El bolívar es polvo cósmico

Omar Ávila's picture

La inflación de las últimas dos semanas ha sido devastadora, -la más alta hasta ahora en lo que va de año-, lo que conlleva al aumento desmedido de las divisas y a una devaluación mayor en el día a día.
Todo esto es debido a que el Estado venezolano se quedó sin capacidad de generar ingresos, por lo que depende de los bolívares que crea a través del BCV artificialmente. El problema es más grave de lo que dicen muchos, de que el tipo de cambio está subiendo porque el gobierno está en campaña. Es un problema estructural, que va mucho más allá de una coyuntura política.

Lo cierto es que Nicolás y su combo prometieron acabar con el “dólar criminal”, y quien quedó pulverizada fue nuestra unidad monetaria. Este Socialismo del Siglo XXI acabó con nuestro bolívar desde hace rato, desde cuando le pusieron apellido: primero “fuerte”, luego “soberano”.

Es producto de un modelo económico arcaico, fracasado y de destrucción total que nos ha llevado a que hoy seamos pobres millonarios. No podemos olvidar que toda esta debacle comenzó luego de que el “Intergaláctico” pidió el famoso millardito.

Pero además hay que recordar que los primeros 3 ceros que le quitaron a nuestra moneda fue en el año 2008, con Chávez vivo y sin sanciones -otra excusa- que usa de manera recurrente el régimen madurista para buscar de justificar los más de 3 años que llevamos en hiperinflación, los 28 trimestres que llevamos en depresión económica.

Es propicia la ocasión para recordar que en países con fuertes sanciones como China, Rusia, Siria y Cuba el salario no ha disminuido. Incluso en Cuba se ha duplicado. En la Venezuela heredada por el llamado “presidente obrero”, el salario ha disminuido en 94%, que ni siquiera alcanza para comprar medio cartón de huevos. Por cierto en Irán, país con muchísimas más sanciones que las que tiene nuestro país, una persona gana 341,93$, produce combustible al punto que tiene excedentes para exportar y ni hablar de China que con todo y las sanciones sigue siendo el país con mayor crecimiento del mundo, y es una de las tres economías más fuertes del planeta.

El bolívar por ahora solo sirve para pagar un pasaje de ruta corta, para recargar un poco de saldo a un teléfono, y digo por ahora porque continua perdiendo valor estrepitosamente. Y el único culpable de la destrucción de nuestra moneda, es esta llamada Revolución, en el que hace un año el valor de un dólar era de 38.395,70 bolívares, hoy pasa del millón, es decir ha aumentado 27 veces.

Destrucción que es en todos los ámbitos, la involución es tal que nuestras reservas internacionales son las equivalentes a hace 50 años, nuestra empresa de manufactura están a un nivel similar a lo que teníamos por allá en 1950, y ni hablar de la producción petrolera con la cual retrocedimos prácticamente un siglo completo.

Desde Unidad Visión Venezuela estamos claros que para poder abordar con éxito la crisis económica el país requiere de consenso y al respecto estaremos haciendo en los próximos días anuncios importantes.

Podemos darnos el lujo de no ponernos de acuerdo en lo político, pero es urgente poder darle respuesta a la mayoría de los venezolanos, a ese clamor de tener mejores servicios, seguridad social y alimentaria, en fin, mejor calidad de vida, y eso solo es posible mediante un gran acuerdo nacional. Necesitamos de mucha inversión, recuperar y activar el empresariado nacional, reactivar la industria petrolera y detener la hiperinflación que sabemos que está propagando el hambre y la miseria. @omaravila2010

Omar Ávila
dip.omaravila@gmail.com