las reservas es en términos relativos y no absoluto como un porcentaje del PIB o en número de meses equivalente de importaciones. La traída del oro a Venezuela no es el problema principal que enfrentamos. Las reservas en oro estuvieron en el Banco Central de Venezuela hasta mediados de los años 80. La razón de enviarlos al exterior era la de poder girar obligaciones contra esas reservas que están debidamente certificadas. La traída de las reservas a Venezuela haría más complicado la certificación de esas reservas, por lo cual sería difícil sino imposible girar contra ellas en el mercado internacional. El problema se presenta realmente cuando las reservas en efectivo se entregan a los países acreedores de Venezuela; es decir, China Rusia y Brasil quienes pudieran compensar contra las acreencias que tienen. Las reservas internacionales se conforman en dos grupos: Operativa que son los recursos líquidos que serán enviados a China, Rusia y Brasil y las no operativas: el oro y los derechos especiales de giro. El oro será traído a Venezuela. Las reservas internacionales de Venezuela están compuestas ¾ partes en oro y ¼ parte en monedas. Esto presenta un problema por cuanto el oro está sujeto a altas y bajas en el mercado, lo cual hace depender las reservas del precio del oro. El oro son 18.294 millones de dólares (365,72 toneladas aproximadamente). Las reservas operativas se encuentran denominadas en dólares estadounidense, en euro y libras esterlinas, entre otras instituciones financieras y en el Banco de Pagos Internacionales de Basilea. La repatriación del oro simplificaría la posibilidad de su venta, ya que mientras estén en un banco en el exterior debe notificarse a dicho banco cualquier venta que se haga; en cambio, estando en el BCV se puede proceder a su venta sin ninguna notificación. La discusión o las observaciones a esta operación deberían dirigirse más al destino de las reservas operativas que a la transferencia del oro. De paso traer el oro a Venezuela es una operación sumamente costosa que algunos han estimados entre 300 y 500 millones de dólares a los cuales debe agregarse los riesgos que conlleva un traslado como este. Los reclamos contra Venezuela que se están discutiendo en los tribunales arbitrales suman cerca de 18 mil millones de dólares, lo cual evidentemente implica un riesgo no para las reservas -que en principio no pueden embargarse dependiendo de la institución donde estén depositadas- sino para los bienes y productos de exportación del Gobierno de Venezuela, los cuales si son embargables"....

bajo

VARIOPINTOS: La molestia del gobierno ante la revelación del documento ha sido, una vez más, tratar de descalificar a los políticos de la oposición que han denunciado el truco montado en secreto por los rojos y por eso las acusaciones de desestabilización y golpismo... Cuando vino la presentación de los ministros en la Asamblea le faltó fuelle a los demócratas en materia económica mas no política...La salud de Fidel Castro tuvo una recaída el domingo. Aunque fue superada hay preocupación en Miraflores...

Fuente: http://www.eluniversal.com/2011/08/23/runrunes.shtml